viernes, 21 de diciembre de 2012

Petits Fours de Frambuesa - Día 21


Ingredientes :

5 cucharadas de Agua
75 grs de Azúcar
½ cucharadita de Extracto de Vainilla

200 grs de Mantequilla
200 grs de Azúcar
4 Huevos
200 grs de Harina con Levadura
½ cucharadita de Extracto de Vainilla

150 grs de Mazapán





Preparación :

Empezamos preparando el sirope. Para ello ponemos el azúcar y el agua en un cacito y lo llevamos a ebullición. Una vez que se disuelva el azúcar, lo retiramos del fuego y lo pasamos a un bol, para que se enfríe antes. Una vez frío le añadimos el sabor elegido, en este caso vainilla, pero podía haber sido perfectamente un extracto de frambuesa.

También prepararemos, por lo menos con un día de antelación, las decoraciones de acebo. Teñimos un trozo de pasta de azúcar blanca, con tinte verde. Lo extendemos sobre un tapete de silicona, que habremos embadurnado con un poco de crisco o de azúcar glas, y lo cortamos con ayuda de un cortador con expulsor, con forma de hojas de acebo. Dejamos secar toda la noche las hojas, que habremos colocado sobre un papel de horno, en una bandeja y que habremos tapado con un paño seco.


Lo siguiente será preparar el bizcocho, que en esta ocasión es un Victoria Sponge. Precalentamos el horno a 180ºC.

Ponemos la mantequilla, a temperatura ambiente, junto con el azúcar, en el recipiente de la amasadora y los mezclamos con la pala, hasta obtener una masa pálida y esponjosa. Añadimos el extracto de vainilla y seguimos mezclando.

Batimos los huevos en otro recipiente y los vamos añadiendo a la mezcla anterior, poco a poco, mezclando a velocidad media, esperando a que se integre una parte, para seguir echando el resto.

Una vez que los huevos se hayan integrado, incorporamos la harina a baja velocidad.

Forramos con papel de horno y engrasamos un molde cuadrado de 20 x 20 cm. Volcamos la masa sobre él y alisamos la superficie. Lo metemos al horno y horneamos unos 30 minutos, hasta que el bizcocho este tostado y bien hecho por dentro. Si hiciera falta lo dejamos un rato más. Comprobamos esto, introduciendo un palillo y si sale limpio. El bizcocho estará listo.

Lo sacamos del horno y lo dejamos enfriar sobre una rejilla, sin desmoldar, durante 15 minutos.

Entonces lo pinchamos con un palillo por todas partes y lo empapamos con 100 ml del sirope que teníamos preparado. Una vez que se enfríe totalmente, lo desmoldamos y lo ponemos sobre una rejilla.


Una vez que el bizcocho haya reposado y enfriado totalmente sobre la rejilla, lo mejor es envolverlo en papel de aluminio y guardarlo en el frigorífico durante toda la noche. Será más fácil trabajarlo y no se desmigará tanto.

Al día siguiente, sacamos el bizcocho del frigorífico y lo cortamos en tres capas, con ayuda de un cortador de bizcochos o con un cuchillo de sierra. Recortamos el bizcocho por los cuatro costados para igualarlo.

Separamos, con ayuda de una pala, las tres capas. Cubrimos la última capa con la pasta de frambuesa, extendiéndola con ayuda de una espátula. Colocamos encima la capa de en medio del bizcocho y la cubrimos también con frambuesa. Hacemos lo mismo con la tercera capa.


Espolvoreamos la superficie de trabajo con azúcar glas y extendemos el mazapán con ayuda de un rodillo. Lo cortamos del mismo tamaño que la superficie del bizcocho y con cuidado, lo colocamos sobre la última capa de pasta de frambuesas. Una vez montado de nuevo todo el bizcocho, lo cortamos en 16 (4 x 4) trozos, con ayuda de un cuchillo de sierra.


Preparamos el fondant líquido según nos indique el fabricante. En mi caso, simplemente hay que mezclar el preparado con agua caliente y batir bien. Para trabajarlo mejor, lo he mantenido al baño maría a baja temperatura. Añadimos unas gotas de colorante rojo navidad y seguimos removiendo.

Tendremos preparada una rejilla, colocada sobre una bandeja, para recuperar todo el exceso de fondant. Con mucho cuidado, vamos cogiendo los cubos de bizcocho y los introducimos en el fondant, para bañarlos por todas partes, excepto por la base. Realmente es un poco pringoso, pero es mejor hacerlo rápido y sin pensarlo. E inmediatamente los colocamos sobre la rejilla. Si quedara mal cubierto por algún lado, nos ayudamos con el dorso de una cucharilla y arreglamos un poco toda la superficie del bizcocho.


Una vez que tengamos todos los pastelitos cubiertos de fondant y que hayan escurrido todo el exceso, los pasamos a una bandeja cubierta de papel de horno y los decoramos.

Ponemos sobre cada pastelito unas hojas de acebo. Si el fondant está todavía blando, se pegarán directamente, si no les ponemos un poco de fondant o de Sirope de maíz o pegamento comestible, en el dorso de las hojas de acebo y las pegamos sobre el pastelito.

Con ayuda de un pincel ponemos una gota de pegamento en el centro de las hojas y colocamos tres bolitas rojas, presionándolas un poco para asegurarlas bien. Dejamos secar los pastelitos unas cuantas horas antes de comerlos.


Hoy os presento unos pastelitos preciosos y deliciosos, para el día 21 del Calendario de Adviento. Unos pastelitos que tenía que haber preparado hace mucho tiempo, pero que por una cosa o por otra, no he hecho hasta ahora. !!Cuánto tiempo perdido!!!


Hace ya casi tres años, Lola, de “Lola en la cocina”, publicó unos petits fours preciosos y desde ese mismo momento sabía que los quería hacer. Un año después, volvió a publicar la receta mejorada, corregida y con un paso a paso estupendo, y volví a tener claro que los tenía que hacer. Pues bien, unos meses después, Lola vino a mi casa y nos trajo los pastelitos de regalo. Una verdadera maravilla!!! Ahora ya no solo quería hacerlos porque me gustaba verlos, sino porque también los había probado….

No contenta con eso, Lola, el año pasado, me mando para mi cumpleaños todo el kit para preparar los pastelitos: la pasta de frambuesa, de limón, de violeta, el preparado de fondant líquido de frambuesa, de limón,…… Bueno, pues he tardado un año en prepararlos!!!!


Y como me decidí en plena campaña navideña y para que no compararais los míos con los suyos, decidí hacerlos de Navidad. Y como dice mi amiga Virginia, los he hecho como de Bilbao. En vez de sacar 30 pastelitos como hizo Lola, yo he hecho solo 16. Un poquito más grandes….. por eso, aunque los he llamado Petits Fours, realmente no cumplían los requisitos, debería haberles llamado Grands Fours…. en mi línea…



La receta original es del libro "Cake Chic" de Peggy Porschen. Ella, además, después de cubrirlos con fondant, baña la base en chocolate…. Yo no he llegado a tanto, bastante ensucié toda la cocina con el fondant, la frambuesa y el bizcocho, como para rematar además todo con chocolate!!!

Pero el resultado ha merecido la pena, han sido todo un éxito. Y la clave, además de tener una maestra insuperable, creo que ha sido el hecho de usar esa pasta de frambuesas que es ácida (un contraste perfecto a tanto azúcar y sirope…) y ese fondant con sabor a frambuesa, que realza el sabor del bizcocho de una manera espectacular!!!

10 comentarios:

  1. Preciosos los colores, el brillo y lo dulce de este postre merece un lugar de honor en nuestras mesas.
    Besos.
    JUEGO DE SABORES

    ResponderEliminar
  2. A mi me da pena comermelo.. pero mira que haceis maravillas con el fondant ! Da gusto verlas.. besitos!!

    ResponderEliminar
  3. Begoña, a todo le llega su momento y seguro que el tiempo de espera ha sido para bien, porque te han quedado espectaculares con ese color rojo y esos adornos navideños.
    No se me había ocurrido usar la pasta de frambuesa tal cual y la verdad es que tiene que quedar muy bien el contraste ácido con tanto dulce...habrá que hacerlos de nuevo!
    Ahora nos tenemos que poner un nuevo reto que me parece que empieza por m...
    Un besazo.

    ResponderEliminar
  4. Que bonitos!!!!!.Donde puedo encontrar esos ingredientes???

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En el listado de ingredientes, he puesto los enlaces donde se puede comprar cada uno. Si te pones encima de cada palabra, puedes acceder a ellos.
      Un saludo, Begoña

      Eliminar
  5. Madre mía que pinta!!!!
    Eso tiene que estar de muerte!!!
    La verdad que da pena comerselo.
    Besos y feliz Navidad

    ResponderEliminar
  6. Yo creo que ha merecido la pena la espera... por que tienen una pinta deliciosa.
    Y mejor Grands Fours.. esa es también mi opción.
    Estéticamente bellisimmos.
    Feliz Navidad.Bss

    ResponderEliminar
  7. wahou!! ils sont trop beaux avec les jolies couleurs de noel!!
    très bonne fêtes de fin d'année!!

    ResponderEliminar
  8. Maravillosos, lo del fondant líquido es nuevo para mí. Esta receta la dejo para artistas como vosotras, para mí lo veo algo complicado. Son tan bonitos que deberías dejarlos como decoración o hacerles fotos y decorar con ellas el Taller :)

    ResponderEliminar