martes, 18 de diciembre de 2012

Pastel de Cabracho - Día 18


Ingredientes :

1 Cabracho
1 Puerro
1 Zanahoria
150 ml de Salsa de Tomate
150 ml de Nata
4 Huevos
Sal
Pimienta Blanca
Mayonesa
Tomates rama
Lechuga



Preparación :

Pelamos el puerro y la zanahoria y los ponemos en un cazo con agua y sal. Añadimos el cabracho limpio, desescamado y sin cabeza. Lo dejamos hervir unos 15/20 minutos, hasta que esté hecho por dentro. Lo colamos y lo dejamos enfriar un poco.


Precalentamos el horno a 200ºC y colocamos dentro un recipiente con agua para hacer un baño maria.

En cuanto podamos manejarlo, le quitamos la piel, la espina central y todas las espinas laterales. Dejamos la carne limpia y la desmenuzamos. La reservamos.

Engrasamos los moldes que vayamos a utilizar. Yo he usado moldes de cupcakes, pero podemos hacerlo en un molde grande con la forma que más nos guste o dependiendo de cómo queramos presentarlo.


Batimos los huevos en un bol, los salpimentamos y les añadimos la nata y la salsa de tomate. Batimos hasta que la mezcla sea totalmente homogénea. Incorporamos el pescado desmenuzado y mezclamos bien.

Vertemos la mezcla en los moldes y los introducimos en el horno dentro del agua. El tiempo de cocción dependerá del molde elegido, pero variará entre los 45/75 minutos. Comprobaremos la cocción con ayuda de una aguja. Y si se tuesta demasiado la superficie, podemos cubrirla con papel aluminio.


Una vez listos, los sacamos del horno, los dejamos enfriar unos minutos en el molde y después los desmoldamos sobre una bandeja. Una vez que se hayan enfriado, los servimos decorados con mayonesa y acompañados de un poco de lechuga y tomates.


Todo un clásico de la Nueva Cocina Vasca. Receta estrella de los comienzos de Juan Mari Arzak. Y hoy, la receta nº 18 de mi calendario de Adviento.

Hace mucho tiempo publiqué el “Pastel de Merluza” y ya os comentaba que en mi casa se hacían estos pasteles de pescado mucho antes de que los pusiera de moda Arzak y que entonces se hacían sin nata.

En el año 86 se editó un libro “La Cocina Vasca de ayer, hoy y mañana”, que yo creo que fue el primer libro que recopiló todas las recetas del fenómeno gastronómico, que supuso la Nueva Cocina Vasca, de la década 76/86. Visto ahora, es un libro curioso, porque es una recopilación de recetas de todos los grandes restaurantes vascos del momento y todos los “grandes” aportaron su conocimiento. Si vierais las pocas fotos que tiene….. peor que las mías. Qué tiempos!!!! No han cambiado nada las cosas….


Pero eso si, las recetas no tienen desperdicio!!! Revisando el libro, he encontrado algunas recetas que en su momento fueron la bomba y que yo tenía totalmente olvidadas… Fue el comienzo de la utilización de la nata en la cocina, de la apertura a nuevos ingredientes y a nuevas técnicas, y de un cambio total en las cartas de los restaurantes. Ya os contaré más cosas de este libro, porque es muy interesante. Y he recuperado una receta…. ya la veréis!!

Hoy lo que nos ocupa es este pastel de cabracho (o Kabrarroca, que yo encuentro en Eroski), un pastel sencillísimo, que en esta ocasión lo he preparado en formato individual, para servirlo como aperitivo. He adaptado las cantidades de la receta, a la cantidad de pescado que yo tenía. Arzak lo prepara con 500 grs de cabracho, 250 ml de salsa de tomate y nata y 8 huevos... un gran pastel. Y he adaptado también la temperatura del horno, él lo hornea a 225ºC....

Una receta fácil, sabrosa y que se deja preparada con antelación. Ideal para estas fiestas!!!

15 comentarios:

  1. Qué rico, ha sido un cúmulo de casualidades ya que Su también lo ha publicado y yo además he decidido volver a enseñar tu pastel de merluza, pastel que nos encanto cuando lo hicimos hará unos 3 años.

    Se ve delicioso, sin duda ese libro nos va a enseñar muchas recetas desconocidas para nosotros que serán igual de ricas que ésta.

    Un día haré este pastel, como también le he comentado a Su.

    ResponderEliminar
  2. Un buen pastel para llevar a la mesa en un día festivo.
    Un abrazo.
    JUEGO DE SABORES

    ResponderEliminar
  3. Me encanta, una buena receta y se puede preparar con antelación, para estos días

    ResponderEliminar
  4. espectacular, asi de claro. Que pasada y que monos, nunca lo he hecho de cabracho y es el autentico, me has animado a ello :) besucosss

    ResponderEliminar
  5. Me encanta si que recuerdo la primera vez que lo comí en casa de unos amigos y la sorpresa que lleve al probarlo, la sensación de suavidad junto con el delicioso sabor.. me lo has hecho recordar hoy..! Muchas gracias, besitos!

    ResponderEliminar
  6. Tiene que estar superdelicioso y como ando buscando cosillas nuevas para Nochebuena, me quedo con la copla. Un besazo y Feliz Navidad!!

    ResponderEliminar
  7. ¡¡Qué bueno el pastel de cabracho!!.. Me parece una gran idea para estas fiestas. Gracias.
    Besos!!
    OTRO DÍA PERFECTO
    http://perfectodia.blogspot.com.es

    ResponderEliminar
  8. Qué pastel tan rico, viene de lujo hacer recetitas de estas para las fiestas porque no implican mucho trabajo y las puedes tener hechas con antelación. BEsos

    ResponderEliminar
  9. Hola Begoña.

    Una receta clásica que estará presentan en muchas casas, y tu versión indiviaul está fantástica. Te quedó estupenda.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  10. Unos pastelitos deliciosos,asi en individual quedan perfectos.
    Bon Nadal Begoña!
    Besets.

    ResponderEliminar
  11. Me encanta la idea de hacerlos así individuales.
    besos

    ResponderEliminar
  12. Me ha encantado la idea de hacerlo en moldes pequeños, qué bien se han desmoldado. Este pastel me encanta, así que probaré esta receta. Espero más recetas del libro :)

    ResponderEliminar