martes, 1 de diciembre de 2015

Tarta de Setas y Castañas

Ingredientes :

220 grs de Harina
50 grs de Queso Mimolette
120 grs de Mantequilla
1 cucharada de Comino molido

450 grs de Setas (champiñones, níscalos, setas de cardo,….)
300 grs de Castañas
250 grs de Queso Philadelphia
220 grs de Zanahorias
1 Cebolla
80 grs de Queso Mimolette
Aceite de Oliva Virgen Extra
Un puñado de Nueces Pecanas
2 dientes de Ajo
Perejil
Sal
Pimienta Negra
Preparación :

Precalentamos el horno a 180ºC. Rallamos el queso Mimolette y ponemos a cocer las castañas en agua hirviendo, durante 5 minutos para facilitar el pelado. Antes de echar las castañas al agua les hacemos un corte y deberemos pelarlas antes de que se enfríen.


Cuando hayamos pelado las castañas, trituramos 200 gramos hasta dejarlas en trocitos muy pequeños, pero sin llegar a hacerlas polvo. El resto de las castañas las partimos en trozos más pequeños con las manos

Preparamos la masa para la base de la tarta. Ponemos la harina con el queso rallado en el recipiente de la amasadora y los mezclamos con la pala. Añadimos el comino y la mantequilla fría en trozos. Se formará como una especie de arena gruesa a la que añadiremos una cucharada de agua fría para poder formar una bola. La cerramos con film transparente y la guardamos en el frigorífico durante media hora.

Pasado ese tiempo, sacamos la bola de masa y la estiramos entre dos papeles de horno. Si hiciera falta, la volvemos a meter al frío, para que se despegue bien del papel. Cubrimos el fondo de un molde, de fondo desmoldable, con papel de horno y lo engrasamos bien.

Cubrimos el molde con la masa que teníamos estirada y lo adaptamos bien, recortando la masa que sobresalga. Cubrimos el molde con film transparente y lo metemos a enfriar, mientras preparamos el relleno.
Pelamos la cebolla y los dientes de ajo y cortamos la primera en juliana fina y los ajos en trocitos pequeños. Pelamos las zanahorias y la cortamos en juliana. Limpiamos los champiñones y las setas y si hiciera falta, las troceamos. Las salteamos en una sartén, sin añadirles nada más, para que suelten el agua y las reservamos.

Cubrimos el fondo de una sartén con aceite y pochamos la cebolla a fuego medio, estando pendiente de ella, para que se ponga tierna, pero no llegue a coger color. Añadimos la mitad de las setas, las zanahorias ralladas, el ajo y perejil picado. Salpimentamos y dejamos que se cocine todo junto unos 5 minutos.

Mientras tanto, sacamos el molde con la masa del frigorífico y lo cubrimos de papel de horno y le ponemos unos pesos (garbanzos) para hornear la base en blanco. La horneamos 15 minutos.

Preparamos ahora la mezcla de queso Philadelphia (que tendremos a temperatura ambiente) con los 200 grs de castañas trituradas. Ponemos los dos ingredientes en un bol y los mezclamos con ayuda de un tenedor. Salpimentamos.
Sacamos el molde del horno, retiramos los pesos y cubrimos el fondo de la tarta con la mezcla de castañas y queso. Alisamos la superficie con la ayuda de una espátula. Vertemos la mezcla de verduras y setas sobre esta capa de queso, los alisamos y horneamos durante 30 minutos.

El resto de las setas, las salteamos en una sartén con un poco de aceite, les añadimos perejil picado, las salpimentamos y les añadimos las nueces pecanas troceadas y las castañas que habíamos reservado. Removemos todo bien y dejamos que se cocine todo junto unos minutos.

Sacamos la tarta del horno, cuando esté bien dorada y le añadimos esta última preparación. La alisamos bien y espolvoreamos por encima perejil picado y el queso Mimolette rallado, que teníamos reservado. 
Servimos la tarta acompañada de una buena ensalada. Aunque en esta ocasión ha servido como entrante de la “comida del Pavo”, es una tarta que sirve para cualquier ocasión. Sabrosa, preciosa y desde luego triunfó en el mesa.

La receta es de la revista “Saveurs” de Octubre 2015. 

** En cuanto pueda, vuelvo a preparar esta tarta y le haré unas fotos en condiciones. Las que he publicado no le hacen justicia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada