jueves, 1 de marzo de 2012

Tarta de Ajos caramelizados

Ingredientes :

1 lámina de Hojaldre
1 ½ cabezas de Ajos
1 cucharada de Aceite de Oliva
1cucharadita de Vinagre Balsámico
220 ml de Agua
1 cucharadita de Azúcar
1 cucharadita de Romero
1 cucharadita de Tomillo
120 grs de Queso de Cabra
120 grs de Mature Cheddar
2 Huevos
200 ml de Nata
Sal
Pimienta Negra
Romero fresco 

Preparación :

Preparamos un molde redondo de 28 cm., poco profundo y de fondo movible. Lo engrasamos y cubrimos el fondo con papel de horno. Estiramos la lámina de hojaldre y cubrimos el molde con ella. La ajustamos bien y la cubrimos con el mismo papel en el que viene envuelto. Metemos el molde al frigorífico 20 minutos.

Precalentamos el horno a 180ºC. Llenamos el molde de pesos para hornear en blanco (garbanzos….) y lo horneamos 20 minutos. Le quitamos los pesos y lo horneamos 5 minutos más. Lo sacamos del horno y lo dejamos enfriar dentro del molde, sobre una rejilla.

Mientras se hornea la base de la tarta, caramelizamos los ajos. Pelamos todos los dientes de ajo y los ponemos  en una sartén cubiertos de agua. Dejamos que hierva el agua y los cocemos durante 3 minutos. Los escurrimos bien.

Volvemos a poner los ajos en la misma sartén y añadimos el aceite de oliva. Freímos los ajos 2 minutos. Añadimos el vinagre y el agua y llevamos a ebullición. Lo dejamos a fuego medio durante 10 minutos. Entonces añadimos el azúcar, el romero y el tomillo y salamos a nuestro gusto. Dejamos que se cocine otros 10 minutos o hasta que se haya evaporado todo el líquido y los ajos empiecen a caramelizarse y a tomar un color oscuro. Reservamos.

Ahora ya podemos preparar la tarta. Cortamos los dos tipos de queso en cubitos y los esparcimos por la base de hojaldre horneada. Esparcimos también los dientes de ajo caramelizados y vertemos el jugo que haya quedado en la sartén. Batimos en un bol aparte los huevos con la nata y un poco de sal y pimienta. Vertemos esta crema sobre la tarta, asegurándonos de que los ajos sobresalgan de la misma, en la superficie y  la decoramos con unas ramitas de tomillo fresco.

Reducimos la temperatura del horno a 160ºC y horneamos la tarta entre 35/45 minutos, hasta que la superficie esté dorada. La sacamos del horno, dejamos que se enfríe unos minutos y desmoldamos. La servimos caliente, acompañada de una buena ensalada.


Había visto esta receta en algunos blogs (Cris, Nélida, Marilu,…) y siempre me había quedado con las ganas de probarla. En mi último viaje a Gibraltar, compré el segundo libro del genial Yotam Ottolengui, “Plenty” y al verla ahí publicada, ya no pude resistir más, tenía que hacerla.

Pensé que en mi casa no iba a gustar, pero me equivoqué totalmente, les encanto!!! Y es que la verdad, la tarta resulta tan sabrosa con esa mezcla de quesos y ajo, tan suave, aunque no lo parezca y me parece tan bonita, que creo que no debéis esperar más para probarla. Un acierto!!

20 comentarios:

  1. Menuda pinta tiene¡¡¡¡¡ y eso que no me gustan los ajos.

    ResponderEliminar
  2. Bueno bueno que pinta por favor, tiene que estar deliciosa y además muy original.

    besos

    ResponderEliminar
  3. Qué tarta más original!
    A mi me madre le encantan los ajos, asique, creo que cuando se la enseñe la hace seguro! un besico

    ResponderEliminar
  4. Nunca la había visto, tengo curiosidad por cómo sabe

    ResponderEliminar
  5. Bego wapa tiene una pinta increible asi ke la pruebo en breve me guardo la receta!! te ha quedao genial y creo ke me va a gustar!! mil besos wapisimama

    ResponderEliminar
  6. Tremenda! En casa nos encanta el ajo, los quesos, el tomillo y el romero... Me dan muchas ganas de ponerme a hacerla ahora mismo.
    Besos y gracias por pasar por el Facebook,
    Vero

    ResponderEliminar
  7. Pero que maravilla!! Me encanta! Adoro el ajo y el queso!! esta receta me la apunto, muchas gracias por subirla!

    ResponderEliminar
  8. En una palabra.....ESPECTACULAR!!!....
    Cómo sea la preparo, esto a mi me fascina..... está divina......
    Gracias por la receta...
    Besitos.

    ResponderEliminar
  9. Rica y original, un plato redondo.
    Besitos

    ResponderEliminar
  10. Que pinta por favor, no apta para V.Beckam! jejeje viva el ajo!

    ResponderEliminar
  11. qué original Begoña, madre mía tiene una pinta buenísima!

    ResponderEliminar
  12. Qué estupenda tarta salada, me encanta!

    ResponderEliminar
  13. Me parece impresionante de buena y de original.
    Guardada que esta en casa, a mi marido, le tiene que encantar.
    Besos.

    ResponderEliminar
  14. Vaya combinación tan original has puesto en tu quiché, me encantará probarla!!!

    ResponderEliminar
  15. Dios, ¡qué delicia!
    Una receta estupenda!!

    ResponderEliminar
  16. No sé si algún día me animaré a hacer esta receta, pero me parece de lo más brutal. Soy de los que les gusta el ajo y esto tiene que ser una auténtica pasada. Igual algún día me animo a hacer una pequeñita para consumo propio.
    Gracias, Begoña.
    Bs.
    Carlos, de Vegetal... y tal.
    http://vegetalytal.blogspot.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Carlos, cuando redacté la receta me acordé de ti, porque este segundo libro de Ottolenghi, es de recetas vegetarianas. Impresionante. No dejes de probarla, porque en contra de lo que pueda parecer, resulta super suave. Tengo publicado un rissoto con ajos asados y queso de cabra, que le pasa lo mismo, es una delicia.
      Y no te pierdas la entrada que he puesto hoy, que también te va a gustar....
      Un saludo, Begoña

      Eliminar
  17. Impresionante Begoña, estoy segura de que me gusta esa tarta, pero si la hago mi Antonio se me muere, jejejej, odia los ajos a muerrrte y así blanditos no puede ni verlos, jejej, manías!!! porque a mí me encantan, y esa tarta me parece de lo más original..

    Un besito!!

    ResponderEliminar
  18. Ohh, es de mi tartas favoritas, no puedo resistorme a ella, es tan especial, sólo quiero ir a Londres para ir a Ottolenghi.Besos

    ResponderEliminar