martes, 13 de septiembre de 2011

Risotto de Ajos asados y Queso de Cabra, con Romero

Ingredientes :

1 cabeza de Ajo
6 rodajas de Queso de Cabra
1,5 litros de Caldo Limpio
1 Cebolla Roja
500 grs de Arroz Arborio
100 ml de Vino Blanco
200 grs de Queso suave de Cabra
50 grs de Queso Parmesano
Aceite de Oliva
Romero fresco
Sal
Pimienta Negra
Preparación :

Precalentamos el horno a 180ºC. Ponemos en un cuenco los dientes de ajo pelados y les añadimos aceite, sal y pimienta. Mezclamos bien. Cortamos un cuadrado de papel de aluminio y ponemos los ajos en el centro. Cerramos bien el paquete y lo horneamos 20 minutos. Pasado ese tiempo, hacemos un agujero en el paquete y lo horneamos otros 10 minutos más. Los sacamos del horno y reservamos.
Ponemos las rodajas de queso de cabra en una fuente de horno forrada con papel o con un tapete antiadherente. Las pintamos de aceite de oliva y les ponemos una ramita de romero encima. Espolvoreamos un poco de pimienta negra y reservamos. Encendemos el grill.

Ponemos el caldo a calentar en un cazo. En una cazuela de fondo grueso, cubrimos el fondo con aceite. Picamos la cebolla muy pequeña y la rehogamos a fuego medio hasta que esté pochada, sin coger color. Entonces añadimos los dientes de ajo asados y unas ramitas de romero picadas. Rehogamos 5 minutos más y añadimos el arroz, removiéndolo bien para que se impregne bien del aceite.
Añadimos el vino blanco y removemos bien, hasta que el alcohol se evapore y el arroz se impregne totalmente. Entonces empezamos a añadir el caldo cazo a cazo, sin dejar de remover y esperando a que el arroz absorba un cazo, para añadir el siguiente. Removemos con cuidado para no romper los granos de arroz.

A mitad de la cocción del arroz, introducimos el queso en el grill para que se dore. Lo sacamos en cuanto la superficie se haya gratinado. Seguimos haciendo el arroz, durante al menos 15 minutos, hasta que el arroz no absorba más líquido y el grano esté tierno pero firme.

Incorporamos entonces el queso de cabra suave troceado y removemos bien para que se derrita. Si la mezcla se queda un poco espesa, añadimos un poco de caldo. Retiramos del fuego y lo dejamos reposar unos minutos.

Servimos al momento, espolvoreando queso Parmesano por todo el plato y poniendo en lo alto una rodaja de queso asado.
Un risotto sencillo y sabrosísimo, receta una vez más del libro “Risotto” de Maxine Clark. Son platos que siempre salen bien, que gustan a todo el mundo y que incluso puedes llegar a sorprender a tus comensales, porque no todo el mundo se ha introducido en el mundo de estos arroces.

En este caso, aunque pueda parecer que resulta fuerte, el ajo asado es muy suave y aporta un sabor delicioso. No me cansaré de probar este tipo de platos.

17 comentarios:

  1. Ummm ha de estar de lujo!
    Besos!
    Evy
    http://micocinaderecetasvariadas.blogspot.com/
    http://evycakes.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  2. Tomo nota de lo de los ajos en el papel de alumunio al horno.Tienen que quedar muy bien.
    Un abrazo,
    María José.

    ResponderEliminar
  3. Original y te aseguro que lo voy a hacer..
    besos

    ResponderEliminar
  4. Yo también siento curiosidad por los ajos asados.... tienen muy buena pinta. Lo apunto para probar.

    Delicioso Bego.

    Un besito.
    Lau.

    ResponderEliminar
  5. comida de domingo !!! y lo de los ajos lo apunto ..

    besotes

    ResponderEliminar
  6. No queda muy fuerte con tanto ajo? Es que esas cosas siempre me dan un miedito... jejeej le tengo mucho respeto, sobre todo por eso de estar repitiendo la comida toda la tarde después =)

    Besos

    ResponderEliminar
  7. Por favor, que pinta tan buena! Me ha encantado la receta. Me gustan mucho los risotos y este tiene que tener un sabor increible...
    Un beso

    ResponderEliminar
  8. Ufff, debe ser delicioso y el queso de cabra me apasiona...Enhorabuena por tus fotos.

    ResponderEliminar
  9. que pasada de receta debe de estar deliciosaaa

    ResponderEliminar
  10. Muy rico con ajo y queso de cabra....
    Besis.

    ResponderEliminar
  11. Ais que me matas! con lo que me gusta a mi el arroz. NO hago muchos risottos por la cantidad de queso, eso quiere decir, muchas calorías! jejej Pero si no, comería todos los días con arroz.

    La receta me parece fantástica, me encanta el sabor de los ajos asados en las comidas, la textura en sensacional. Y el queso de cabra mmmm me vuelve loca!

    Un besote

    ResponderEliminar
  12. Begoña cómo ha ido el verano, yo también he estado muy desconectada y tengo una acumulación de visitar los blogs amigos y ver las últimas recetas.
    Este risotto tiene que estar espectacular y los ajos tienen una pinta fabulosa.
    Aún no conozco a Pau sólo la he visto en fotos y es una monada de niña.
    Besos

    ResponderEliminar
  13. Lo que me gusto el toque de los ajos asados ..me lo apunto el risotto delicioso bsssMARIMI

    ResponderEliminar
  14. Venía a hacerte la pelota para que me dijeras donde puedo comprar el ruibarbo, o la dirección de tu casa para robarte una bolsa del congelador, pero claro he llegado y he visto este risotto y ya me has desarmado, que cosa más rica, no me extraña que guisando así cada vez tengas más gente en tu casa al final del verano.
    Fantástica receta
    Un beso

    ResponderEliminar
  15. Un platazo de lujo, con esos ajitos confitados y el queso de cabra debe ser una delicia. Un besazo.
    cosicasdulces.blogspot.com

    ResponderEliminar
  16. Ñamm te ha quedado fantástica la receta. Deliciosa de verdad. Y lo de los ajos asados así me lo apunto.

    besos

    ResponderEliminar
  17. Es una idea estupenda, cuando hemos utilizado los ajos 'asados', los hemos hecho al aromatizar aceites y confitarlos dentro. Luego salen muy suaves y ricos, aunque el proceso es más lento. Lo practicaremos.

    El risotto de muerte!!

    Un saludo.

    ResponderEliminar