lunes, 17 de enero de 2011

Whoopies con Guindas

Ingredientes :

100 grs de Mantequilla
100 grs de Azúcar
2 Huevos
2 cucharadas de Nata
225 grs de Harina con Levadura
½ cucharadita de Levadura Royal
4 cucharadas de Coco rallado
Sal
Colorante Rojo
75 grs de Guindas confitadas

350 grs de Azúcar Glas
100 grs de Queso Philadelphia
20 grs de Mantequilla
Zumo de Limón

Preparación :

Precalentamos el horno a 170ºC. Preparamos primero el relleno mezclando el azúcar con el queso. Los batimos hasta que estén bien incorporados y esponjosos. Añadimos un poco de zumo de limón para aromatizar. Mezclamos con la mantequilla a temperatura ambiente, batiendo con energía, para obtener una mezcla suave y homogénea. Ponemos la mezcla en una manga pastelera sin boquilla y la reservamos en el frigorífico.

Para preparar los whoopies, mezclamos la mantequilla blanda, a temperatura ambiente, con el azúcar, hasta que espumen. Añadimos los huevos, ligeramente batidos, poco a poco y continuamos batiendo. Una vez que estén bien mezclados incorporamos las cucharadas de nata.


En un recipiente aparte mezclamos la harina, la levadura, el coco y una pizca de sal. Añadimos la mezcla a la mantequilla batida. Removemos todo bien hasta que obtengamos una mezcla fina y esponjosa. Echamos unas gotas de colorante rojo, hasta obtener el color deseado. Incorporamos las guindas partidas en trozos pequeñitos y removemos para distribuirlas. Esta mezcla debe ser espesa, para poder hornearla bien.

En unas bandejas específicas para whoopies o en unas bandejas de horno lisas bien engrasadas, vamos distribuyendo la mezcla, con ayuda de una cucharita. Si usamos las primeras, pondremos una cucharadita de mezcla en cada hueco engrasado y no hace falta alisar, porque al hornearlos cogen la forma. Si usamos bandejas lisas, ponemos una cucharada de mezcla y con el dorso de la cuchara, alisamos y damos forma circular, para que nos queden todas lo más parecidas posible. Dejamos espacio entre unas y otras porque al hornearse crecen un poco. 


Horneamos durante 10/12 minutos, hasta que estén firmes al tacto y enfriamos sobre una rejilla.

Para unirlas, cortamos la punta de la manga pastelera y en una parte del whoopie ponemos crema, haciendo un círculo desde el centro. Juntamos con la otra parte del whoopie, presionamos un poco y los vamos colocando en una bandeja, que guardaremos en el frigorífico para que la crema endurezca un poco.


Llevaba mucho tiempo viendo los whoopies por la red y queriendo hacerlos. Como siempre me compré el equipo (bandejas, libros,…) pero no encontraba el momento. Hasta estas navidades, que encontré esta receta en una revista (BBC Good Food) y no me pude resistir a hacerla.


Son tan bonitos!!!!!! Y además están buenísimos. Son facilísimos de hacer y la mezcla de coco y guindas me ha encantado. A partir de ahora y como otras tantas veces, se ha abierto todo un mundo de posibilidades…… y una oportunidad especial para enseñaros el plato de servir que me regaló una amiga. Precioso, verdad?

40 comentarios:

  1. A los buenos días, desconocía los whoopies, y son preciosos, tienes unas ideas genailes. Miles de besos.

    ResponderEliminar
  2. Me encantan los whoopies, cuando los hice la primera vez y los probé me quedé completamente alucinada de la textura suave, como un bizcochito....y con el relleno de crema de cacahuete era.... pero te has superado Begoña, estan preciosos con este color y que pintaza!!
    Besosss

    ResponderEliminar
  3. Preciosos, estos whoopies! Y el colorcito que tienen, mmmmmm! Me copio la receta.
    Besos!

    ResponderEliminar
  4. Madre mia, qué ricura! Nada más con ver ese color ya apetece comerlos! Ésta me la copio! Besicos.

    ResponderEliminar
  5. Qué bonitos, Begoña! Y qué bien quedan en el plato.Desde luego que eso de guindas y coco suena de maravilla.
    ¿De verdad te has comprado las bandejas?...No tienes remedio.
    Un besazo.

    ResponderEliminar
  6. No sabes que envidia me das.Por ese plato de servir tan precioso, por tus ganas de probarlo todo, porque no hay receta que se te resista....
    Me han encantado.
    Un abrazo,
    María José.

    ResponderEliminar
  7. No sabía de la existencia de esta maravilla, pero si son preciosos y encima decoran y además riquísimios (por lo que dices) .
    Gracias por enseñarme tanto!

    petons

    ResponderEliminar
  8. Te han quedado muy coquetos, no los conocía.
    Besos

    ResponderEliminar
  9. whoopies?, no tengo ni idea que es, pero si vienen de la mano de Begoña no hay duda que debe ser buenisimo, y por favor que cosa más bonita y vistosa, otra receta a pendientes, ainsss que difícil es resistirse.

    jejeje mirando la bandeja, resulta que yo tengo una igualita pero de silicona, ¿me servirá?

    Besitosssss

    ResponderEliminar
  10. no tenia ni idea,pero me ecnanta el color que tienen

    ResponderEliminar
  11. Que bocado tan rico ¡¡¡¡¡Te quedaron de lo mas original
    Besos

    ResponderEliminar
  12. La idea de este postre es espectacular¡ besiños

    ResponderEliminar
  13. Muy bonitos y tentadores, seguro que están deliciosos.
    Besitos,

    Suny

    ResponderEliminar
  14. Preciosos y exquisitos. Un besote de OLi de ENTREBARRANCOS

    ResponderEliminar
  15. Que maravilla, te han quedado preciosos y con guindas seguro que son riquísimos.
    me compré un molde especial para whopies y aún no lo he estrenado, seguro que son fantásticosssss.
    besosss guapaaaaa

    ResponderEliminar
  16. Qué alegres han quedado!! me han encantado :)

    Un besito wapi

    ResponderEliminar
  17. Estan realmente preciosos, yo nunca me he atravido con algo así, me encantó el color rosa.
    Besos

    ResponderEliminar
  18. Esta precioso el color, muy original en sabor también. Se ve rico.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  19. Se quedan con un color precioso.
    Y si encima están buenas mejor.
    Besitos.

    ResponderEliminar
  20. Ni idea de que exisitian estas bandejas para hornear whoopies.

    Eres toda una fuente de inspiración.

    Me encanta el colorido del postre, y al plato les viene genial.

    Besos

    ResponderEliminar
  21. Qué mezcla tan original, y qué color tan sugerente, me han encantado. Desde luego no paras... Un beso.

    ResponderEliminar
  22. Seguramente lo planeaste así... compraste esos platos preciosos y te pusiste a buscar una receta para estrenar el conjunto!!!
    Están de lujo, Begoña!!
    Espero que hayas tenido, junto a tu familia, unas fantásticas Fiestas y te deseo un muy Feliz 2011!!!
    Ya he aterrizado en los blog-amigos y estoy poniéndome al día!!!
    Un beso y ricos Whoopies!!!

    ResponderEliminar
  23. te han quedado estupendos. Tengo muchas ganas de hacerlos. Me gustan mucho. Bss.

    ResponderEliminar
  24. ¡¡ Irresistibles !! ¿Puedo coger alguno?
    Besos

    ResponderEliminar
  25. Que curiosa receta, cada día más me atrae más hacer este tipo de dulces.

    Saludos

    ResponderEliminar
  26. Nunca los he he hecho pero me han apetecido

    ResponderEliminar
  27. Estan preciosos,el color es muy llamativo...te han quedado genial yo todavia no me atrevo con esto.
    Besets

    ResponderEliminar
  28. tengo yo muchas ganas de hacer woophies, pero nunca se me hubiera ocurrido hacerlos de ese color tan bonito ;)

    Salu2, Paula
    http://conlaszarpasenlamasa.cultura-libre.net
    http://galletilandia.blogspot.com

    ResponderEliminar
  29. Mira que el tengo yo ganas a los Whoopies y así que llamativos que quedan

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  30. Que preciosidad, tienen un color ideal, tengo muchas ganas de preparlos.

    Bicos

    ResponderEliminar
  31. Begoña, llevo un buen rato mirando tu blog y me encanta todo lo que veo, así que me quedo en él. Tienes cosas preciosas y muy apetecibles.
    Te invito a visitar mi cocina si te apetece, yo desde luego entraré a verte a menudo.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  32. Te han quedado geniales, y la presentación magnífica :)
    Un beso

    ResponderEliminar
  33. Tremendas Bego, además de estar buenísimas que seguro son super originales y alegres... Me encantan!!!

    Bicos.
    Lauri.

    ResponderEliminar
  34. Qué bonitas!La combinación del rojo con el blanco del relleno me parece espectacular, entran rápidamente por los ojos,eres una fenómena como diría aquel...UN BESITO.

    ResponderEliminar
  35. No he hecho nunca whoopies pero tienen que estar deliciosos y con ese color son geniales.
    Besos

    ResponderEliminar
  36. No había oido nunca el nombre de whoopies. pense que eran macarrons. Se llame como se llame tiene una pinta deliciosa y un color precioso. un beso.

    ResponderEliminar
  37. ayer no te comente porque sabia que si lo leia el post iba a tener que hacerlos, porque con esos colores no me puedo resistir, ya en su dia cai en los de chocolate, pero estos...dios mio....que barbarieee!

    ResponderEliminar
  38. Nunca los probe,tendre que ponerme las pilas,pero creo que mi tiempo no da para mas!!
    Te quedaron genial!.
    Bss.

    ResponderEliminar
  39. Anda!! estos colores se ven mucho por la red estos días:)).
    que bonitas son,no se si alguna vez había oído hablar de ellas pero seguro q están riquísimas.
    bsss

    ResponderEliminar
  40. El plato, precioso, la receta, originalísima y el colorido de todo una verdadera maravilla...
    No había visto nunca esta receta, pero me la llevo ya mismo porque como bien dices, tiene infinitas posibilidades.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar