miércoles, 12 de enero de 2011

Pollo a la Villeroy

Ingredientes :

3 Pechugas de Pollo
750 ml de Caldo Limpio
150 ml de Vino Blanco
1 Bouquet Garni (atadillo de Perejil, Tomillo y Laurel)
75 grs de Mantequilla
50 grs de Harina
6 Huevos
200 ml de Nata
Pan Rallado
Sal
Pimienta Blanca
Nuez Moscada
Aceite de Oliva

Preparación :

Limpiamos bien cada pechuga (realmente son medias pechugas), separamos el solomillo y podemos cortar también otro trozo a lo largo de cada pechuga, que queda un poco separado.

Cubrimos el fondo de una cazuela con un poco de aceite y ponemos dentro las pechugas. Las sellamos ligeramente y añadimos el vino blanco y el caldo. Incorporamos el atadillo de hierbas y una pizca de sal. Llevamos a ebullición, bajamos el calor y dejamos hervir lentamente durante 50 minutos.

Pasado ese tiempo retiramos las hierbas, colamos el caldo y ponemos el pollo sobre papel absorbente para escurrirlo bien.

Preparamos ahora la salsa para rebozar el pollo. En un cazo ponemos a derretir 50 grs de mantequilla, añadimos la harina y removemos bien con las varillas, para que no se formen grumos. Dejamos tostar un poco la mezcla y añadimos el caldo reservado de cocer el pollo, poco a poco, hasta que empiece a hervir. Salamos y sazonamos con pimienta blanca y nuez moscada al gusto.

Bajamos la temperatura y seguimos removiendo la velouté dejándola espesar, hirviendo poco a poco durante unos 25 minutos. Obtendremos una salsa cremosa y uniforme. La retiramos del calor y reservamos.

Desleímos  4 yemas en 100 ml de nata y unas cucharadas de salsa. Volvemos a poner la velouté al calor y añadimos esta mezcla, dejándola hervir dos minutos sin parar de remover. Retiramos del fuego y separamos ¼ de litro para preparar una salsa de acompañamiento.

Volvemos a poner el resto de la salsa al fuego y dejamos hervir suavemente, hasta que espese como una papilla gorda. 

Preparamos el pollo cortándolo en trozos de tamaño medio, como de dos o tres bocados. Cortamos la pechuga en diagonal, siguiendo el hilo de la carne, para que no se desmenuce al trabajarla. Secamos bien todos los trozos para poderlos rebozar bien.

Preparamos una bandeja humedeciéndola con agua. Pinchamos cada trozo de pollo con un tenedor y lo bañamos en esa salsa espesa. Vamos dejando los trozos en la bandeja, separados entre si, para que se enfríen bien. Cuando tengamos todos preparados, los metemos un rato en el frigorífico, para que la salsa solidifique lo más posible.

Una vez fríos, los despegamos con ayuda de una espátula y los empanamos pasándolos por pan rallado, huevo batido y pan rallado otra vez. Tenemos que formar una costra firme, que no se rompa al freírlos. Los guardamos en frío.

A la salsa que habíamos separado, le añadimos el resto de la nata y la ponemos a hervir a fuego suave. Removemos bien y dejamos así unos minutos. Separamos y añadimos los 25 grs de mantequilla que nos quedaban. Rectificamos de sal. Batimos bien con las varillas, para conseguir una mezcla homogénea.

Momentos antes de servirlo, ponemos aceite abundante en una sartén, dejamos que se caliente bien y freímos cada trozo de pollo, hasta que esté dorado por todas partes, sin llegar a quemarlo. Escurrimos en papel absorbente.

Servimos las pechugas acompañadas de un poco de salsa.

De todas las recetas de Fritos que he publicado hasta ahora (que han sido unas cuantas…), esta es la más delicada, sin duda alguna. A mi me parece una delicia. Es una receta de las grandes cocinas clásicas, que a mi personalmente me encanta preparar, porque aunque el proceso de elaboración es laborioso, el resultado final merece el esfuerzo, y compensa con creces. Esta vez, tengo que reconocer, que para preparar todo este plato de fritos para el día de Reyes, me ayudó Paloma, que se empanó todo ella solita.....

El hecho de que las pechugas no estén rebozadas con una bechamel, si no con una velouté de caldo de pollo, le da al frito, otra dimensión, un sabor y un aroma impresionantes.

En mi casa ha sido un clásico comprar las pechugas Villeroy de Lhardy, pero aunque de calidad son inmejorables, a mi me resultan demasiado grandes, ya que preparan las medias pechugas enteras. Yo prefiero hacerlas así, en porciones, resulta un bocado mucho más delicado.

Y normalmente además de acompañar el pollo con su salsa, lo acompañamos con patatas fritas. En esta ocasión han sido patatas chips, pero normalmente lo hacemos con patatas paja o flores de patata…. pero ese ya es otro tema para otro día…..

39 comentarios:

  1. Me gusta esta forma de preparar el pollo, no la conocía. Deliciosa se ve.

    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Un receta estupenda y muy original.
    Me la anoto.
    Besitos.
    ;-D

    ResponderEliminar
  3. Me he quedado con la boca abierta...siempre había pensado que las pechugas Villeroy se hacían con bechamel, pero esta manera de hacerlas debe resultar fantástica.
    Un plato de fritos variados como el que has preparado me parece algo maravilloso, los platos de cuchara me encantan, pero unos buenos fritos son deliciosos y con el trabajazo que supone son para ponerle un monumento a la cocinera...casualmente a ti. No me extraña que Papa Noel y los Reyes hayan sido tan generosos!
    Un besazo.

    ResponderEliminar
  4. Por supuesto que estas pechugas las voy a hacer!

    ResponderEliminar
  5. Me encantan las pechugas villaroy... Tengo que experimentar tu propuesta, gracias Begoña, es un placer visitarte!!!

    ResponderEliminar
  6. No cabe duda, las preparaciones a la Villeroy son deliciosas y muy finas.
    Saludos

    ResponderEliminar
  7. Bueno, primero que rica esta preparación. en casa solíamos hacer mejillones a la Villeroy cuando era yo muy peque. segundo que me he dado de alta para seguirte, y tercero que estoy muy pero muy triste porque no has visitado mi blog, ya se que es un Baby Blog, de sólo dos meses, pero la verdad me haría mucha ilusión que lo visitaras, date un tiempito si? Un Beso gordo y te sigo siguiendo!!
    Pili
    http://tuechef.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  8. Deliciosa, tiene ke kedar un bocado de lujo....También creo ke así en pekeñito es mejor, más tentador incluso!

    Besosss

    ResponderEliminar
  9. Villeroy, velouté....muy afrancesada te veo ultimamente Begoña!! Me encantan los fritos, ya se nota en mi tipazo, no? Estas pechugas no las hice nunca pero creo que mis chicos y yo las vamos a disfrutar muy pronto.
    un biquiño

    ResponderEliminar
  10. Pues yo no conocia esta forma de hacer el pollo pero la probare sin duda tiene que estar de lujo.
    Un beso

    ResponderEliminar
  11. Bego, se me ha hecho la boca agua de una manera tremenda... menos mal que acabo de desayunar, sino ya estaba saliendo para málaga......

    Me ha parecido increible, nunca se me había ocurrido hacer una crema con caldo, yo también creía que se hacían con bechamel normal.
    Me hago cargo de que fue un curro tremendo hacerlas, pero yo me comprometo a probarlas, me imagino que tiene que ser un bocado exquisito.....

    Un biquiño gordo.
    Lau.

    ResponderEliminar
  12. Los hago diferentes, como es un plato que le gusta mucho a mi hijo y a mi nuera voy probar los tuyos.Un beso

    ResponderEliminar
  13. Es el palto preferido de mis mozas, asi tal cual presentado.
    Te las mando?

    ResponderEliminar
  14. Una vez más, me descubro!!

    Llevas Bilbao en el corazón y en las manos. Ole por tus fritos :))

    ResponderEliminar
  15. Madre mia que plato mas exquisito¡ no conocia esta forma de preparar el pollo, pero es fantastica. besiños¡

    ResponderEliminar
  16. laboriosa pero seguro que merece la pena

    ResponderEliminar
  17. Siempre me ha hecho gracia esta preparación y no se por que, será por pereza seguramente, no la hago. Que buena explicación y que magnífico tu resultado.Artistaza .

    Petons

    ResponderEliminar
  18. Qué rico!!!!!Con lo que me gustan a mí todos los fritos, estas últimas publicaciones me están matando...
    Un abrazo:
    Alba

    ResponderEliminar
  19. hace tiempo probe este pollo en un restaurante y me quede alucinada, aunque tu receta me gusta mucho mas!que cosa mas buena por dios, y tan tostaditoo!besitos

    ResponderEliminar
  20. Tomo nota!!! Que delicia, mira que me gustan a mi estos platos!!!!

    Un besazo!

    ResponderEliminar
  21. Las probé hace tiempo en el Corte Inglés y desde entonces siempre he querido hacerlas pero no me he atrevido, a ver si me animos con tu receta. Besicos.

    ResponderEliminar
  22. Menuda pinta tiene este plato!!! Me lo apunto y lo pongo en mi lista de pendiente para hacer!! :)

    Gracias, y un beso.

    ResponderEliminar
  23. Tengo muchas ganas de hacerlas.Bueno para serte sincera , las ganas son de comerlas, je je.
    Con la explicación que das, sé que en esta casa van a ser un éxito
    Un abrazo,
    María José.

    ResponderEliminar
  24. Que ricas, yo las he preparado alguna vez con bechamel y están buenísimas, la próxima vez probaré con la velouté, porque te han quedado de lujo.

    Bicos

    ResponderEliminar
  25. Que buenas tienen que estar!!

    me quedo con una de las del plato, que a esta hora ya hay apetito...


    me encanta tu blog. aquí tienes una seguidora.

    te invito a que visites mi blog cuando quieras.

    un saludooo

    ResponderEliminar
  26. Si que te lo has currado chica, pero merece la pena, el resultado es impresionante. Me apunto la receta!

    ResponderEliminar
  27. Mis suegra las preparaba así, eran un manjar. Un besote de OLI de ENTREBARRANCOS

    ResponderEliminar
  28. Me anoto la receta se ven deliciosa. Nathalie (mundo bizcocho)http://nbizcocho.blogspot.com

    ResponderEliminar
  29. No conocia esta forma de prepara el pollo...tiene que estar riquisimo!
    Besets.

    ResponderEliminar
  30. Es laborioso, pero son deliciosas las pechugas preparadas así.
    Besitos,

    Suny

    ResponderEliminar
  31. Yo tambien pensaba que se hacían con bechamel... cuan equivocada estaba.

    Muy bueno este serial de frituras.... por lo menos a mi me ha encantado, que soy de fritoleo aunque no sea sano para nada ( que le vamos a hacer).

    Besos

    ResponderEliminar
  32. Que buenas!! me encantan las pechugas cocinadas de esta manera, las he probado pero la verdad es que una vez intenté hacerlas y me salieron fatal... una decepción porque me gustan muchísimo, seguiré tus explicaciones al pie de la letra a ver si la próxima me salen mejor!. Besos!

    ResponderEliminar
  33. Me parece una receta fabulosa, gracias por todas tus explicaciones.
    Besos

    ResponderEliminar
  34. Vamos no fastidies, estas superan a las de Lhardy seguro!!. No seas modesta ;)

    Maravillosas, es que es la palabra para una ejecución perfecta.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  35. Un frito de lujo, yo solo las asaba ligeramente y luego las pasaba por bechamel, pero creo que valdrá la pena trabajar un poquito más con tal de degustar esa delicia...

    Un besito!!!

    ResponderEliminar
  36. Ufff que de tiempo hace que no preparo yo esta receta.... me has animado para hacerla de nuevo, pq doy fe de que esta deliciosa.
    un beso

    ResponderEliminar
  37. un poco laborioso este plato, pero una verdadera exquisitez ;)

    Salu2, Paula
    http://conlaszarpasenlamasa.cultura-libre.net
    http://galletilandia.blogspot.com

    ResponderEliminar
  38. De mis recetas favoritas. Me encantan, simplemente.

    ResponderEliminar
  39. Begoña, a mis hijas les encanta, nunca las hago, si voy por Llardhy las compro es verdad que son grandes y las d ela Mallorquina también pero ellas no le importa, las del Corte Inglis son mas finitas y también les gusta,.
    Voy a tomar buena nota porque pensaba que se cocían sin mas las pechugas, ya veo que no.
    Me ha encantado al explicación.
    Te han quedao de lujo.
    bssssss

    ResponderEliminar