viernes, 1 de febrero de 2013

Harira, de la tradición marroquí

Ingredientes :

300 grs de Carne de Cordero (yo puse cerdo)
2 Cebollas
100 grs de Apio
Perejil
Cilantro
100 grs de Lentejas (yo he usado negras)
150 grs de Garbanzos

6 Tomates
2 cucharadas de Tomate Concentrado
1 cucharada de Pimentón
1 cucharada de Pimienta Negra
1 cucharada de comino
½ cucharada de Jengibre molido
1 cucharadita de Curcuma
1 litro de Caldo de Verduras
1 Calabacín
2 Zanahorias

2 cucharadas de Harina
1 puñado de Fideos Finos

Aceite de Oliva Virgen Extra
Sal

Preparación :

Los garbanzos, los ponemos a remojo en agua, de víspera. Las lentejas una o dos horas antes de empezar el guiso.
Cortamos la cebolla y el tallo del apio en brunoise. Limpiamos bien la carne y la cortamos en trocitos pequeños. Picamos un buen ramo de perejil y otro de cilantro, muy finos. Cubrimos el fondo de una cazuela profunda de aceite y la ponemos al fuego. 
 Incorporamos los trozos de carne y los sofreímos, dándoles vueltas para que cojan color por todos lados. Añadimos la cebolla y el apio, bajamos el fuego y las dejamos pochar hasta que empiecen a estar transparentes. A mitad de cocción, añadimos las hierbas picadas. Dejamos cocer lentamente durante 15/20 minutos.

Entonces añadimos los garbanzos y las lentejas escurridos, cubrimos con agua, dos dedos por encima de los ingredientes, salamos con una pizca de sal y lo llevamos todo a ebullición. Bajamos el fuego y dejamos hervir todo el conjunto durante 1 hora y ½ . Si lo hacemos en la olla a presión, necesitaremos menos tiempo.
Mientras tanto preparamos la salsa de tomate con verduras. Pelamos los tomates y les quitamos las pepitas. Los cortamos en cubitos y los ponemos en una sartén, que habremos puesto el fuego con un poco de aceite. Sofreímos el tomate y le añadimos las dos cucharadas de tomate concentrado.

Lavamos el calabacín y las zanahorias y los cortamos en trozos junto a las hojas de apio que no habíamos usado con anterioridad. Las incorporamos a la sartén donde estamos guisando el tomate. Añadimos las especias y vertemos el caldo de verduras por encima, salamos y dejamos que hierva. Entonces bajamos el fuego para dejarlo cocer suavemente. Dejamos que hierva todo durante 30 minutos.
Vigilamos la cazuela con las legumbres y le añadimos más agua si fuese necesario. Preparamos entonces la “tadouira”, una mezcla de harina con un poco de agua, que debemos remover bien para que no tenga ningún grumo. Para estar seguros de esto, la colamos y reservamos.

Una vez que las legumbres estén listas, añadimos la salsa de tomate con verduras y especias y dejamos hervir todo junto unos 20 minutos. 
En el momento que la vayamos a comer, incorporamos los fideos (cabello de ángel) y dejamos que hierva 5 minutos. Entonces añadimos la tadouira y dejamos que hierva unos cuantos minutos, hasta que el caldo haya espesado. Yo no he añadido toda la mezcla de harina, por miedo a que espesara demasiado, prefiero la sopa más ligera. Rectificamos de sal, al gusto.

Como nos sale mucha cantidad de sopa, separaremos lo que vayamos a utilizar, antes de añadirle los fideos y la tadouira, para poder congelar mejor el resto.
Hoy os presento una sopa de la tradición marroquí, que a mi me gusta muchísimo…!! Es una sopa contundente, sabrosa, con una mezcla de sabores impresionante y que en mi casa tengo que hacer con cerdo (si, ya se, en origen impensable), porque en mi casa la versión cordero no quieren ni olerla….a mi me encanta!!

En esta ocasión he utilizado dos recetas que he mezclado a mi gusto: la del blog francés “Chez Requia” y la de Carlos de “MercadoCalabajío”. Y como bien dice éste último en su entrada, esta es una de esas recetas tradicionales, que en cada casa tiene su variación… una verdadera joya.

Creo que ya os he contado alguna vez, que yo trabajé en un hotel en Marbella, en donde el jefe de cocina era marroquí. Era un virtuoso de las verduras, no he conocido nunca a nadie que las trabajara con tanta maestría. Bueno, pues durante la temporada de verano, al final, siempre hacíamos una comida marroquí donde no faltaban una buena Harira y un Cous Cous con verduras impresionante!!!!!

Pero además, la secretaria del Director era una franco-española, nacida en Casablanca, excelente cocinera y con una facilidad para hermanar cocinas de diferentes países, increíble!!  Ahí me aficioné yo a este tipo de cocina… y aquí sigo en mi empeño….

12 comentarios:

  1. Buenos dias....me has hecho viajar a Marruecos leyendo y disfrutando de tan fantástica receta.
    Con tu permiso, una vez más, seguiré tus pasos en Mi cocina.
    Buen fin de semana.
    Besitos.

    ResponderEliminar
  2. Ya estoy tardando en ir a buscar las lentejas negras para hacerla lo demás tengo de todo aunque la haré con cordero que en mi casa si que nos encanta.. Muchos besitos y feliz finde!!

    ResponderEliminar
  3. Me parece un guiso fabuloso, y tendré que probarlo, creo que con cordero a ver que tal me sale.
    besos

    ResponderEliminar
  4. La verdad que la harira es una sopa buenísima sea cual sea. Que hay muchas variantes.
    Si tienes tienda de árabes en tu localidad, compra ras-al-janut (tal como lo lees) que son especias que ellos echan en la harira y otros platos ;)

    ResponderEliminar
  5. Esta sopa la madre de mi amiga la bordaba, y desde que se fue yo no he vuelto a comerla, y mira que tengo la receta de puño y letra, tendré que ponerme porque me la acabas de recordar.
    Ah se me olvidaba tengo en el horno la tarta de queso y chocolate blanco, pero como no tenia frambuesas le he puesto fresas, ya te contaré.
    Besitossss

    ResponderEliminar
  6. A harira é uma sopa deliciosa e muito nutritiva!
    Beijinhos

    ResponderEliminar
  7. Vaya pedazo de sopa!
    Nunca me había parado a leer detenidamente en que consiste esta sopa y la verdad es que tiene que estar riquísima, es bastante laboriosa, pero haciendo para dos o tres veces creo que merece la pena, tiene que estar buenísima!
    Un besico.

    ResponderEliminar
  8. Menudo colorcito que tiene, se ve super aromatico con tantas especias..seguro que esta delicioso! un beso y buenb ifnde guapa

    ResponderEliminar
  9. Te ha quedado estupenda. En Marruecos es muy tipico comer esta sopa en el Sagrado mes de Ramadan, ya que al ser tan contundente y estar todo el dia ayunando, nos ayuda a recuperar las fuerzas rapidamente.
    Da igual si la has hecho con cerdo, lo importante es la esencia. Yo tambien hago cocido sin nada de cerdo y sabe riquisimo.
    Besos

    ResponderEliminar
  10. Begoña,
    Nosotros somos de platos de cuchara, sobre todo en invierno, y esta sopa, mas que una sopa es un guiso extraordinario. Me quedo con la receta, pero yo lo intentaré con carne de res!!!
    Gracias por compartir!
    Un beso,
    IDania

    ResponderEliminar
  11. Menuda pinta tiene,una sopa asi el cuerpo la agradece.
    Besets.

    ResponderEliminar
  12. Riquísima
    Gracias por compartir esta deliciosa receta.

    ResponderEliminar