Albondigas en Salsa Española

Ingredientes :

1 kg de Carne picada de Cerdo y Ternera
2 Huevos
Perejil picado
75 ml de Leche
2 rebanadas de miga de Pan
1 copita de Brandy
Sal
Pimienta Negra
Harina
Aceite de Oliva Virgen Extra

1 litro de Salsa Española
Arroz Tres Delicias
Preparación :

Preparamos con antelación la salsa española con la receta que podéis encontrar aquí.

Ponemos la miga de pan a remojo con la leche. En un bol, ponemos la carne y añadimos los dos huevos, la miga de pan remojada con la leche, el perejil, sal y pimienta al gusto y el brandy. Mezclamos todo muy bien, amasando la carne, formando una bola.

Ponemos harina en un plato y vamos haciendo bolas con la carne, pasándolas por la harina y dándoles la forma. El tamaño es al gusto de cada uno, yo las suelo hacer de 50 gramos cada una. Las reservamos.
Ponemos aceite abundante en una sartén, a fuego medio. Freímos las albóndigas de manera que se hagan por dentro y no se quemen por fuera, hasta que estén doradas. Las vamos pasando a una fuente refractaria, de barro u otro material que se pueda calentar.

Cuando estén todas fritas se vierte por encima la salsa española y se deja media hora más ó menos hirviendo a fuego suave. Se va removiendo con cuidado para que no se peguen y si se seca la salsa le añadimos un poquito de agua.
Cuando las albóndigas estén bien tiernas, las servimos acompañadas de un arroz tres delicias que habremos preparado mientras hervían las albóndigas.
Las albóndigas son un plato típico español que en cada casa se hacen de una manera. En mi casa siempre se han hecho así, con salsa española y están buenísimas, pero a mi me gustan en todas sus variaciones. Aquí en Nerja, se hacen con una salsa de almendras buenísima, que ya publicaré algún día.

Cuando éramos pequeñas, las albóndigas era nuestro plato favorito y creo que seguimos teniendo una reminiscencia infantil, porque no dejamos de preparar esta receta. Lo de acompañarlas con este arroz es más moderno y ahora no concebimos las albóndigas sin él. Mezclar el arroz con la salsa es una combinación perfecta y es un plato único perfecto, porque se puede dejar preparado con antelación y las dos preparaciones congelan perfectamente. 

0 comentarios