Pollo asado al Tomillo

Creo que casi todos, en verano, intentamos no complicarnos mucho la vida en la cocina. Y aunque haya días que no nos importe dedicarle más tiempo a preparar la comida diaria, hay otros, que con el calor que hace resulta difícil meterse en la cocina con ganas… ¿no os pasa a vosotros?

Pues hoy os traigo una idea diferente, para comer de lujo y no complicarnos la vida en la cocina. La receta de hoy se prepara en una olla de barro para el horno. En esta ocasión es una olla de barro para pollos de Habitat, pero hay otras ollas de este tipo, para cocinar todo tipo de alimentos. Yo tengo la olla Römertopf para preparar guisos de carne y verduras y otra para asar pescado.

Las Römertopf las heredé de mi madre, tienen más de 40 años y la de Habitat para pollos, la compré hace poco en Granada. Aparte de lo bonitas que son (hay verdaderas preciosidades…!!!), la ventaja que tienen es que puedes cocinar sin supervisión, es decir, puedes encender el horno y quitarte de en medio. El calor no es excusa para preparar un plato delicioso. Programas el tiempo y ya está, sin más.

Y por otro lado, al cocinar con la olla cerrada, no se mancha el horno, que también es importante. Muy importante.

El resultado es un pollo jugoso, sabroso y super fácil de hacer. Y por supuesto, la olla sirve para cocinar un buen trozo de carne de cerdo o cordero, o lo que a uno más le apetezca.

Ingredientes :

1 Pollo entero (1,5 kg)
1 diente de Ajo
Tomillo fresco
Sal
Pimienta Negra
Aceite de Oliva Virgen Extra

Preparación :

Hoy he preparado este pollo en la olla de barro de Habitat. Antes de usarla la lavamos bien con agua fría y frotamos el interior con un diente de ajo.

Ponemos en el fondo de la olla unas ramitas de tomillo fresco o de la hierba que hayamos elegido para hacer este plato. Salpimentamos el pollo por todos lados y lo pincelamos con aceite. Tapamos la olla y la metemos al horno en frío. Graduamos la temperatura en 250ºC y dejamos que el pollo se cocine durante 1 hora y media.

Pasado ese tiempo tendremos el pollo bien asado, listo para servir. Lo acompañamos del jugo que haya soltado, bien colado y si hiciera falta, espesado con un poco de Maizena.

3 comentarios

  1. ¡¡ Cuanto se aprende contigo !! Qué maravilla......en cuanto pueda, en cuanto las vea me hago con una. Es ideal.
    Y sí, con éstos días extremos de tantisimo calor en la capital malagueña (no logro recordar un mes de Agosto con tantos días de terrá seguidos y pasar a ésos días de levante cargados de humedad) que me tienen agotada y sin ganas de moverme en la cocina, apetece éstos artilugios tan interesantes.
    Feliz verano......y un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Mira que tenía yo ganas de ver este pollo....Una pregunta. ¿ Todo ese jugo lo suelta el pollo ?Tiene un aspecto fantastico !!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenos días María José, si, todo ese jugo lo ha soltado el pollo. No le añadí más que la sal, las hierbas y un poco de aceite. Sale perfecto!!!
      Un abrazo,

      Eliminar