sábado, 21 de marzo de 2009

Sopa de Cebolla

Ingredientes :

3 Cebollas grandes
50 grs. de Mantequilla
1 cucharada de Harina
2 litros de Caldo Limpio
Sal
Pimienta Negra
Rebanadas de Pan tostado
Queso Rallado (Comté o Gruyére)
6 huevos
Preparación :

Se pelan las cebollas y se cortan en rodajas finas, en juliana. Si la cebolla es grande se corta por la mitad y después por la otra mitad, para que no queden tiras excesivamente largas.
Se pone la mantequilla en una cazuela de acero inoxidable (mejor que antiadherente) a fuego medio. Cuando esté derretida se añade la cebolla y se mezcla bien. Se tapa y se remueve de vez en cuando durante 10 minutos. Se deja hasta que la cebolla esté bien pochada. Tarda por lo menos 15 minutos más. Se remueve de vez en cuando para que se haga uniformemente y quede con un color homogéneo, sin llegar en ningún momento a quemarse.

Mientras se hace la cebolla, se pone el caldo a calentar. Una vez que la cebolla esté lista se añade la harina y se mezcla bien. Se incorpora un poco del caldo, se remueve bien y se añade el resto. Se deja a fuego medio durante 15 minutos, hasta que se haya reducido la sopa en un cuarto. Se le echa sal y pimienta al gusto.
Se precalienta el grill del horno. Se echa la sopa muy caliente en bols individuales. Se pone sobre cada uno tres rebanadas de pan tostado, de manera que se cubra toda la superficie. Y se espolvorea con queso rallado. A mi es en este punto donde me gusta echarle un huevo a la sopa, antes de ponerle el pan. Entre el calor de la sopa y el grill, el huevo se cuaja, quedando la yema líquida.

Se ponen los recipientes en la bandeja del horno y se meten a dorar durante 5/10 minutos, hasta que el queso esté derretido y dorado. Se sirve inmediatamente.
Ya se que hemos empezado la primavera y esta sopa es típica del invierno, pero se había quedado pendiente y a mi me gusta tanto, que no quería dejar de publicarla. Todavía por las noches se puede tomar.

Esta sopa es típica de la cocina francesa, realmente se hace con agua, no con caldo y por supuesto sin huevo. Pero a mi me resulta mas sabrosa así. Yo uso un queso rallado Gruyére, pero el queso propio de la sopa es el Comté. Por aquí no es fácil encontrarlo.
Para los que queráis leer una receta graciosa de la sopa de cebolla os dejo este enlace del blog Cuisine Campagne, donde refleja una situación por la que creo que hemos pasado todos: las recomendaciones de una madre. (está en francés).

15 comentarios:

  1. Esta sopa está deliciosa... guárdame un platito para medio día, que voy a comer a tu casa

    ResponderEliminar
  2. uuuyyy pero que rico!!!! y tan de seimpre!!! me encana y la haré ya mismo!!!!

    ResponderEliminar
  3. Me gusta mucho,da lo mismo que sea medio dia o por la noche,siempre es un placer comerla.
    Besos.

    ResponderEliminar
  4. Begoña, tengo un montón de ganas de probar la sopa de cebolla, me alegro de que expliques tan bien la receta. Por cierto, hoy he comido tu arroz tres delicias, muy muy rico! Gracias por la receta!
    Muaks!

    ResponderEliminar
  5. Que delicia de receta. Aqui el frio no merma y una sopa cae perfecto. Una gran idea y hasta con huevitos enteros, me encanta!
    Besos

    ResponderEliminar
  6. Hola Begoña, esta sopa es deliciosa y en cuanto a la época, yo soy capaz de comer sopas hasta en agosoto.Un abrazo

    ResponderEliminar
  7. No soy amante de las sopas que llevan pan y además con el problema de Martín aún menos, pero tengo que reconocer que esta tuya se sale de la pantalla.
    Besitos sin gluten

    ResponderEliminar
  8. En mi casa hace muchos años que hago una sopa de cebolla que nos encanta, bastante parecida a la tuya y que sabe a gloria, como imagino será la tuya... deliciosa... y contundente.
    Si parece que tengamos la cuchara ya en la mano para coger un poco... ummm
    Besos

    ResponderEliminar
  9. Hola Begoña, mi marido no hace mas que decirme que haber cuando le hago una sopa de cebolla, y a mi como no me llama la atención no se la hago pero bien la tuya me han entrado ganas de hacerla, ya que se ve fantástica, besitos pepa.

    ResponderEliminar
  10. La sopa de ajo francesa, entiéndeme. Excepto el ingrediente de la harina, los demás ingredientes los usamos igual. Te ha quedado muy bien. Nosotros también usamos caldo, y está mejor qué duda cabe. No la hacemos mucho, pero por vaguería, pero es una grandísima sopa que pocas le hacen sombra.

    ResponderEliminar
  11. Hola Begoña.
    Sííííííí´.Me encanta la sopa de cebolla.Es una de mis preferidas. Mi amiga Ana la hace exquisita y de de vez en cuando la hace para mí porque sabe que me vuelve loca.La tengo que decir tu idea del huevo.
    Yo la tomaría todo el año...
    Un abrazo,
    María José.

    ResponderEliminar
  12. Begoña, qué buena la sopa de cebolla. En casa nos gusta mucho así que disfrutaremos tu receta.
    Saludos!

    ResponderEliminar
  13. Begoña, qué vasco es eso del Caldo Limpio.
    :)

    ResponderEliminar
  14. Me encanta la sopa de cebolla y creo que ya hace demasiado tiempo que no la hago, gracias por recordarmela :)

    ResponderEliminar
  15. Yo también tengo una sopa de cebolla favorita, me encantan las sopas en general y cuando consigo unas buenas cebollas rojas, siempre me la preparo.
    A mi también me gusta hacerla con caldo casero y con mucho quesito por encima, aunque como no tengo posibilidad de conseguir el Comté utilizo el Emmental, otro de mis favoritos.
    Qué tal va el anagrama?
    Un abrazo.

    ResponderEliminar