lunes, 19 de diciembre de 2016

Tarta de Frambuesas con Crumble de Coco

Ingredientes :

225 grs de Harina
2 cucharadas de Azúcar
½ cucharadita de Sal
60 grs de Mantequilla
40 grs de Manteca
2 cucharaditas de Vinagre de Sidra
1 cucharada de Agua helada

110 grs de Harina
20 grs de Coco
55 grs de Azúcar
80 grs de Mantequilla
1 cucharada de Extracto de Vainilla

500 grs de Frambuesas
60 grs de Miel
55 grs de Azúcar
1 cucharada de Maizena
2 cucharadas de Agua

110 grs de Azúcar
3 Manzanas Granny Smith
30 grs de Mantequilla
25 grs de Coco rallado

1 Huevo
Azúcar para espolvorear
Preparación :

Empezamos preparando la masa quebrada dulce. Para ello ponemos la harina, el azúcar y la sal en el recipiente de la amasadora. Cortamos la mantequilla y la manteca frías, en trozos. Con el accesorio de la pala, empezamos a mezclar y añadimos los trozos de mantequilla y manteca poco a poco. Esperamos hasta que se mezclen y se forme una especie de arena gruesa. Hay que mezclar a velocidad baja, para que no se amase. 
Incorporamos entonces el vinagre y el agua fría y seguimos amasando, lo justo, para que los ingredientes formen una bola. Sacamos la masa del recipiente y la apretamos con las manos, sin amasar, formamos una bola lisa y la cubrimos de film transparente. La guardamos en el frigorífico al menos 30 minutos.
Mientras reposa la masa, preparamos el crumble. Mezclamos la harina con el coco y el azúcar. Troceamos la mantequilla y la incorporamos con los dedos, mezclándola con el resto de los ingredientes. Añadimos la vainilla y reservamos.

Sacamos la masa del frigorífico y la estiramos entre dos papeles de hornear, con la ayuda de un rodillo. Engrasamos un molde (si es desmoldable, cubrimos el fondo con papel de horno) y lo cubrimos con la masa. La adaptamos bien y recortamos los bordes, para que no sobresalga. Enfriamos la masa 30 minutos.
Mientras se enfría la masa, preparamos la fruta. Ponemos 350 grs de frambuesas en un cacito con la miel y el azúcar. Las calentamos y removemos unos 6 minutos, hasta que el azúcar se disuelva y la fruta se ablande. Mezclamos la maizena con el agua, la disolvemos y la añadimos al cacito, retirándolo del fuego. Mezclamos bien y reservamos.

Precalentamos el horno a 200ºC. Pelamos las manzanas, las troceamos y las ponemos en un bol. Añadimos el resto de las frambuesas, el azúcar, la mantequilla troceada. Mezclamos todo bien y reservamos.
Sacamos el molde con la base del frigorífico. Cubrimos el fondo con el coco rallado y la mezcla de manzanas. Vertemos por encima la mezcla de frambuesas y cubrimos todo con el crumble de coco. Batimos el huevo y pincelamos toda la superficie. La espolvoreamos con azúcar y la horneamos a 180ºc durante 40/50 minutos, hasta que esté bien dorado y las manzanas bien cocidas.
Lo sacamos del horno y lo servimos templado, solo o acompañado de un buen helado de vainilla.
Me encantan este tipo de postres y últimamente, cada vez que viene alguien a comer a mi casa, remato la comida con algún “crumble”. Fruta, masas dulces, helado,… es perfecto para terminar una buena comida. No son difíciles de hacer y se puede hornear a última hora, mientras estás comiendo.
Esta receta en concreto es de la revista de Donna Hay de diciembre. No me puedo resistir, en cuanto veo una receta de este tipo, la pruebo. Las frambuesas me vuelven loca y para este tipo de postres, las frambuesas congeladas (en Makro y en Lidl se encuentran sin problema) son perfectas. El resto de los ingredientes son habituales, así, qué si tienes fruta congelada en casa, se puede preparar sin tenerlo previsto. En un momento, preparas un postre de lujo.

1 comentario:

  1. Adoro los crumble, y añadiendo coco me has conquistado del todo. Crumble, coco, frambuesas... uf!

    ResponderEliminar