miércoles, 7 de octubre de 2009

Yorkshire Pudding



Ingredientes :

170 grs de Harina
500 ml de Líquido (¾ Leche, ¼ Agua)
¼ cucharadita de Sal
2 Huevos
Aceite Vegetal

Preparación :

Tamizamos la harina y la sal en un bol para mezclarlas. Separamos las claras de las yemas y añadimos las yemas a la harina, mezclándolas bien, sin que se formen grumos.

Mezclamos la leche y el agua y añadimos la mitad a la mezcla anterior. Batimos bien hasta que quede una masa homogénea y espumosa y entonces añadimos el resto del líquido. Removemos otra vez para mezclarlo bien.

Dejamos reposar la mezcla unas dos horas. Pasado ese tiempo batimos las claras a punto de nieve, formando picos y las incorporamos a la mezcla con cuidado, con la ayuda de una espátula.

Precalentamos el horno a 220º. Engrasamos una bandeja de horno para muffins (yo uso Bake Easy). Rellenamos cada hueco con la masa, hasta un centímetro del borde. Horneamos durante 30 minutos, hasta que los puddings hayan crecido y estén dorados. Se sacan del horno, se desmoldan y se dejan enfriar en rejilla.
.

El Yorkshire Pudding es el acompañamiento tradicional inglés para las carnes asadas. Es una masa batida que se horneaba debajo del asado para que le fueran cayendo los jugos de la carne y se impregnara de todo su sabor. Se sirve acompañado del “gravy”, el jugo de la carne, antes de la carne y las verduras.

El secreto del Yorkshire Pudding es que el batido tiene que ser muy ligero y que los moldes estén bien engrasados y calientes. Esto último yo no lo he hecho y no ha influido en el resultado final. Tradicionalmente se hace en una fuente rectangular y se parte en rebanadas, pero quedan más bonitos haciéndolos individuales, porque es un bollo hueco y si es muy grande, se deforma mucho.

La receta y toda esta información la encontré en la página de “Franita en la cocina” hace tiempo y los he hecho varias veces. Siempre han salido perfectos. Cuando veo fotos de otros sitios de los Yorkshire Puddings, suelen ser más deformes, como que se desinflan. A mi no me ha pasado nunca, siempre han salido bien.

Es una receta fácil y rápida, con un resultado buenísimo y es el acompañamiento ideal del clásico Roastbeef. La autora de esta receta, Franita, propone también, comerlos con jamón serrano y rúcula, una manera de modernizarlos estupenda.

16 comentarios:

  1. Me encanta cómo presentas tus recetas, los datos que das sobre ellas. Y la receta es fantástica, para un roastbeef pienso hacerla.

    ResponderEliminar
  2. Mientras leía la receta pensaba: que fáciles son!!!
    y encima quedan muy bien, con un aspecto delicioso, bien formados, compactos, .. tu no serás repostera?

    Besos

    ResponderEliminar
  3. Hola otra manera buena de preparar un acompañamiento.Tiene que deshacerse solo en la boca.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  4. Super novedoso Begoña, la verdad no se me hubiese ocurrido asarlos junto a la carne y menos servirlos como acompañamiento. Cosas que una aprende.
    Besos.

    ResponderEliminar
  5. nunca habia oido que se le pusiera agua a la receta del yorkshire pudding y menos aun montar las claras! aqui el secreto es poner la grasa, en este caso lo usual es grasa de ternera, en el molde y poner el molde en el horno hasta que la grasa humea y luego poner la masa, nunca nunca se los comen solos, siempre bañados en "gravy" y cuanto mas alto y deforme mejor, es muy tipico cocinarlo con salchichas (toad in the hole) les vuelven locos, a mi no me gustan mucho pero te han quedado muy bonitos, te felicito,

    besitos desde londres,

    pity

    ResponderEliminar
  6. Que receta !!! Es diferente , no sé ... que falta de cultura culinaria tengo...
    Gracias tanto por la receta como por la explicacion tan interesante.
    Un beso
    Cristina

    ResponderEliminar
  7. Nunca probé estos puddings. Hay quedado con una pinta buenísima!

    ResponderEliminar
  8. ¡ Qué bueno, Begoña ! Casi coincidimos con la receta. Ayer hice otra versión de la misma receta pero la verdad, no me dio tiempo a hacer fotos.
    No sabes que recuerdos me trae tu receta de hoy. Cuando era pelín más joven en la casa inglesa donde vivía, los comíamos todos los Domingos pero a mí no me gustaba el Gravy y los niños se peleaban por tomarse mi ración.
    Los tuyos te han quedado PERFECTOS.
    Un abrazo,
    María José.

    ResponderEliminar
  9. Begoña,
    De verdad sale algo tan bonito de esos pocos ingredientes??!!
    Increíble, ya voy encargando un roastbeef...
    Besos!!

    ResponderEliminar
  10. El Roastbeef es nuestra gran asignatura pendiente en cuanto a carne. Ese día los haremos, eso seguro, queremos que ese día haya de todo lo que rodea a esa fiesta anglosajona.

    Te han quedado mullidos y deliciosos. El aspecto es perfecto. ¿Utilizas harina floja?

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  11. He disfrutado leyendote. Me encantan las recetas documentadas

    Besos. Ana

    ResponderEliminar
  12. Pues he visto muchas veces estos puddings, pero nunca ha encontrado la ocasión de hacerlos, claro que tampoco he hecho nuca el rosbif, es muy curioso lo de ponerlos debajo del asado para que se empapen con el jugo...la verdad es que tienen muy buena pinta.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  13. No los conocia,pero quedan fantasticos¡¡gracias por la informacion..... muy interesante.
    Besets.

    ResponderEliminar
  14. Ainsss que receta más fisssna Begoña jajaja,que rica y no había oído hablar,me encanta. Otra para pendientes a hacer, pero te cojo unos cuantos..besitos

    ResponderEliminar
  15. No conocía ésta receta y me ha gustado muchísimo, y con esa presentación, con esas fotos, como no me va a gustar!!!. besos

    ResponderEliminar
  16. El nombre por lo menos es bastante cachondo! Me parece toda una preparación de lujo junto con las verduritas y la chicha ;).

    Petonets.

    ResponderEliminar