jueves, 8 de octubre de 2009

Roast Beef



Ingredientes :

2 / 2,5 kg de lomo de Ternera
Manteca
Agua
Sal

Maizena
Brandy

Puré de Patatas
Yorkshire Puddings
Zanahorias y Guisantes rehogados
Salsa de Menta
Salsa de Rábano

Preparación :

Preparamos el trozo de ternera para asarlo, limpiándolo bien, dejándole un poco de grasa y atándolo con hilo de cocina, para que no pierda su forma. Se le puede pedir al carnicero que lo haga y lo meta en una malla, quedando mucho mejor sujeto.

El roastbeef se asa en el horno solamente con el grill. Ponemos la rejilla en la parte superior del horno y una bandeja debajo con una rustidera untada de manteca y cubierta de un dedo de agua. En ningún caso hay que marinarlo, ni ponerle sal.
.


Ponemos la pieza de carne en la rejilla y el grill a máxima potencia. Se tiene que churruscar la carne por todos lados, en el menor tiempo posible. Para ello iremos dando vueltas a la pieza de carne para que se ase por igual, por todos lados. Aproximadamente tarda unos 10 minutos en tostarse por cada lado.

Se apaga el horno y se deja dentro por lo menos durante dos horas. De esa manera el calor exterior de la carne, va penetrando y va cociendo la pieza por dentro sin perder los jugos interiores.

Pasado ese tiempo, sacamos la carne para cortarla en lonchas finas. La carne debe quedar churruscada por fuera y rosa por dentro. Se come templada ó en frío. A mi me gusta echarle sal antes de cortarla y después volver a salar un poco las lonchas.

Sacamos la rustidera del horno que contendrá el jugo que ha soltado la carne, y que se habrá juntado con la manteca y el agua que no se haya evaporado y será lo que los ingleses llaman “gravy”. Desglasamos la salsa en el fuego, añadiendo una cucharada de maizena diluida en agua y un vasito de brandy. Salamos y dejamos hervir, a fuego fuerte, durante 10/15 minutos, hasta que reduzca y espese un poco.
.


Tradicionalmente en Inglaterra el Roastbeef va acompañado de un puré de patatas espeso, verduras rehogadas, en este caso zanahorias y guisantes, y de Yorkshire pudding. Todo esto se sirve con el “gravy”, que sale del propio asado, y unas salsas diversas, como pueden ser una salsa de menta y otra de rábano, las dos muy típicas inglesas. Las verduras podrían ser otras como coliflor, brócoli, champiñones, judías verdes,….

Podéis comprobar que el roastbeef no me ha quedado rosa, si no muy hecho. Demasiado, es verdad. Solo hay un motivo, La pieza de carne era muy pequeña, pesaba escasamente un kilo y para que se churrusque por fuera, se hace demasiado por dentro. En mi casa no les gusta a todos la carne poco hecha, a mi si. Si la pieza de carne es grande no hay problema, hay para todos los gustos, la parte de los extremos estará más hecha y el centro más sonrosado. Al ser de tamaño pequeño todo se hace demasiado. Un error. Pero es que la vez anterior que lo preparé, eran más de dos kilos de carne y acabó comiendo roastbeef hasta el perro. Y la verdad, es un plato caro para que se lo coma Scooby….

Por lo tanto, es un plato que hay que hacerlo cuando hay gente suficiente para comer una gran cantidad de carne y por supuesto hay que comprar una carne de primera. Hay que tener en cuenta que se tiene que hacer en muy poco tiempo, por lo tanto tiene que ser muy tierna y muy buena.
.


La receta para asarlo está basada en la de Pepe Iglesias de Enciclopedia de la Gastronomía, con todo el acompañamiento tradicional inglés. Fijaos en la foto, como los Yorkshire puddings son huecos por dentro y hay que mojarlos con la salsa “gravy” para que estén buenísimos.

El puré de patatas es el normal de cualquier casa (no voy a confesar ahora que a mi me gusta más el Maggi con leche, que el casero…..) y las otras salsas son de la marca Colman’s , típicas inglesas.
.



En cualquier caso, si tenéis ocasión de preparar este plato os lo recomiendo. No da mucho trabajo y es delicioso. Hay que cogerle el punto, pero merece la pena. Lo peor: el precio, es caro, pero la calidad…ya sabemos, se paga. Por eso, como no se cuando lo voy a volver a hacer, os he puesto estas fotos. El día que tenga fotos de un roastbeef sonrosado, las cambiaré.

15 comentarios:

  1. Pues yo no le pondría ninguna pega a tu rosbif, aunque a mi también me gusta la carne poco hecha, desde luego queda un plato de lujo, y sin demasiado trabajo. A ver si me decido a hacerlo cuando venga la familia a comer.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. Que ilusión me hace que pongas esta receta! Me había quedado enamorada de tus Yorkshire Puddings y ahora los puedo hacer como Dios manda! A mi también me gusta la carne poquito hecha, pero me parece que tu roast beef tiene una pinta estupenda!
    Besetes y gracias!

    ResponderEliminar
  3. Begoña hija, eso no se hace a primera hora de la mañana cuando una está con solo una infusón en el cuerpo.

    A mi me gusta un pelín sonrosada la carne, peor no rechazo si está poco o muy hecha.
    Te ha quedado de lujo, todo bien explicado para cuando me ponga a ello.
    Hace tiempo que digo que debo hacerlo pero no encontraba la receta ideal, tu me la has facilitado.
    La carne que sobra, no la puedes congelar? no se, digo yo, ahora que tu perro debe de estar la mar de contento.

    Besos

    ResponderEliminar
  4. Me trae recuerdos de mis años en Inglaterra, el tuyo sin estar rosado te ha quedado de lujo, y me lo imagino acompañado de esos Yorkshire pudding y se me hace la boca agua. Un beso

    ResponderEliminar
  5. Ya te comenté los recuerdos que me traían estas recetas inglesas.
    La verdad es que a mí no me hace mucha gracia. Mi experiencia me dice que allí lo dejan demasiado seco para luego regarlo con el gravy pero seguro que tu versión tiene más vidilla sabe a gloria.
    un abrazo,
    María José.

    ResponderEliminar
  6. Este platillo me ha gustado siempre, adoro la carne roja por dentro. Nunca me he atrevido a prepararlo, lo explicas muy bien. Acompañados de esos Yorkshire pudding me parece una delicia.
    Guardaré esta receta.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  7. Y esto que estás con un fuerte resfriado, y cocinando de lujo ¡increíble!.

    Nosotros usaríamos sin duda el termómetro sonda para controlar la temperatura interior en todo momento. No te creas que tampoco nos gusta muy rosa, para nada, más bien hecho, pero consideramos el termómetro indispensable para que roastbeef tenga una textura 'al gusto' sin preocuparnos de nada. No me acuerdo de la temperatura ideal, pero era divertido ver como iba llegando a la misma.

    Nosotros nunca lo hemos hecho en nuestra casa, hemos ayudado en casa de mi cuñada, lo hizo un par de veces mi madre etc, y no lo hicimos con el grill, lo hacíamos con el horno a potencias altas apagando sin abrirlo dependiendo del juego de temperaturas. Y luego volver a encender.

    Estoy totalmente de acuerdo en que es un bocado delicioso, y con esos panes deliciosos que publicaste ayer muchísimo más.

    Pues a mí me gusta mucho como te quedó, si sobra (que sobraría) sabrás que está buenísimo en sandwich con queso emmental gratinado (se gratina sólo por una cara), mostaza y rúcula o si no te gusta, espinacas.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  8. guau!!!!!!!me has dejado super impresionada!!! vaya pinta tiene todo!!!!

    ResponderEliminar
  9. Joer cómo te lo curras, eh?
    Rico, rico.
    Besitos

    ResponderEliminar
  10. Una receta de auténtico lujo! yo soy de las que prefiere la carne más bien hecha, la tuya tiene un aspecto excelente.
    Bicos

    ResponderEliminar
  11. A mí el roast-beef me recuerda a las películas americanas, esas magníficas cocinas con una gran mesa y los comensales pasándose el plato con los guisantes, jejej, a mí me encantará seguro...

    Un saludo!!!

    ResponderEliminar
  12. Me encantan los sandwich de roast beef, bien finito cortado, con su punto rosado en el centro y con mostaza de la "güena", placer de dioses.
    Gracias por tu receta.
    Besitos sin gluten

    ResponderEliminar
  13. Hola muy buena receta me gusto , José luis

    ResponderEliminar
  14. Begoña, nunca he hecho roast beef en casa pero nos encanta! gracias por la receta, seguro que la ponemos en práctica.
    Buen fin de semana!

    ResponderEliminar
  15. A tu roast Beef no le falta detalle, ni en la elaboración ni en el acompañamiento. Que curiosos esos puddines. El conjunto me ha encantado.

    Saludos.

    ResponderEliminar