miércoles, 1 de julio de 2009

Helado de Violetas

Ingredientes :

3 Yemas de Huevo
125 Grs. de Azúcar
3 cucharadas de Confitura de Violetas
450 cc de Leche entera
150 cc de Nata de montar líquida
Colorante líquido Violeta
Brillantina Violeta

Preparación :

En un recipiente se baten las yemas con el azúcar hasta que se obtenga una mezcla homogénea. Ponemos la leche a calentar con la confitura de violetas y cuando esté a punto de hervir la retiramos y añadimos las yemas batidas removiendo para mezclar bien.

Se pone otra vez el cazo a fuego lento, removiendo para que no llegue a hervir y hasta que espese un poco la mezcla. Se retira y se espera hasta que la mezcla se enfríe a temperatura ambiente.

Una vez fría se añade la nata líquida y se mezcla bien. En este punto, una vez mezclados todos los ingredientes, añadimos el colorante, en la cantidad que queramos, hasta obtener el color que buscamos. Se vierte en la cubeta de la heladora y se tiene el tiempo necesario (30/40 minutos aprox). Cuando esté cremoso y espeso se pasa a otro recipiente y se mete en el congelador, por lo menos durante tres ó cuatro horas.

A la hora de servir se espolvorea con la brillantina violeta.

.

Siempre me ha encantado el sabor de violeta. Es un sabor asociado a la niñez, a los viajes a Madrid y a la visita obligada a La Violeta. Sigo pasando por la Plaza de Canalejas siempre que voy a Madrid. No tienen nada que ver los caramelos de violeta de este establecimiento, con otros muchos, que son solo imitaciones. Y los bombones, además de su presentación, son exquisitos.

Os voy a contar una historia un poco cursi de mi familia. Mi padre conoció a mi madre en un pueblo de Vizcaya, donde veraneaba mi madre, ya que aunque su familia era de Bilbao y San Sebastian, ella vivía en Madrid. Se conocieron un verano, y la cosa quedó ahí. Pasados unos meses, mi padre decidió ir a Madrid a buscarle y apareció en su casa con una caja de bombones de La Violeta, en una caja de madera, que mi madre todavía conserva (Madrid, 1945). Se casaron en agosto del siguiente año. Por eso me gusta tanto la Violeta, es el origen de mi familia….

Os digo que la historia es un poco cursi, porque en mi familia el romanticismo no existe. Creo que es la única historia con una pincelada emotiva que os puedo contar, por lo demás somos un poco brutos. Más que brutos, secos, poco expresivos, muy del norte.

.

Volvamos al helado. En este caso no lo he hecho con caramelos de violeta, si no con la confitura de pétalos de violeta, que me enviaron de la empresa Muy de Miguel, en el lote de productos para probar. Es una verdadera delicia. Con un intenso olor y sabor a violeta y una textura maravillosa. Además tiene trocitos de pétalos, que le aporta autenticidad.

En el mercado hay muchos productos de violeta, tanto para dar sabor como color a violeta. Hay sirope de violetas y aroma esencial de violetas. Yo en este caso solo le he añadido color, para que fuera un poco más intenso, porque el sabor era suficiente con la confitura. Ha salido un helado delicioso, suave, sabroso y con un color muy atractivo. Y la brillantina que le he puesto por encima, realza más el helado.


22 comentarios:

  1. Que delicia Begoña, helado de violetas, no tengo palabras. (cosa rara en mí, ja,ja,.. )

    Esta te la copio descaradamente aunque hay ingredientes que no puedo encontrar per obásicamente el helado si puedo hacerlo.
    Yo hago con mermelada de higos pero este tuyo supera lo insupearble.

    Nada de historia cursi, todo lo que se refiera a un final feliz no lo es, tu cuentas unos hechos preciosos sin los cuales tu no nos estarías obsequiando con estas delicias, así que, gracias violetas!!
    un besos

    ResponderEliminar
  2. Ya me imagino el sabor...como una violeta freca...que falta me hace!!

    ResponderEliminar
  3. Qué bonita la receta, la foto, el color... y la historia: lo que explica relaciones, narra inicios, nunca puede ser cursi!

    Por cierto, qué sol de envidia en las fotos...

    ResponderEliminar
  4. No soy muy amigo del sabor de la violeta, y eso que los caramelos de violeta (y la pastelería) son toda una institución aquí en Madrid, es cierto.

    De todas formas, y abstrayéndonos por un momento del sabor, y conociendo de primera mano la historia que nos cuentas, el helado debe de quedar sublime con esa mermelada tan estupenda, y esa 'brillantina' que además no sabía que era.

    Y sobre la historia que nos cuentas, yo sí le veo su aquel, no me parece cursi en absoluto ;).

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  5. Qué bonito queda con ese colorcito!!!, seguro que su sabor es más espectacular aún.
    Saludos

    ResponderEliminar
  6. Yo soy soy de helados Begoña, así como tampoco de chocolates (afortunadamente ;-D)pero debo decirte que no había visto nada tan original
    Muy lindo y no conocía esa confitura, es sin dudas una idea para utilizar la confitura de rosas, ya te diré.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  7. Que pasada de helado bufff.... he visto varias recetas con violeta y me está entrando un antojooo que uy uy ¡¡
    POues mi prima viene este sábado de Madrid voy a llamarla a ver si me trae los caramelos esos.
    Las fotos espectaculares y la receta exquisita y muyy fina.
    UN beso guapetona...creo que nos conocemos el sábado no??Muaks

    ResponderEliminar
  8. Begoña pero que maravilla de heladoooo, me ha encantado y con la brillantina que colorido tan atractivo, hace poco hice un pastel con la confitura esa confitura y es verdad que es una delicia.

    Aún no he preparado nuca un helado, le tengo aún respeto, jaaja, este año, estoy esperando que mi congelador me de tregua y ponerme manos a ello, Quique los debora directamente, así que me tengo que poner las pilas y darle alguna sorpresa.

    Bueno guapa, me ha gustado leer el significado de las violetas en tu casa.

    Nos veremos el sábado? Ojalá, ya me dijo Bea lo de tu madre.

    Besotes.

    ResponderEliminar
  9. Begoña,
    Que de cosas ricas has hecho en el poquito tiempo que he estado fuera. Los helado tienen que estar de muerte, aunque yo siempre me fijo en tus recetas de carne, que siempre tienen un pinta genial y como ando más pez en ese tema me llaman mucho la atención.
    Besos!

    ResponderEliminar
  10. Vaya color! Yo tengo un bote de esos en casa, lo compré en el CI. Y está rica rica. Imagino que el helado, delicioso. Qué buena pinta tiene.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  11. Qué idea más estupenda!! A mí tambien me mandaron la confitura y sinceramente, no sabía qué hacer con ella. La idea del helado me parece muy sugerente..
    un saludo

    ResponderEliminar
  12. Espectacularrrr, ficou lindooo, que pena nunca vi cá em Portugal esse corante.
    beijo

    ResponderEliminar
  13. Que colorrrr¡¡¡seguro que sabe muy rico,yo solo he probado los caramelos por aqui no se encuentra otra cosa,cuando vaya a Valencia mirare la confitura a ver si la encuentro.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  14. Qué helado tan bonito...y el sabor debe ser suave y delicado...si encuentro la confitura lo probaré.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  15. este helado tiene una pinta estupenda, lastima de heladera, voy a tener que comprarme una ...
    pero mientras tanto luego voy a comprar algo de helado que me has dado envidia

    Pasate por mi blog, hay algo para ti.

    Besinos

    ResponderEliminar
  16. Comme c'est beau et original et avec cette chaleur ça doit être très rafraîchissant!

    ResponderEliminar
  17. Oh dios mío que cosa mas exquisita, me encanta, este me lo apunto, besos, pepa.

    ResponderEliminar
  18. que pasda begoña,¡¡¡que helado mas rico y original!!!,nunca probe nada de violeta,ah!!!y la historia muy bonita.
    bss.

    ResponderEliminar
  19. Que rico estaria con lo buena que está esa confitura y muy adecuado para las historia que nos cuentas y de cursi nada.
    Saludos

    ResponderEliminar
  20. Helada me has dejado tu a mi, guapa.

    Pues justo acabo de recibir la heladera, pero por desgracia no tengo ni la confitura, ni el colorante, ni la brillantina...
    pero me lo quedo para otra ocasión.

    ResponderEliminar
  21. Es mi flor y mi sabor favorito, ardo en deseos de poder el helado aunque ya terminé la mermelada de violetas hace meses.
    Un beso

    ResponderEliminar
  22. Adoraria encontrar aqui no Brasil, precisamente na cidade onde moro, Natal.

    Adoro produtos feitos com rosas.


    Grande beijo para você

    ResponderEliminar