viernes, 10 de julio de 2009

Anchoas Albardadas

Ingredientes :

1 Kg de Anchoas ó Boquerones medianos
3 Huevos
Harina
Aceite de Oliva
Sal

Preparación :

Se limpian bien las anchoas, quitándoles la cabeza y las tripas. Es importante que sean medianas, muy grandes ó muy pequeñas no quedan igual. Con cuidado y la ayuda del pulgar, abrimos la anchoa totalmente. Con la uña del dedo vamos levantando la espina y la rompemos el final, cuidando de que la colita quede con la anchoa. Vamos disponiendo las anchoas en un plato de manera ordenada y salamos cada vez que completemos una capa.

Ponemos aceite en una sartén y calentamos a fuego medio. Mientras tanto batimos los huevos en un plato sopero y ponemos la harina en otro. Pasamos las anchoas por harina y después por el huevo. Freímos hasta que estén doradas, cuidando de que no se quemen, ya que se secarían. Pasamos a papel absorbente y servimos.

.

Me encantan las anchoas fritas así. En Bilbao son muy típicas y la verdad es que es una receta de esas que, de puro sencillas, son exquisitas. Esta vez estoy hablando de anchoas, aunque realmente están preparados con boquerones, que es lo que hay por estas tierras. La palabra albardadas es lo mismo que rebozadas, pero es que me encanta esa palabra….se usa mucho en el norte. La definición exacta de albardar es rebozar con manteca ó tocino, para que no se reseque una carne ó un pescado, pero su uso se ha hecho extensivo a rebozar con harina y huevo.

La discusión entre anchoas y boquerones creo que está superada, son la misma especie, pero con dos subespecies, la mediterránea y la atlántica. Realmente no son iguales, se distinguen en el tamaño y en la finura de la piel y la carne. Pero todo es costumbre. A mi antes me gustaban más las anchoas, en cambio ahora me gustan más los boquerones. Realmente me gustan los dos. (En este enlace de Las Provincias explican las diferencias).

Lo que si es diferente es la manera de prepararlos. Los boquerones los comemos en fritura, en vinagre ó rebozados, pero de otra forma, aliñados. Y las anchoas se comen fritas, en salazón ó rebozadas de esta forma. Hay muchas más formas de prepararlos, al horno, en tortilla,….y yo lo que hago es cocinarlos según me apetece en cada momento. Me encantan de todas formas.

Más adelante os pondré las otras recetas, pero por ahora os recomiendo éstas, que se pueden comer frías ó calientes. Nosotras las solemos llevar siempre a reuniones de amigos, en los que cada uno lleva un plato, porque aguantan muy bien, después de unas horas. Y lo mejor de todo, lo mejor, es comerse, por la noche los que sobran, en bocadillo. Una delicia. Os lo recomiendo. O simplemente encima de una rebanada de pan, como un pintxo.

11 comentarios:

  1. Da igual, boquerones o anchoas, son ideales de cualquier forma. Curiosamente esta preparación se hacía mucho en mi casa, y a mí también me ha encantado el nombre de albardada, no lo conocía.

    Esta preparación es deliciosa con una buena ensalada de lechuga romana fresca y tomate de temporada. Qué te voy a contar...

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. En Galicia es muy habitual hacer esta preparación con un pescado que se llama "lirio" o "bacaladilla". Mi madre la solía llevar para comer en la playa. Y como tú dices, en frío dentro de un bocadillo y con unas hojitas de lechuga está delicioso..
    un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Que buenos los boquerones así me encantan, besos, pepa.

    ResponderEliminar
  4. En mi pescadería las venden ya limpias y es un auténtico placer.
    Yo las hago exactamente igual que tú, solo que me gusta adobarlas antes y la harina que utilizo es harina de garbanzos.
    En casa gustan una barbaridad.
    Te quedaron preciosas, rubias y sin manchas del aceite, que cuando fries muchas es dificil y siempre hay que andar colando y teniendo cuidado. Te felicito.
    Besitos sin gluten

    ResponderEliminar
  5. Para mi de los mejores pescados y asi preparado espectacular no te cansas de comer.
    Besos

    ResponderEliminar
  6. En casa de mi suegra dasaparecerían de inmediato y como tú bien dices, si sobran, se ponen entre pan y pan al día siguiente, y están deliciosas.

    De vez en cuando, eres Bilbao puro...jajaj.

    ResponderEliminar
  7. Me encanta tu plato, y también me gusta mucho la palabra albardadas...

    Besos. Ana

    ResponderEliminar
  8. Que rico, me encantan las anchoas, así preparadas no las he probado, pero si las "bacaladillas" como decía Lechuza que están buenísimas así que me imagino que las anchoas tienen que estar igual de buenas o aún más.
    Bicos

    ResponderEliminar
  9. Me entusiasmannnn!!
    Fijate, como que empiezo mejor el lunes con estas cosas ¿te lo puedes creer?

    ResponderEliminar
  10. Por a qui las llamamos Aspardeñes...Alpargatas...estan buenisimas preparadas de esta forma,me tomaba ahora mismo una racion.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  11. Hola Begoña,
    No habrá muchos platos que sean para mí tan familiares, tan "de casa de ama" y tan queridos como las antxoas albardadas.
    Ahora soy yo quien se las hace a mi hija con todo el amor del mundo y no veas cómo las disfruta con sus tres añitos y medio. No deja ni un trocito del albarde.
    Hoy he guardado muchas de tus recetas ya que me parecen estupendas. Me gusta particularmente que comentes tus impresiones sobre la receta, lo que te ha parecido o lo que te evoca.
    ¡Ánimo porque da gusto leerte!

    Un cariñoso saludo,
    Arantza

    ResponderEliminar