martes, 7 de junio de 2016

Espárragos de Navarra con Huevo Poché

Ingredientes :

12 Espárragos
4 Huevos
100 grs de Jamón Serrano
Rúcula
Perejil
Pan rallado
Sal
Mantequilla
Aceite de Oliva Virgen Extra
Preparación :

Preparamos los espárragos como habitualmente. Los pelamos, les quitamos la parte más leñosa, los lavamos y los cocemos en agua hirviendo con sal unos 12/15 minutos, dependiendo del grosor. Los escurrimos bien y reservamos. Podéis ver como se cuecen espárragos aquí
Hoy en día, ha variado la forma tradicional de preparar los espárragos. Yo siempre había visto cocer los espárragos hasta que estuvieran muy tiernos, se escurrían y se dejaban enfriar. Pero también podíamos haber hecho los espárragos a la plancha directamente, sin cocerlos, simplemente pelándolos y poniéndolos a la plancha 4/5 minutos por cada lado, hasta que estuvieran tiernos. Quedarían más “al dente”, más tiesos, pero igual de tiernos. Hoy en día, la tendencia es ésta, cocinar toda la verdura menos tiempo y dejarla más crujiente. A mi me gusta.

También podemos hacer los espárragos a baja temperatura o confitados. Estas dos opciones no las he probado, pero ya os contaré más adelante, cuando lo intente, qué no tardaré mucho!!
Una vez cocidos y cuando estén bien tiernos, ponemos un trozo de mantequilla en una sartén y un poco de aceite, los calentamos, con cuidado de que no se quemen y hacemos los espárragos a la plancha, dos minutos de cada lado, para que cojan color.
Seguimos con la receta. Preparamos los huevos escalfados según expliqué aquí. Aunque en esta ocasión los he hecho directamente en el agua con unas gotas de vinagre. También tengo un sistema nuevo para hacer estos huevos, pero no lo he probado, así que también se queda para una receta posterior.
Troceamos las lonchas de jamón. En la misma sartén en la que hemos hecho los espárragos, añadimos más mantequilla, sofreímos el jamón, hasta que esté crujiente. Lo reservamos. Picamos el perejil, lo añadimos a la sartén y en cuanto esté crujiente, incorporamos un puñado de pan rallado y removemos bien.

En un bol, aliñamos la rúcula con un poco de sal y un chorro de aceite. 
Ponemos tres espárragos en cada plato, junto a un huevo poché. Cubrimos con un puñado de rúcula aliñada y vertemos por todo el plato una o dos cucharadas del refrito de perejil y unos trozos de jamón. Lo servimos todo templado.
Este plato fue uno de los que comimos hace ya un año en el viaje que hicimos Ana María de “Cocinando entre olivos” y yo a Tours. Llegamos a la zona en plena época de espárragos, lo cual nos permitió probar diferentes recetas para cocinarlos. Yo he tenido que esperar un año para poder prepararlos con espárragos frescos, pero ha merecido la pena!!!
Son una delicia. Los espárragos a la plancha son impresionantes y si están en el punto justo de cocción mejor que mejor, aunque a mi me gustan de todas formas. Incluso usando espárragos envasados, siempre, por supuesto, que sean “Espárragos de Navarra”.

Este año he conseguido comprarlos en Málaga, sin necesidad de tener que pedirlos a Pamplona. Pero además, mi cuñado, Jokin, ha tenido a bien mandarnos un montón de latas de unos espárragos de lujo… podríamos decir que son “casi caseros”, de una producción familiar, impresionantes!!!!

Así que tengo recetas de espárragos para rato….

2 comentarios:

  1. Un plato de los que siempre apetece Begoña y además muy completo, me encanta todo lo que lleva.

    Un besazo,

    ResponderEliminar
  2. Cortados finos a la plancha están tremendos de ricos... aunque a mí los espárragos de mi tierra me gustan como me los des :)

    ResponderEliminar