viernes, 16 de marzo de 2018

Garbanzos con Alcachofas rebozadas

Ingredientes :

400 grs de Garbanzos
1 Cebolleta
1 Zanahoria
4 dientes de Ajo
50 grs de Almendras crudas
Pimentón
1 hoja de Laurel
4 Alcachofas
2 Huevos
Harina
Huevos
Sal
Perejil
Aceite de Oliva Virgen Extra
Preparación :

La víspera, con 24 horas de antelación, ponemos los garbanzos a remojo, en agua abundante.

Al día siguiente, llenamos con agua una cazuela, hasta un poco más de la mitad de su capacidad y la ponemos a hervir. Cuando rompa el hervor, escurrimos los garbanzos y los echamos en la cazuela junto con la hoja de laurel. 
Pelamos la cebolleta, la zanahoria y un diente de ajo y los troceamos. Los metemos en una red de cocer legumbres, la cerremos bien y la metemos en la cazuela. Salamos los garbanzos y los tapamos. Dejamos que hierva todo junto, a fuego medio, durante al menos dos horas, hasta que los garbanzos estén tiernos. Si los hacemos en la olla exprés, tardarán unos 20/25 minutos.

Mientras tanto, ponemos a cocer los dos huevos, durante 10/12 minutos. Los dejamos enfriar, los pelamos y reservamos.
Pasadas dos horas desde que empezaron a cocinarse los garbanzos, sacamos la red con las verduras y las ponemos en el vaso de la batidora.

Por otro lado, ponemos un poco de aceite en una cazuela y freímos las almendras, hasta que estén doraditas. Las sacamos y las ponemos en el vaso de la batidora. Añadimos un poco del agua de la cocción y trituramos todo.
Pelamos el resto de los dientes de ajo que nos quedaban y en una cazuela, los freímos en un poco de aceite, bien picaditos. Añadimos una cucharada de pimentón, removemos rápidamente y sin que se nos queme el pimentón, incorporamos la mezcla que tenemos en el vaso de la batidora.
En cuanto estén listos los garbanzos (comprobamos que estén bien tiernos), los sacamos de la cazuela, escurriéndolos, pero sin perder el líquido de la cocción y los añadimos a la otra cazuela. Removemos bien y vamos añadiendo líquido, según queramos que nos queden de caldosos. Ponemos el guiso a punto de sal y dejamos que hierva todo junto unos minutos, añadiendo más caldo si fuese necesario.
Para preparar las alcachofas las pelamos, quitándoles todas las hojas externas, les limpiamos bien el tallo y les cortamos el extremo superior de las hojas. Las cortamos en 4 y las ponemos en un bol con agua y zumo de limón, para que no ennegrezcan. Ponemos agua con un poco de sal a hervir y cocemos las alcachofas 15 minutos.

Pasado ese tiempo, las escurrimos bien y las ponemos sobre papel absorbente, para que se sequen del todo. Pasamos cada trozo por harina y huevo, rebozándolo y los freímos en abundante aceite caliente.
Servimos los garbanzos en una cazuela, decorados con perejil picado y los huevos duros troceados y colocando las alcachofas rebozadas por encima.
El otro día vi por casualidad el programa de Karlos Arguiñano, ya que no suelo verlo porque no me cuadran los horarios. Pero justo, el día que lo vi, preparó una receta de garbanzos que no me pude resistir a probar. Al día siguiente la preparé para comer.

Me gustó la receta porque era una forma diferente de comer los garbanzos y porque los combinaba con mi verdura favorita: las alcachofas. Es una receta muy sencilla, que si os gusta esta legumbre os aconsejo que probéis.
Karlos prepara el sofrito con almendra molida, yo he preferido hacerlo con almendras fritas, de forma más tradicional. En cualquier caso el ajo, la almendra frita, el pimentón y las verduras, le aportan a los garbanzos un sabor delicioso y el toque de las alcachofas rebozadas, es imprescindible.

Una receta más para el repertorio de recetas de legumbres, que en mi casa comemos por lo menos, un día a la semana, sin remedio. Nos encantan.

No hay comentarios:

Publicar un comentario