Pollo a la Jardinera

Ingredientes :

1 kg de Pollo
2 Cebollas
2 dientes de Ajo
2 Zanahorias
Perejil
50 grs de Tocino Ibérico
2 rebanadas de Pan duro
150 ml de Vino Blanco

3 Zanahorias
400 grs de Champiñones
200 grs de Guisantes

Sal
Aceite de Oliva Virgen

Puré de Patata
Preparación :

Lo primero que tenemos que hacer es trocear el pollo. Yo he utilizado pechugas de pollo porque es lo que nos gusta más, pero podéis usar cualquier parte del pollo, cortada como más os guste.

Cubrimos con aceite el fondo de una cazuela y freímos los trozos de pollo, en una o varias veces, según la cantidad de pollo que vayamos a hacer y el tamaño de la cazuela. Los trozos deben quedar sin amontonar, en una sola capa, por eso es mejor hacerlos en varias veces, si no caben bien en una sola vez. 
Dejaremos que el pollo se fría, sin removerlo, esperando a que estén bien frito por un lado, para darle la vuelta y que se fría por el otro. De esta manera, no rompemos los trozos de pollo, se despegarán sin problema de la sartén. Cuando los trozos estén bien dorados, los retiramos de la sartén y los reservamos en un plato.
Mientras se fríe el pollo, pelamos y cortamos las cebollas, los dientes de ajo y las zanahorias de la salsa. Cuando acabemos de freír el pollo, en la misma cazuela, añadimos un poco más de aceite y ponemos a pochar la cebolla a fuego medio con una pizca de sal. 
Dejamos que la cebolla se cocine durante unos 15 minutos, hasta que se ablande y empiece a coger color. Entonces incorporamos el ajo, las zanahorias, un puñado de perejil picado, el tocino ibérico y las rebanadas de pan. Mezclamos tocos los ingredientes y dejamos que se sofrían un poco y cambien de color.
Vertemos por encima el vino blanco y dejamos que hierva unos minutos para que evapore el alcohol. Añadimos agua y sal al guiso y dejamos que hierva a fuego suave, durante al menos 30 minutos. Tienen que estar las verduras muy hechas y tener suficiente líquido para que la salsa no quede muy espesa.
Mientras se hace la salsa, pelamos las zanahorias y los champiñones y los troceamos en láminas.

Trituramos la salsa con el pasa purés o con la Thermomix y la volvemos a poner en la cazuela. Si ha quedado muy espesa, le añadimos un poco más de agua, porque tiene que seguir hirviendo. 
Llevamos a ebullición la salsa e introducimos los trozos de pollo frito en ella. Esperamos a que vuelva a hervir y añadimos las verduras que teníamos preparadas y los guisantes. Dejamos que hierva todo junto, a fuego lento, durante 25/30 minutos, hasta que las verduras estén tiernas. 
Mientras tanto, preparamos un puré de patatas como tengamos costumbre. Podéis hacerlo según esta receta.
Rectificamos de sal y servimos el pollo acompañado de sus verduras y en este caso un puré de patata. 
He llamado a este pollo “Pollo a la jardinera” por ponerle un nombre y como es un pollo con verduras, he pensado que le iba bien. No lleva todos los ingredientes de un pollo a la jardinera de libro, pero creo que le cae bien el nombre.
Ya os conté la historia de este pollo cuando publiqué la receta del “Pollo en pepitoria”. En mi casa, a esta receta, le hemos llamado siempre “Pollo en pepitoria”. No sabemos cómo, mi madre fue transformando la receta original, en esta otra. Fue una transformación lenta, porque yo recuerdo cuando la receta llevaba jamón, cuando la receta se decoraba con huevos cocidos,…. Pero al final, se quedó definitivamente en un pollo en salsa española, con verduras.
En cualquier caso, es una receta muy sana, muy rica, muy suave y que en casa nos encanta. Os diré qué, junto con las pechugas de pollo empanadas, es la receta de pollo que más se hace en mi casa. Es la que menos cansa.

Y además suelo prepararla para dos veces y congelo una parte. Para un día con prisas es perfecta, porque con un caldo o un gazpacho por delante y acompañada de puré de patata o de patatas fritas, es un plato único estupendo.

4 comentarios

  1. Menuda pinta Begoña, menuda pinta!!!

    ResponderEliminar
  2. Riquísimo. Un plato de toda la vida, bien sano y super bueno... te quedó genial.

    ResponderEliminar
  3. Hola Begoña,

    Si hago la receta para la mitad de carne, ¿También reduzco los ingredientes de la salsa proporcionalmente? ¿Crees que quedará bien con pechuga de pavo?

    Me encantan tus recetas pero sobre todo la forma que tienes de explicar cómo cocinas. Es como estar al lado de tu madre junto a los fogones mientras te va indicando... En todas tus entradas aprendo algo.

    ¡Saludos!
    Silvia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenos días Silvia, me alegro de que te guste el blog!! En este caso, puedes reducir los ingredientes de la salsa en la misma proporción, sin problema. De todas formas, si te sale mucha salsa, siempre puedes congelarla y ya tienes la mitad del trabajo hecho para otra vez. Y con pavo tiene que quedar también buenísima, aunque eso si, tendrás que tenerlo más tiempo hirviendo en la salsa, para que quede bien tierno.
      Gracias por tu visita y tu comentario!!
      Un abrazo, Begoña

      Eliminar