sábado, 12 de noviembre de 2016

Clafoutis de Cerezas

Ingredientes :

250 grs de Harina
150 grs de Mantequilla
1 pizca de Sal
1 Huevo
1 cucharada de Leche fría

1 kg de Cerezas
3 Huevos
100 grs de Azúcar
125 ml de Leche
125 ml de Nata
1 cucharadita de Extracto de Vainilla
1 chorrito de Kirsch

Azúcar Glas
Preparación :

Precalentamos el horno a 200ºC (180ºC con aire). Engrasamos un molde de horno y espolvoreamos azúcar por encima.

Preparamos la masa quebrada como de costumbre, según esta receta. Hacemos una bola con ella y la dejamos reposar 1 hora en frío.
Mientras tanto preparamos la fruta y la crema. Lavamos las cerezas y les quitamos el hueso. Las colocamos en la base del molde que vayamos a utilizar, cubriéndola totalmente.
En un bol, mezclamos bien el resto de los ingredientes: huevos, azúcar, leche, nata, el extracto de vainilla y el chorrito de Kirsch. Vertemos esta mezcla sobre las cerezas.
Metemos el molde al horno y dejamos que se hornee unos 30/40 minutos, hasta que el pastel esté bien cuajado. Sacamos el molde del horno y lo dejamos enfriar sobre una rejilla.

Para servirlo, lo espolvoreamos con azúcar glas, a través de un colador y lo acompañamos de una bola de helado de cerezas.
Esta receta se quedó este verano en la carpeta de  “pendientes de publicar”. Y aunque ahora no es época de cerezas (aunque se pueden encontrar), no he querido dejar de publicarla, porque yo preparo tartas de frutas todo el año. Qué no tenemos cerezas, pues las sustituimos por frutos rojos o higos o ciruelas,… la fruta que tengamos a mano.

Y es una receta tan sencilla y tan rápida de preparar, que nos puede solucionar el postre de cualquier comida que tengamos que preparar, sin complicarnos la vida. 
Para preparar este postre tradicional de la repostería francesa, he utilizado la receta de Miriam, de “El invitado de invierno”, aunque he usado mi receta de masa quebrada, porque no falla nunca y me encanta.

Y el helado de cerezas lo preparo con la misma receta que el “helado de fresas asadas”, pero sin asar las cerezas, simplemente calentando las cerezas con el azúcar y el limón, en un cacito y cuando estén pochadas, las trituramos. No os lo perdáis!!

1 comentario:

  1. Me encanta, con el toquecito del kirsch. Este finde hice uno de pera, que también estaba rico, pero el de cerezas... es lo más!

    ResponderEliminar