lunes, 21 de noviembre de 2016

Curry de Cordero y Garbanzos

Ingredientes :

300 grs de carne de Cordero
1 cucharadita de granos de Mostaza Negra
½ cucharadita de Curcuma en polvo
1 cucharadita de Chilli en polvo
1 cucharada de Curry de Madras
5 cm de Jengibre fresco
4 dientes de Ajo
3 Cebollas
10 Hojas de Curry
500 grs de Garbanzos
3 Tomates
200 ml de Leche de Coco
200 grs de Espinacas
Cilantro fresco
Sal
Pimienta Negra
Aceite de Oliva Virgen Extra

Arroz Basmati
Preparación :

La noche anterior ponemos los garbanzos a remojo en agua fría. Por la mañana, ponemos una cazuela con abundante agua, a hervir. Escurrimos los garbanzos y cuando el agua rompa el hervor, los echamos dentro. Esperamos a que vuelva a hervir, bajamos el fuego y dejamos que cuezan, suavemente, unas dos horas. Esto dependerá del tipo de garbanzo que usemos. Iremos probando hasta que estén tiernos. Los retiramos del fuego y reservamos.

Cortamos la carne de cordero en trozos pequeños, quitándole bien la grasa y las telillas que pudiera tener. Cubrimos el fondo de una cazuela con aceite y la ponemos al fuego. Cuando el aceite esté caliente añadimos el cordero troceado y lo removemos bien para que se impregne de aceite por todos lados. 
Incorporamos todas las especias: mostaza, cúrcuma, chilli y curry. Volvemos a remover bien y dejamos que se cocine el cordero unos 15 minutos, hasta que empiece a coger color. Preparamos entonces el resto de los ingredientes: el jengibre pelado y laminado, los dientes de ajo pelados y troceados y las cebollas peladas y cortadas en juliana fina. Los añadimos a la cazuela, junto con las hojas de curry y dejamos que se siga cocinando todo, otros 15 minutos.
Pelamos los tomates y les quitamos las pepitas. Los cortamos en cubitos y los añadimos al guiso. Dejamos que se cocinen unos minutos. Escurrimos los garbanzos los añadimos a la cazuela. Removemos todo bien y salpimentamos al gusto. Cubrimos todo el guiso con el caldo, tapamos la cazuela y dejamos que hierva suavemente, al menos, una hora y media, hasta que el cordero esté tierno y salsa reducida y espesa.
Incorporamos entonces la leche de coco y las espinacas bien lavadas y troceadas. Dejamos que vuelva a hervir 2 minutos y ya está listo. Decoramos el plato con cilantro fresco y lo acompañamos con arroz basmati hervido.
Esta receta la preparé la temporada pasada, en primavera, pero no me dio tiempo a publicarla. Llegó el calor y ya no apetecía. La receta es de Jamie Oliver, de su revista del mes de mayo. Tengo que decir que esta es una de las mejores recetas que he preparado nunca: sabrosísima, suave (aunque no lo parezca) y diferente a otros guisos que yo haya preparado.  Así de contundente.

Desde que empecé a publicar mis recetas en este blog, he preparado recetas buenas, buenísimas, regulares, sencillas, complicadas,… todo tipo de recetas. Pero de vez en cuando, aparece una receta que sobresale sobre todas las demás, que te cautiva de momento y que sabes que se va a quedar en tu repertorio para siempre: el bacalao ajoarriero, el pastel de cebolla y queso, los rilletes de pato, …. y esta receta de cordero y garbanzos!!!
Creo que uno de sus secretos es utilizar buenos ingredientes, otro hacerla lentamente, sin prisa y por último, hay que disfrutar del plato recién hecho, calentito, con un buen vino y en buena compañía. El éxito está garantizado!!

En mi casa no hemos tenido la costumbre de comer el cordero guisado, solamente se usaba en la “Menestra de Cordero. Siempre hemos comido el cordero al horno y por supuesto, siempre cordero lechal. Creo que el cordero es una carne bastante desconocida y a mi me encanta. Ahora encuentro piezas de cordero buenísimas, de animales más grandes, pero sabrosas y nada fuertes. Nada que ver con esa idea que teníamos del cordero fuerte, de olor desagradable, que yo creo que ahora ni existe.  
Así que este plato lo preparé con un buen cordero y por otro lado, con unos garbanzos de lujo. Unos garbanzos de Daganzo, que me trajo Carlos Dube de Madrid, que son impresionantes. Un garbanzo tierno, que no se rompe al cocer (y en esta receta cuece mucho tiempo) y que se impregna de todo el sabor de este guiso tan intenso. Sorprendentes y 100% recomendables.
Carlos, ya te lo anticipé, ya te dije que había hecho una receta muy especial con los garbanzos. De verdad, y ya me conoces, que ha sido una de las mejores recetas que yo he preparado nunca (dentro de poco publicaré un arroz con bogavante que lleva la misma etiqueta) y que la mezcla de cordero y garbanzos, con todo su aderezo y acompañados de arroz basmati, se quedará en mi recetario como algo glorioso. Gracias. 

2 comentarios:

  1. Me dejas loco Begoña, vaya pintaza de plato. Los currys me chiflan, y con cordero no hemos hecho ninguno. Y te pasa como a mí, la carne de cordero hay que explotarla muchísimo más porque somos afortunado del buen cordero que hay en nuestro país y las posibilidades son infinitas. Bueno, y me alegro que te hayan gustado los garbanzos, son una maravilla y en casa ya no pueden faltar!

    ResponderEliminar
  2. Gracias a los dos!!! Nuestra mejor recompensa!!

    ResponderEliminar