miércoles, 9 de noviembre de 2016

Gratinado de Puerros y Acelgas

Ingredientes :

½ manojo de Acelgas
4 Puerros
2 dientes de Ajo
Sal
Aceite de Oliva Virgen Extra
3 cucharadas de Mantequilla
6 cucharadas rasas de Harina
½ litro de Leche
Queso Gruyere
Queso Parmesano
Nuez Moscada
Pimienta Negra
Preparación :

Lavamos bien las acelgas, les quitamos los hilos laterales y de la penca y las troceamos, muy pequeñas. Yo he utilizado acelgas rojas, pero da lo mismo hacerlo con acelgas normales. Ponemos al fuego un cazo alto, con agua abundante y sal. Cuando rompa el hervor, echamos dentro las acelgas y las escaldamos 2 minutos. Las escurrimos bien y reservamos.
Pelamos los puerros, los lavamos bien y los troceamos en rodajas de 1 o 2 centímetros. Cubrimos el fondo de una cazuela con aceite y pochamos los puerros a fuego suave, con un poco de sal. Removemos de vez en cuando y esperamos a que los puerros estén tiernos. Incorporamos entonces los dientes de ajo picados muy finos y dejamos que se frían.
Añadimos a la cazuela, las acelgas escaldadas, removemos para mezclar bien todas las verduras y las retiramos del fuego.

Precalentamos el horno a 200ºC. Engrasamos una fuente de horno y vertemos las verduras en ella. 
En otro cazo, preparamos una bechamel como de costumbre, con la mantequilla, la harina y la leche. Salpimentamos la bechamel al gusto y cuando haya hervido lo suficiente y espesado bien, durante unos 15 minutos aproximadamente, incorporamos queso gruyere rayado y nuez moscada, al gusto.
Cubrimos las verduras que tenemos en la fuente de horno con esta salsa bechamel, de manera que queden totalmente cubiertas. Espolvoreamos el queso parmesano rallado por encima y metemos la fuente al horno unos 15/20 minutos. Al final ponemos en marcha el grill, para que se gratine la superficie. Servimos inmediatamente, bien calentito.
Un plato de verduras delicioso, que combina dos de mis verduras favoritas: los puerros y las acelgas. Encontré la receta en una página de Internet, de las infinitas páginas de recetas que existen.

Cuando veo una receta que me apetece y según la voy leyendo, me doy cuenta de que me gustan los ingredientes, me gusta la forma de cocinarlos y me encanta el resultado, la guardo y se seguro que la voy a probar en breve…. pero tengo tantas recetas acumuladas… que no voy a tener vida para probarla todas!!

Una receta sencilla, de las que me gustan tanto, muy sabrosa y suave y super nutritiva. Perfecta para estos días de otoño, que ya ha entrado definitivamente. Hace fresquito, ¿verdad?

3 comentarios:

  1. Estoy contigo, no creo que tengamos vida para tantas recetas que tenemos pendientes. Esta me la guardo... no se si para esta o para la siguiente.

    Mil besos.

    ResponderEliminar
  2. Mi chico aborrece las acelgas, pero yo creo que si se las dieras así, se las comía sin rechistar :)

    ResponderEliminar
  3. Me gusta sí o sí, lo sabes. Además con la bechamel se despeja cualquier duda, un comodín siempre perfecto!

    ResponderEliminar