miércoles, 19 de agosto de 2015

Melocotones a la plancha, con Helado

Ingredientes :

65 grs de Nueces Pecanas
155 grs de Harina
40 grs de Azúcar glas
2 cucharadas de Azúcar
¼ cucharadita de Sal
¼ cucharadita de Levadura Royal
85 grs de Mantequilla
1 cucharadita de Extracto de Vainilla

135 grs de Azúcar
150 ml de Nata
1 cucharada de Whisky
¼ cucharadita de Sal

120 ml de Nata para montar
1 cucharada de Azúcar

4 Melocotones
Mantequilla
3 cucharadas de Sirope de Arce
1 cucharada de Azúcar con Canela

Preparación :

Prepararemos con antelación el helado de vainilla, según esta receta.

Precalentamos el horno a 180ºC. Cubrimos una bandeja de horno con papel y extendemos por encima las nueces pecanas. Las horneamos durante 12/14 minutos, removiéndolas de vez en cuando y hasta que estén bien tostadas. Las sacamos del horno y las dejamos enfriar. No apagamos el horno.
Ponemos en el recipiente de la batidora las nueces, la harina, los dos tipos de azúcar, la sal y la levadura y trituramos todo junto, hasta que obtengamos una pasta. Añadimos la mantequilla y el extracto de vainilla, volvemos a triturar y obtendremos una especie de arena gruesa.

La extendemos sobre el papel de la bandeja de horno y la horneamos 8 minutos. Removemos la mezcla con ayuda de una espátula y dejamos que se hornee otros 5 minutos, hasta que la pasta esté bien tostada. La sacamos del horno y dejamos que se enfríe sobre una rejilla. Una vez fría, la guardamos en un envase hermético. Ya tenemos preparado el “crumble”.
Ahora hacemos la salsa de caramelo salado. Para ello ponemos el azúcar en un cacito, a fuego medio. En pocos minutos, el azúcar empieza a derretirse y lo dejamos hasta que empiece a tomar color. Si hiciera falta, lo removemos un poco con ayuda de una espátula, para que todo el azúcar se disuelva por igual. Esperamos a que todo el azúcar tenga el mismo color, controlando bien el proceso, porque si nos pasamos, se quemaría el azúcar y ya no nos serviría. Retiramos el cazo del fuego y con muchísimo cuidado y evitando que salpique, vertemos la nata por encima. Removemos sin parar, para que se mezcle bien. Si el azúcar se solidifica, lo ponemos otra vez al calor y se derretirá otra vez.

Dejamos que la salsa se enfríe y entonces le añadimos el whisky, la vainilla y la sal. La guardamos en un envase de cristal. Esta salsa la podemos guardar en el frigorífico más de una semana. Si cuando queramos usarla está muy espesa, la podemos calentar un poco para aligerarla.

Montamos la nata, que deberá estar muy fría, con ayuda de las varillas. A mitad del proceso añadimos el azúcar. La ponemos en una manga pastelera y la guardamos en el frigorífico.
Calentamos la plancha, por la parte que tiene grill. Lavamos los melocotones y los cortamos por la mitad, quitándoles el hueso. Los pincelamos con el sirope de arce y los espolvoreamos con el azúcar con canela.
Engrasamos la plancha con mantequilla y asamos los melocotones, hasta que se doren y estén un poco tiernos, unos 15/20 minutos. Procuramos mantener las marcas del grill. Podemos asar los melocotones antes y calentarlos cuando los vayamos a comer.

Para montar el postre, ponemos las mitades de melocotón hacia arriba, las rellenamos con una bola de helado de vainilla, las regamos con salsa de caramelo, espolvoreamos el crumble de pecanas por encima y acompañamos de nata montada.
Estamos en época de melocotones y hay que aprovechar el momento. Este año hemos comido unos melocotones deliciosos, así que he buscado recetas para darles diferentes usos, para variar un poco.

En el blog “Smitten Kitchen”, que a mi me da mucho juego desde hace muchos años, encontré esta receta y quitando que a mi, personalmente, no me gusta mucho la nata montada y por eso no la puse, el postre es una delicia!!!

Se mezclan sabores, colores, texturas…. Ideal para el verano!!!!

3 comentarios:

  1. ¡Menudo postre de domingo! No me gustan los melocotones, pero así igual hasta me los como...se ven deliciosos.

    ResponderEliminar
  2. Pues seréis vosotras, porque lo que somos nosotros, melocotones espantosos. Sólo un par de ellos en Alicante que no estaban mal, pero vamos, un desastre, como el melón. Bueno. miento, ayer comimos el primero bueno pero comprado a 2,50€ el kilo, un poco exagerado. Desde luego el postre se intuye delicioso, el crumble debe de ser lo más y esa salsa le da un aspecto al postre terriblemente apetecible. Deduzco que los melocotones se sirven calientes.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. Pintaza total! Es una de esas recetas que lo dicen todo al ver la foto, impresionantes y sencillas, me encanta

    Un abrazo y ten una bonita semana

    ResponderEliminar