miércoles, 30 de noviembre de 2011

Pastel de Ternera y Champiñones (Steak & Mushroom Pie)

Ingredientes :

750 grs de Tapa de Ternera
Aceite de Oliva
Harina
2 Cebollas
2 dientes de Ajo
150 ml de Vino Tinto
2 cucharaditas de Salsa Worcestershire
500 ml de Caldo limpio
1 hoja de Laurel
25 grs de Mantequilla
250 grs de Champiñones
150 grs de Guisantes
Sal

250 de Mantequilla
400 grs de Harina
Sal
1 Huevo
2 cucharadas de Agua fría

1 Huevo batido
Preparación :

Podemos preparar la carne cortada en cubitos o simplemente cortarla en dos trozos, para que sea más fácil cocinarla. En mi caso lo hago así, en dos trozos, y la troceo al final, porque tengo que pasar la salsa por el pasapurés y es más práctico. En mi casa la cebolla no puede aparecer en trocitos…..

Por lo tanto cortamos el trozo de carne en dos y lo enharinamos. Ponemos aceite en el fondo de una cazuela y lo calentamos. Introducimos la carne y la doramos por todos lados. Si la troceamos al principio sería igual, se enharinan todos los trozos y se doran.
Picamos las cebollas y los dientes de ajo en trozos pequeños y los añadimos a la cazuela. Removemos todos los ingredientes y dejamos que se cocinen a fuego medio hasta que empiecen a coger color. Añadimos el vino, salamos y desglasamos bien la cazuela. Incorporamos también la salsa Worcestershire. Dejamos que hierva.

Entonces añadimos el caldo y la hoja de laurel. Si fuera necesario añadimos agua, hasta que se cubran bien todos los trozos de carne. Dejamos otra vez que hierva y entonces tapamos la cazuela, bajamos el fuego y esperamos que se cocine durante 1 ½ horas, dependiendo de lo tierna que sea la carne. Pasado ese tiempo, sacamos los trozos de carne y la hoja de laurel, pasamos la salsa por el pasapurés y volvemos a ponerla en la cazuela. Troceamos la carne y la añadimos a la salsa.
Mientras se hace la carne, limpiamos los champiñones, los pelamos y troceamos. Ponemos la mantequilla a derretir en una sartén y los sofreímos hasta que suelten el agua. Los añadimos junto con los guisantes a la cazuela de carne y dejamos que se siga haciendo otra media hora.

Una vez que el guiso esté terminado, lo dejamos enfriar. Yo lo suelo hacer de un día para otro.

Cuando vayamos a hacer el pastel, preparamos la masa. Ponemos la harina y una pizca de sal en el recipiente de la amasadora y empezamos a mezclar con la pala a velocidad baja. Añadimos la mantequilla muy fría poco a poco, cortada en trocitos, sin dejar de remover. Cuando la mezcla esté homogénea y parezca una  arena gruesa, añadimos el huevo y el agua fría, removemos muy poco y paramos. Esta masa no se debe amasar mucho. La sacamos del recipiente y la unimos con las manos, para formar una bola. La cubrimos con film transparente y la guardamos en el frigorífico por lo menos durante 30 minutos.
Precalentamos el horno a 200ºC. (180ºC con aire). Sacamos la masa del frigorífico y la cortamos en dos trozos (2/3 y 1/3). Estiramos con el rodillo, entre dos papeles de horno, el trozo más grande. Engrasamos el molde y lo forramos con la masa. Con las manos, adaptamos bien la masa y cortamos con un cuchillo, el exceso que sobresalga del borde. Estiramos también entre dos papeles el trozo más pequeño. Enfriamos todo en el frigorífico por lo menos durante 20 minutos.
Cuando la masa vuelva a estar bien fría ya podemos montar el pastel. Sacamos el molde y lo rellenamos con la carne guisada, intentado escurrir bien cada cucharada, para que caiga el menor líquido posible. La salsa empaparía la masa, pero tampoco lo debemos dejar seco, seco. Rellenamos el molde hasta el borde. Reservamos el resto de la salsa.

Batimos un huevo y con una brocha, pintamos todo el borde de la masa. Entonces sacamos la otra parte de la masa que la tenemos enfriando y cubrimos el pastel. Adaptamos bien la masa y recortamos el borde. Aplastamos bien los bordes para que se peguen y les damos forma. Pintamos toda la superficie con el huevo batido.

Horneamos durante 30 minutos, hasta que la superficie esté bien dorada y el interior muy caliente. Se sirve muy caliente, acompañado del jugo que nos ha quedado del guiso y en este caso también de un poco de puré de patata.
Este año me ha dado por los “Pies”. Tartas, tanto dulces como saladas. Le he perdido el respeto a la masa quebrada y la hago de todas las formas y sabores. En este caso la receta es de la revista BBCGoodFood de Noviembre y es un clásico de la cocina británica. La receta original es sin guisantes, pero a mí me gustan mucho y creo que en esta combinación van perfectos.

Ya he publicado muchas recetas de tartas dulces y saladas de este tipo, pero no os imagináis lo que me queda de publicar y sobre todo de hacer. Poco a poco me he ido haciendo con todo un equipo de preparación de “Pies”. Desde libros, moldes individuales, moldes grandes, “crimpers” (para dar forma a los bordes), .... hasta una maquinita para hacerlos individuales,….. todo lo imaginable, ya me conocéis.

En cualquier caso, esta receta es ideal para esta época del año y por supuesto, admite todas las variaciones que queramos. Además con un caldito por delante, un plato único perfecto!!!!

17 comentarios:

  1. ¿Sabes que me ha encantado verdad?, estas tartas saladas me llaman mucho la atención, y es que el relleno de esta es sobresaliente.

    Y yo que ando siempre buscando recetas que utilicen worcestershire y no estoy de broma... me da rabia no utilizarlo con el sabor tan peculiar que tiene. :)

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Se ve delicioso! En mi casa hace poco que estamos comiendo menos carne, por lo que veré si hago una versión vegetariana del pie, aunque me tienta mucho hacerlo tal como lo has descrito.

    Saludos
    Paty

    ResponderEliminar
  3. Estas tartas son una maravilla y quedan riquísimas. Te ha quedado con una pinta bárbara.

    Besos,

    ResponderEliminar
  4. Begoña, me parece una receta fabulosa.
    La verdad es que no acostumbro a preparar tartas saladas......

    Besos

    ResponderEliminar
  5. Bego menuda pinta esta tarta salada.... un plato contundente y delicioso donde los haya.....

    Un besote.
    Lau.

    ResponderEliminar
  6. Me lo apunto. La semana pasada por fin me decidí a hacer la masa para unas tartas dulces y estaba pensando en hacer una salada pronto.
    Besos, Begoña

    ResponderEliminar
  7. realmente resultonas y muy completas... no me extraña que te encanten !!!

    besotes

    ResponderEliminar
  8. Que bueno ..sabes me recuerdan a esas tartas -pasteles ingleses que siempre me han dado envidia ..necesito darles un bocado y saborear uhmmmm...GENIAL BSSSSMARIMI

    ResponderEliminar
  9. Una maravilla de tarta, te quedan geniales Begoña, un besito

    ResponderEliminar
  10. Tengo muchas ganas de probar una tarta de este tipo en salado. Se ve muy rica :)!!

    Muchos besos!

    ResponderEliminar
  11. Menuda pinta. Un buen trozo me tomaba yo para la cena. Por cierto, ya nos irás enseñando todos los aparatitos que hs ido comprando. Un beso.
    cosicasdulces.blogspot.com

    ResponderEliminar
  12. pues se mete por los ojos este pastel,aunque no me guste demasiado la ternera.
    saludos.
    http://conaromaacaserito.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  13. Te ha quedado perfecto!!. Me encanta es aspecto y me imagino lo rico que está. bESOS

    ResponderEliminar
  14. Uhmmmm!!! totalmente irresistible, me encanta el relleno...

    Un besito!!!

    ResponderEliminar
  15. qué delicia!!! este pastel salado no me lo pierdo por nada del mundo, lo tengo que preparar!!! jajaja

    Salu2, Paula
    http://conlaszarpasenlamasa.cultura-libre.net
    http://galletilandia.cultura-libre.net

    ResponderEliminar
  16. Te ha quedado redondo este pie, gracias por compartir lo que sabes y lo que cocinas.
    Besitos

    ResponderEliminar
  17. muchas felicidades! te ha quedado un pastel estupendo!

    ResponderEliminar