martes, 21 de junio de 2011

Tarta helada de Fresas y Chocolate Blanco


Ingredientes :

175 grs de Galletas Digestiv
75 grs de Mantequilla
400 grs de Chocolate Blanco
400 grs de Fresas
200 grs de Azucar glas
300 grs de Queso Philadelphia
200 ml de Nata para montar


Preparación :

Trituramos las galletas y las mezclamos con la mantequilla derretida, hasta integrar bien toda la mezcla. Vertemos las galletas en un molde de fondo desmoldable de 20 cm. (previamente engrasado) y lo repartimos bien y lo aplastamos con ayuda de un vaso o cualquier otro objeto, para compactarlo sobre el fondo y que quede una capa lisa y homogénea.

Ponemos el molde a enfriar en el frigorífico, por lo menos ½ hora. Yo he utilizado una mezcla de galletas con cacao, que me había sobrado de otra preparación y he hecho una tarta más grande, porque era para muchas presonas. He hecho la tarta en un molde de 25 cm, por lo que he aumentado a ojo, las cantidades.


Derretimos 375 grs de chocolate en el microondas con mucho cuidado de no quemarlo o al baño maría, hasta que se derrita totalmente.

Separamos 6 fresas que usaremos para decorar. El resto las limpiamos y las trituramos con la batidora, hasta obtener una crema. Añadimos el azúcar, el queso y la nata y seguimos batiendo, hasta que estén integrados todos los ingredientes y la mezcla sea esponjosa. 


Incorporamos poco a poco el chocolate derretido, sin dejar de batir hasta que se incorpore totalmente. Sacamos el molde del frigorífico, limpiamos bien el borde interior del mismo y lo engrasamos. Vertemos la mezcla sobre el molde y alisamos la superficie.

Guardamos la tarta en el congelador, por lo menos 8 horas, por lo que conviene hacer la tarta con antelación. La receta indica que se puede dejar sin congelar, pero esa mezcla no es suficientemente consistente, para que solidifique y se pueda desmoldar sin problemas. Si no quisiéramos congelarla, deberíamos añadir 5 o 6 hojas de gelatina, disueltas en un poco de la nata caliente. 


Una vez que la tarta haya solidificado, limpiamos y cortamos por la mitad las fresas que habíamos reservado. Las ponemos sobre la tarta, distribuyéndolas por el borde. Derretimos el resto del chocolate blanco, le añadimos un chorrito de nata y con ayuda de una manga pastelera, lo repartimos en zig-zag por la tarta. Una vez que se enfríe, la tarta está lista para servir.


Antes de que se acaben definitivamente las fresas, quería poneros dos recetas que he hecho últimamente y que creo que realmente merecen la pena.

Las dos son de la revista BBC GoodFood de junio y aunque yo ya había dado la temporada de fresas por terminada, he vuelto a caer. No lo puedo evitar….

Este año he preparado, como de costumbre, mermelada de fresas para todo el año, mermelada de fresas y ruibarbo y puré de fresas congelado. Y aunque por aquí, todavía quedan fresas de la zona, están a punto de terminar, así que me fui corriendo a por fresas para estas recetas.


No se cómo me las arreglo, pero siempre acabo liándome. Me dio pena, pensar que ya no iba a haber más fresas y compré una cajita. Les he quitado los rabitos, las he congelado encima papel de aluminio, bien estiradas y una vez congeladas las he guardado en bolsas en el congelador. 


Para la siguiente receta (que publicaré mañana) he usado estas fresas congeladas, para ver que tal estaban y han salido perfectas. Yo había comprado fresas congeladas, pero siempre están como rotas y desmenuzadas. Nada que ver con éstas, que aunque al descongelarlas pierden toda la firmeza, quedan enteras y buenísimas!!!!

Ya he congelado dos cajitas más….. para todo el año. Hay electrodomésticos, que son, realmente, inversiones super rentables : un gran congelador. Otro problema es el espacio…..

30 comentarios:

  1. Otra vez dándome envidia con el congelador! Cada vez que te leo una de estas entradas en las que cuentas todo lo que congelas empiezo a darle vueltas a la cabeza...
    Y la tarta me encanta...hace mucho tiempo que tengo ganas de hacer una tarta helada como las de antes, a ver si antes de que acabe el verano la hago.
    Un besazo.

    ResponderEliminar
  2. Excepcional, me ha encantado. El año que viene la haremos, prometido. Me encantan estos postres con fresa natural, además decorado en este caso a las mil maravillas.

    Nunca congelamos fruta, pero entre Oli y tú nos estáis convenciendo para utilizarla en repostería. La mermelada de fresas y ruibarbo nos pareció fantástica, ya verás lo que hicimos.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. Qué tarta más rica!!! Y preciosa decoración. Esta perfecta!! Un abrazo!!

    ResponderEliminar
  4. vaya pinta buena que tiene.a mi las tartas con fresas me encantan.

    ResponderEliminar
  5. Begoña, una tarta de cinco estrellas, el corte y la presentación son de lujo, ¡qué lastima no tener ya fresas en el mercado para prepararla!. Besos.

    ResponderEliminar
  6. Este pastel se ve de 10 y con loq ue a mi me egustan las fresas y el chocolate blanco mmmm creo que me comeria hasta 3 rebanadas.
    un beso
    becky

    www.mamaehijacocinando.blogspot.com

    ResponderEliminar
  7. la tarta me parece una delicia.
    Pero el lomo de oza y ajoblanco, me ha provocado caída de baba, jejejeje.
    Un beso

    ResponderEliminar
  8. Pues te aseguro que en cuanto pueda me hago con una caja de fresas bien hermosas y las congelo ¿por qué no se me habrá ocurrido antes con lo que nos gustan en casa?.... Un beso y gracias

    ResponderEliminar
  9. Se me van los ojos detrás de la tarta! Debe estar riquísima y más con los calores que va haciendo ya.

    A mí me resulta imposible hacer una tarta helada con el congelador tan pequeño que tengo y de cajones. Así que me conformo con babear jejej

    Lo que sí congelo son las fresas en temporadas, bien redonditas y coloradas, para hacer helado de fresa. Ya mismo empezaré a hacerlo.

    Un besote

    ResponderEliminar
  10. Qué bonita te ha quedado. De sabor me la imagino, trístemente porque lo que me gustaría es probarla...snif

    ResponderEliminar
  11. Por favor, pero que cosa tan deliciosa!!!!!

    ResponderEliminar
  12. Una ricura de tarta, seguro que sí.Nunca he hecho una tarta congelada.Ya va siendo hora....
    Ayer hice un poco de orden en mi congelador. ¡ Madre mía lo que he ido acumulando !Bueno, nada si comparo mi congelador con el tuyo...ja,ja.
    Un besuco,
    María Joé

    ResponderEliminar
  13. Que rica se ve!!!se nota muy cremosa...Felicidades, estupenda tu receta, la prefiero congelada y no con gelatina.
    Cariños.

    ResponderEliminar
  14. Me encanta tu tarta, yo la he hecho alguna vez con gelatina, pero la tuya es mucho más natural y seguro que más buena, tengo que probarla! besos ;)

    ResponderEliminar
  15. Begoña, la tarta tiene un aspecto delicioso y el sabor de la mezcla de fresas y chocolate,ummmm.
    Yo estoy contigo, el mejor electrodoméstico a mi parecer es mi arcón congelador !!
    un biquiño

    ResponderEliminar
  16. Te ha quedado una tarta divina ... y seguro que deliciosa. Me la apunto.
    Un beso

    ResponderEliminar
  17. Un lujo de tarta y bien explicada paso a paso. Muchas gracias.

    ResponderEliminar
  18. ¿Queda un trozo? Igual he llegado tarde....pero viendo el resultado no dejo de desear probarla.
    Así que aunque no tengo fresas congeladas, tendré que buscarlas...
    Una maravilla de tarta..sigo por aqui poniendome al dia...que he visto ese lomo con ajo blanco y.....

    ResponderEliminar
  19. que maravilaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa y que bonita enorabuena te ha quedado muy bien

    ResponderEliminar
  20. Aynssss que envidia me da tu congelador, seguro que lo tienes como los chorros del oro y bien ordenadito, la verdad es que un congelador es una buena inversión...y esa tarta un caprichito riquísimo, y super apetecible para éstos días...

    Un besito!!!

    ResponderEliminar
  21. Delicioso, como todo lo que haces.
    soy Lola del blog PAN FRITO O REBANAS, hace mucho que te sigo, cada día me sorprendes más con tus recetas, sigue así.
    Te invito a visitar mi blog y a que te quedes si quieres.
    Un beso. LOla

    ResponderEliminar
  22. Que buena !!! lastima que sea incompatible con laoperación bikini...

    besitos

    ResponderEliminar
  23. Me encanta la receta y un 10 para la decoración.Un beso

    ResponderEliminar
  24. Que tarta tan bonita y tan rica. Mmmmm con el calor de estos días apetecen dos trozos.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  25. hola recien descubri tu blog felicidades se ve todo exkisito con tu permiso me kedo de seguidora un saludo

    ResponderEliminar
  26. Espléndida tarta, me ha parecido rquetebuena. Me encantan las fresas.
    Mil gracias por darnos la idea de como congelarlar.

    Besitos guapa,

    ResponderEliminar
  27. es perfecta!!!, me ha encantado, vamos que ya está anotada y pienso comprar urgentemente fresas y congelarlas para poder hacerla ;)

    Salu2, Paula
    http://conlaszarpasenlamasa.cultura-libre.net
    http://galletilandia.blogspot.com

    ResponderEliminar
  28. Qué tarta más impresionante y buena tiene que esta.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  29. Qué receta más interesante!! debe de estar riquíiiiiiiiiisima!!
    Y muchas gracias por el consejo de las fresas congeladas, es desesperante querer hacer tartas con frutos rojos y no encontrar casi en ningun sitio, así será mucho más fácil.
    Un saludo!
    http://algodolga.blogspot.com
    Olga!

    ResponderEliminar