viernes, 27 de agosto de 2010

Tortilla Alaska - D.B. August 2010


The August 2010 Daring Bakers’ challenge was hosted by Elissa of 17 and Baking. For the first time, The Daring Bakers partnered with Sugar High Fridays for a co-event and Elissa was the gracious hostess of both. Using the theme of beurre noisette, or browned butter, Elissa chose to challenge Daring Bakers to make a pound cake to be used in either a Baked Alaska or in Ice Cream Petit Fours. The sources for Elissa’s challenge were Gourmet magazine and David Lebovitz’s “The Perfect Scoop”.


Ingredientes :


·         Bizcocho Mantequilla Dorada

275 grs de Mantequilla
200 grs de Harina
5 grs de Levadura Royal
3 grs de Sal
110 grs de Azúcar Moreno
75 grs de Azúcar
4 Huevos
½ cucharadita de Extracto de Vainilla

·         Merengue

8 Claras de Huevo
220 grs de Azúcar
½ cucharadita de Crémor Tártaro
½ cucharadita de Sal


Preparación :

Preparamos con antelación los helados, según la receta que publiqué el año pasado. La encontrareis aquí.

Una vez hechos los helados, rellenamos los moldes que vayamos a utilizar con una capa de cada sabor, dejando congelar una capa antes de poner la otra. Yo he usado unos boles pequeños que los podemos forrar con antelación, con film transparente, para que sea más fácil desmoldarlos. Los guardamos en el congelador hasta el momento de usarlos.


El día que vayamos a hacer el postre, preparamos el bizcocho. Precalentamos el horno a 160ºC y engrasamos un molde cuadrado de 23 x 23 cm.

Ponemos la mantequilla al fuego en un cacito y la dejamos calentar hasta que se derrita y empiece a tomar color. Empezarán a separarse la mantequilla dorada y las partículas sólidas. Hay que tener cuidado de que no se queme la mantequilla. Retiramos del fuego y dejamos enfriar. Colamos y reservamos.

Mezclamos la harina con la levadura y la sal y las tamizamos.

Batimos la mantequilla dorada con el azúcar moreno y el azúcar normal con la ayuda de las varillas eléctricas, hasta que estén espumosas y esponjosas. Añadimos los huevos uno a uno, mezclando bien e incorporamos el extracto de vainilla.

Añadimos la harina con la ayuda de una espátula y mezclamos con cuidado, lo justo para que se incorpore.

Vertemos la mezcla en el molde y la horneamos unos 25 minutos hasta que esté tostado por encima y al introducir una aguja salga limpia.

Dejamos enfriar el bizcocho 10 minutos en el molde y después lo pasamos a una rejilla hasta que se enfríe completamente.


Cortamos las bases de cada tartita con el mismo bol, donde hemos puesto el helado. Si el bizcocho ha salido muy grueso, cortamos las bases por la mitad.

Preparamos el merengue batiendo las claras, primero con una velocidad media y luego más rápido, añadiendo el crémor tártaro, la sal y el azúcar, poco a poco, una vez que ya estén montadas. Tienen que quedar un merengue muy, muy firme.

Rellenamos una manga pastelera con boquilla de picos y la reservamos en el frigorífico. Sacamos los helados, los desmoldamos y ponemos cada bola encima de una base de bizcocho. Con la manga pastelera rellena de merengue, vamos cubriendo toda la superficie de la bola, hasta que quede completamente tapada.


Y con la ayuda de un soplete de cocina, quemamos un poco la superficie del merengue. Si no tenemos soplete, ponemos el horno a 250ºC y le damos un golpe de horno (2 ó 3 minutos), para dorar la superficie, pero teniendo cuidado, ya que el interior es helado.

Aunque es mucho mejor comerlas en ese mismo momento, podemos volver a guardar las tartitas en el congelador hasta el momento de comerlas. No durante mucho tiempo, pero si lo suficiente para poder hacerlas antes de sentarse a la mesa.


Este mes el reto de las Daring Bakers era hacer un bizcocho de mantequilla dorada y utilizarlo para hacer una tortilla Alaska ó unos Petit Fours de Helado. Yo he optado por una tarta Alaska, porque la verdad es que tenía ganas de probarla.

Cuando yo empecé a trabajar en la hostelería, se utilizaba mucho esta tarta para bodas y banquetes, un helado cubierto de merengue tostado, que incluso se podía flambear al llevarlo a la mesa. Aharo parece que es un postre un poco pasado de moda, pero tengo que reconocer que está buenísimo, es fácil de hacer y puede quedar precioso.

En este caso la Tortilla Alaska tiene doble mérito. La he hecho a 40ºC ¡!!!!

En mi cocina tengo aire acondicionado, pero si en el exterior está la temperatura a 40ªC por mucho aire que tengas, el ambiente es caluroso y como podéis comprobar en la birria de fotos que conseguí sacar, el helado no estaba por la labor de comportarse, simplemente se deshacía…..

Un postre que seguro que repetiré y mejoraré en otra época del año.

37 comentarios:

  1. Sin duda tiene que estar muy bueno, es un helado artificioso y lleno de texturas. Nunca lo he probado ni en casas, ni en pastelerías, ni en bodas ni en restaurantes... es que vamos, ¡no me suena de nada! jejeje. Ni el nombre, ni la forma...

    Bien es verdad que ya sabes que nunca he curioseado en el mundo del dulce, y de este modo me he perdido muchas ocasiones de conocer postres, de culturilla general y por supuesto de degustaciones más variadas.

    El caso es que pese a no tener fondo, reconozco un muy buen trabajo. Y encima con el handicap de esa horrible temperatura jejeje, pues oye, te han salido muy sugerentes.

    Si te sirve de consuelo ayer a las 23:30 29º.

    Un saludo y buen fin de semana (que lo paséis muy bien).

    ResponderEliminar
  2. Desde luego, hay que tener valor para hacer este postre con estas temperaturas, y sobre todo fotografiarlo!
    De todas formas te ha quedado genial como era de esperar, ese merngue tiene una pinta fabulosa.
    Hasta pronto!

    ResponderEliminar
  3. Que maravilla, esto es una preciosidad y además tiene que estar de rico.

    Me encanta como te ha quedado. Me lo copio por si soy capaz de hacerlo.

    Saludos

    ResponderEliminar
  4. Tú si que tienes mucha pasiencia para hacer estas cosas! Yo voy a lo rápido sin calentarme mucho la cabéza. Te ha quedado estupendo y me imagíno que está de muerte!
    Besos!

    ResponderEliminar
  5. Yo esperaba ver una 'tortilla' y me encuentro con esta preciosidad de receta. Impresionante, Begoña, tienes toda mi admiración.

    ResponderEliminar
  6. No soy muy de postres, pero desde luego, tiene un mérito tremendo haber sido capaz de hacer ese trabajo, con el calor tan brutal que estamos padeciendo...

    Lo del aire acondicionado en la cocina es genial, jajajaj, aunque tendrá unos filtros tremendos...

    Bueno, un resultado espectacular de verdad. Brutal.

    ResponderEliminar
  7. Te ha quedado de lujo Bego... yo en mi vida había oido hablar de este postre... es la primerisima noticia que tengo....

    Pues para estar a 40º el helado no se portó tan mal no?

    Yo esta mañana cuando me vine a trabajar estaba a 19º.... es lo que tienen las tierras de meigas...

    Biquiños mil.
    Lau.

    ResponderEliminar
  8. Que buena pinta!! Me llevo un trocito!!

    Un beso

    ResponderEliminar
  9. ¡¡ IMPRESIOANANTE !! Madre mía, qué postre más espectacular

    Besos. Ana

    ResponderEliminar
  10. Que rica idea!, se ve realmente exquisito y el resultado es de lujo.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  11. Una Maravilla!!!!!....ese dorado del merengue....sus puntas quemaditas.....ese relleno....ay....una delicia.....felicitaciones!!!......Abrazos, Marcela

    ResponderEliminar
  12. Wow - that looks absolutely delicious. Great job on the challenge!

    ResponderEliminar
  13. Quelle délicieuse magnifique et surprenante réalisation un régal
    Je te souhaite une belle soirée
    Valérie

    ResponderEliminar
  14. Aqui estamos en alerta roja 44º asi que tu helado me vendria de perlas ummmm...que maravilla!!!Esto nunca pasa de moda,siempre apetece.....ademas es precioso.
    Besets.

    ResponderEliminar
  15. Una maravilla de postre ¡¡¡¡
    Sois increibles ,menudo curro que
    lleva todo esto¡¡¡¡¡¡
    Besos

    ResponderEliminar
  16. Begoña pues para estar a 40º te ha quedado fenomenal y es que tienes una mano para todo que no se te resiste nada.
    Me gustaba mucho este postre aunque hace años que no lo pruebo.
    Besos

    ResponderEliminar
  17. Es impresionante como te ha quedado este helado.
    Me ha encantado esas puntas tostadas.
    Aissssss que envidia. ajajaja
    Soy una negada para los helados.
    Besos.

    ResponderEliminar
  18. WOW! That is really impressive! I'm drooling! Great job on this challenge!

    ResponderEliminar
  19. espectacular, ni más ni menos !!! saluditos

    ResponderEliminar
  20. espectacular, ni más ni menos !!! saluditos

    ResponderEliminar
  21. Que maravilla, Begoña, te han quedado preciosos, eres una curranta nata, porque mira que es elaborado este postre, eso sí, queda espectacular.

    Bicos

    ResponderEliminar
  22. Me gusta mucho tu blog y esta receta es impresionante! tiene que estar buenísimo. Me hago seguidora tuya y sigo mirando en tu cocina. Un saludo!

    ResponderEliminar
  23. Muchisimas felicdades ya que te han salido estupendos , yo no me atrevo todavia pero tu receta me la guardo como un tesoro
    Mil besossss

    ResponderEliminar
  24. Fantástico! Me imagino lo rico que debe de estar!

    Un saludo

    ResponderEliminar
  25. Qué bonito se ve..........todo un lujo, esto en casa debe gustar muchísimo. Tomo nota.

    Besos

    ResponderEliminar
  26. Muy buena la pagina y la receta, visita mi pagina de recetas http://www.recetasnica.com.ni/ Saludos

    ResponderEliminar
  27. bego se me habia pasado tu tarta alaska, tiene una pintas uper buena, la tengo en un libro y tengo muchas ganas de prepararla aunque me parece complicadilla!a ti te ha quedado genial!

    ResponderEliminar
  28. Tiene una pinta realmente impresionante... y tu...un mérito increible.
    Es cierto que el postre ahora parezca pasado de moda y es una pena, con lo rico que esta...

    Besinos

    ResponderEliminar
  29. ¿Mejorarla, dices?
    Impresionante, me dejas sin palabras.
    Realmente te admiro, de corazón te lo digo.
    Ya sé que estuvo Pilar en Nerja; que oportunidad para haberos conocido personalmente!!!!!
    Ya he vuelto a "la normalidad", aunque aún me quedan diez dias en Septiembre, en la segunda semana, me marcho con parte de la familia a Paris........
    Pero seguimos en contacto aunque sea virtualmente.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  30. Guau¡¡¡ qué lujazo y qué nivel... me quito el sombrero ante esto:-)

    Gracias de verdad por el comentario, yo también estaba deseando echar un vistazo a vuestros blogs… tantas recetas deliciosas para llevarme a casa…

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  31. Que maravilla de receta y de blog me uedo por aquí, encantad ay un beso.

    ResponderEliminar
  32. Que bonito y rico¡¡¡ que rico¡¡¡ te he dicho ya que rico¡¡¡
    te ha quedado fabuloso y debe estar rico¡¡ por si no te lo he dicho.....
    me ha gustado tu blog, asi que seguiremos en contacto.
    besos

    ResponderEliminar
  33. Cuando esta mañana te vi en el Calabajío supe que el curso bloguero había empezado.
    No sabes como he echado de menos nuestros comentarios y recetas.
    ¡ En fin ! Que te voy a decir de esta super bola de helado....Durante toda la entrada me he estado preguntando como se hacía para dorar el merengue, ¡ Claro, con el soplete ....!
    Aquí el problema no es la temperatura sino mi paciencia , que es poca.
    Te ha quedado genial, la foto del corte lo de muestra.
    Un besuco,
    María José.

    ResponderEliminar