jueves, 4 de junio de 2009

Cous Cous con Pollo y Verduras

Ingredientes :

1 Pollo troceado ó 3 Pechugas de Pollo
1 Cebolla
1 Pimiento Rojo
2 Pimientos Verdes
1 Tomate
2 Puerros
150 grs de Judias Verdes
1 Calabacín grande
2 Zanahorias
Comino
Curcuma
Caldo de Verduras
250 grs de Cous Cous
80 grs de Pasas Sultanas
250 ml de Agua
Sal
Mantequilla
Aceite de Oliva

Preparación :

Antes que nada vamos a preparar todos los ingredientes. El pollo puede ser entero y troceado ó pechugas. En este caso yo he puesto pechugas, porque nos gustan más. En cualquier caso se limpia bien y se trocea.

Las verduras las limpiamos y troceamos cada una como es costumbre, en trozos no excesivamente pequeños, pero si procurando que queden más ó menos del mismo tamaño.

Ponemos una cazuela con aceite al fuego y sofreímos el pollo con un poco de sal. Cuando coge un poco de color, lo retiramos y reservamos. En ese mismo aceite sofreímos las verduras. Primero la cebolla y el puerro, después la zanahoria y los pimientos. Más tarde las judías verdes y por último el calabacín y el tomate. Se sofríen todas juntas unos 5 minutos.

Juntamos las verduras con el pollo y le añadimos 1 cucharadita de curcuma y ½ de comino. Removemos bien, salamos y cubrimos con el caldo de verduras. Ponemos a fuego medio y dejamos hervir suavemente durante 30/40 minutos, hasta que todo esté bien hecho.

.

Una vez terminado, colamos la preparación y reservamos el caldo. Se puede servir todo junto, el pollo con las verduras, ó separar el pollo y servirlo con las verduras alrededor.

Las verduras para preparar este plato pueden ser las que más nos gusten ó las que tengamos a mano. Y las especias también. En vez de curcuma se puede poner curry en polvo, ó un poco de clavo, una hoja de laurel, albahaca, tomillo,…pero lo que nunca puede faltar es el comino. Es la esencia de la cocina marroquí. Yo en este caso no he usado caldo de verduras, he cubierto el guiso simplemente con agua y como es para cocinar un montón de verduras y pollo, pues apenas se nota la diferencia.

.

Seguimos con la receta. Ponemos las pasas a remojo en agua, una hora antes de empezar a preparar el cous cous. Para hacer el cous cous ponemos el agua con sal al fuego y cuando rompe el hervor, lo retiramos y echamos el cous cous en forma de lluvia. Removemos bien y tapamos durante 5 minutos para que la sémola absorba toda el agua. En este punto le añadimos un poco de mantequilla y con ayuda de un tenedor, removemos bien y separamos los granos de sémola. Escurrimos las pasas y las añadimos, removiendo bien.

El plato se presenta por separado, el pollo y las verduras por un lado, el cous cous con pasas por otro y el caldo de la cocción por otro. Y cada uno en el plato se sirve el pollo y las verduras que considere, se acompaña del cous cous y se riega con un poco del caldo, para aligerar un poco el plato. Todo ello bien caliente. La cantidad de caldo dependerá de cómo le guste a cada uno.

.

Con esta receta participo en el HEMC#34 que este mes, según la propuesta de Kako, trata de La cocina de Medio Oriente y el Magreb. Esta receta en concreto, yo la he comido hecha por el Jefe de Cocina de un hotel de Marbella en el que yo trabajé y que era marroquí. La hacía unas veces con pollo y otras con cordero. También nos preparaba el tabbulé, la harira,…. Nunca he visto a nadie trabajar las verduras como a este hombre. Espectacular, la variedad de verduras, de formas, de técnicas, de colores, de mezclas,…era algo increible. Y de la pastelería no hablamos…

El cous cous se come en todos los paises del Magreb y también encontramos muchas recetas del Cous cous egipcio. Las variaciones son infinitas.

Por eso la propuesta de Kako me encanta, porque nos va a dar la oportunidad de conocer muchas recetas de una cocina que en general desconocemos y que es verdaderamente extensa y sabrosa. Viviendo aquí, en Nerja, he conocido también la cocina de la India, por la influencia inglesa de los residentes que tenemos en la costa y es una cocina variada, con unas mezclas que para mi eran totalmente nuevas, y un resultado maravilloso. Unos sabores totalmente diferentes, que enganchan.

El libro de este mes, en la sección que dedico en mi blog a los libros, es precisamente “La cocina India”, un libro que tiene la virtud de adaptar las recetas tradicionales indias a nuestra forma de cocinar, es decir, las hace posibles. Buenísimo.

.

Hace tiempo publiqué una receta de Arroz basmati con bonito y curry, que me la preparó en su casa una amiga francesa de origen iraní, aunque creo que la receta viene de Pakistan. Si la probáis os sorprenderá. Deliciosa.

Hasta hace unos años, a mi me proponían comidas de este tipo y las rechazaba porque si. Ahora me encantan, no para todos los días, pero si de vez en cuando, para variar nuestra comida mediterranea ó anglosajona, que por otro lado, es también maravillosa. Por lo que no acabo de entrar es por la comida japonesa…..no puedo….pero quien sabe, quizá con la edad…

Y ahora os dejo unas cuantas recomendaciones que hace Enrique Domenech en su web gastronómica, para comer el cous cous, además de proponeros otra receta del mismo :

Couscous - Cuscus:

Sugerencias para esta receta marroquí: Es un plato muy completo por lo que debiera ser plato único, en todo caso acompañado por una ensalada.

No colocar cubiertos, pues para comer lo haremos únicamente con los dedos de la mano derecha. Antes y después de la comida ofreceremos unos recipientes con agua caliente para lavarnos las manos. Según la costumbre marroquí, no se bebe nada durante la comida. Si no lo resistimos, yo utilizaría un vino rosado suave. Al final, solo o con los postres, tomaremos el té a la menta. Imperdonable no hacerlo.

Nos sentaremos en "puffs" (o en el sofá si disponemos de una mesa a la medida).

Unos dátiles o frutos secos pueden amenizar la espera y adornar de paso la mesa. No olvidar poner pan y mantequilla. Regla importante es no tirar el pan sobrante, ya que es un símbolo religioso.

23 comentarios:

  1. Hola Begoña, parece mentira pero hace 2 días que compré un paquete de cous cous (que nunca he probado) y estaba pensando qué hacer... esto es telepatía, jejeje. Vamos, que esto cae mañana mismo, aunque seguro que no me queda tan rico como a ti. Muchos besos para todas.

    ResponderEliminar
  2. Bego, encuentro fascinante el mundo árabe. Sabes que mi marido participó en una comida con los beduinos en pleno desierto e hizo exactamente el mismo ritual que tu mencionas, maravilloso.

    El cous cous es ingrediente muy presente en las comida de medio oriente y sin dudas una delicia que nosotros hemos comenzado a utilizar.

    Gracias por tu aporte, me encanta.

    Besos

    ResponderEliminar
  3. Receita espectacular com tudo explicadinho, lindas fotos.
    Parabens

    ResponderEliminar
  4. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  5. Excelente preparación Begoña. Me he quedado alucinado lo maravillosamente historiado que es el cous cous, y lo bien que lo redactas. Tengo que darte de nuevo mis felcitaciones porque has publicado otra grandísima receta. Además, se nota que este tema te tira.

    Tengo a priori sólo una duda ¿el couscous lo cueces con agua o con el caldo de las verduras?. O no lo he entendido bien, o sólo pones agua (ilumíname).

    Pues de verdad, que te ha salido sencillamente i-n-c-r-e-i-b-l-e. Nosotros tenemos pendiente usar una couscousera de mi hermano para prepararlo con cordero, que es nuestra asignatura pendiente. Mientras tanto, vamos hacerla como tú, porque la preparación me parece fascinante.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  6. Carlos, el cous cous se cuece solo con agua y además poca cantidad, según te indiquen en el envase, porque la tiene que absorber toda.

    El caldo es para el pollo y las verduras, que yo finalmente no utilice y le eché simplemente agua. Ya tiene mucha sustancia.

    Me alegro de que te haya gustado.

    Un saludo, Begoña

    ResponderEliminar
  7. que bueno,y como me apetece probar una receta con cous cous,nunca lo comimos en casa.
    bss.

    ResponderEliminar
  8. Me ha encantado la receta Bego. No conozco demasiado el couscous... incluso después de mi año viviendo en Francia, y pese a que allí se toma a menudo yo nunca encontré el momento.

    Prometo ponerle remedio....

    A mi el curry no me gusta pero la pastelería arabe estoy segura de que me puede pirrar..... Tengo que investigar sobre ella...

    Me ha encantado la receta.

    Bicos.

    Laura.

    ResponderEliminar
  9. Yo me he ido metiendo en este tipo de cocina poco a poco. Me gusta mucho aunque reconozco que a veces los olores son muy fuertes, muy desconocidos en nuestra cocina.
    Nunca he cocinado cous cocus en casa, siempre lo tomamos fuera y siempre con cubiertos. Me ha llamdo mucho la atención eso de comerlo con los dedos....
    Gracias por esta entrada tan enriquecedora.
    Un abrazo,
    María José

    ResponderEliminar
  10. Nunca he hecho el cus cus y después de ver tu receta creo que me voy a animar, no parece muy complicado, aunque eso de comerlo con las manos no lo veo tan claro, la sémola vale, pero el pollo y las verduras...no sé.
    Te ha quedado estupendo el post, tan completo y tan bien explicado.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  11. Este es un plato riquísimo. Me encanta tu contribución al hemc

    ResponderEliminar
  12. Pues yo no lo he probado nunca y eso que a mi hija le encanta, este verano lo probaré tipo ensalada a ver que tal. Le enseñaré a mi hija tu receta que seguro que querrá prepararla.
    Besos

    ResponderEliminar
  13. Minha amiga, essa receita ficou muito deliciosa! Gosto de todos esses ingredientes.


    Muitos beijos para você

    ResponderEliminar
  14. Que rico, que rico. Me encanta el cous cous, y me haces acordar que hace mucho que no preparo. Me has dado una idea muy buena, pues se ve delicioso
    Besos

    ResponderEliminar
  15. Begoña, me encanta el cous cous, no sabes cuanto. Gran parte de la familia de mi padre estuvo viviendo durante años en Casablanca y ni te cuento el cous cous que hacen!!!
    Yo siempre lo he comido de cordero o sólo verduras pero con pollo me tira también. Tiene una pinta deliciosa.
    Buen fin de semana, espero que por allí haga buen tiempo y bajes a la playa. Cuando iba por Nerja siempre bajaba a Cantarrijan!!! sigue estando igual de bien?
    Besos!

    ResponderEliminar
  16. Bueno Begoña, lo esplicas muy bien y no parece complicado pero....si lo hago en casa solo comeria yo,a mi me gustan las cosas nuevas y a mi marido lo tradicional,esperare a que esten mis hijos en casa asi cocino para mas.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  17. Una buena aportación al hemc de este mes. No acostumbro mucho comer etos platos pero de vez en cuando es interesante probar recetas de otras culturas.

    ResponderEliminar
  18. Realmente es el plato marroquí por excelencia, no? es una delicia, merece la pena tomarse el trabajo de prepararlo bien porque como tu dices es plato único y además es parecido pero a la vez tan diferente de nuestro cocido...

    Mi suegra lo hacía (mi suegro nació y pasó su juventud en Casablanca) y realmente lo bordaba, Ahora, se pasaba todita la mañana en la cocina: la vaporera para el cous-cous, la carne por un lado, enormes cantidades de verduras. Pero al final te ponías morado. Me encanta. Ahora ya no lo hace porque están ellos dos nada más en casa, pero algunas veces si nos reunimos en alguna ocasión especial le pedimos que lo prepare.

    Me ha encantado el paso a paso tan detallado que has puesto en este. Realmente hay que dedicarle tiempo y cariño en hacerlo.

    Y voy a ver si me hago con el libro, parece interesantísimo.
    Un besote.

    ResponderEliminar
  19. Begoña, el otro día fui a cenar a casa de unos amigos y nos pusieron cocus cocus con pollo, precisamente y estaba muy rico. Cuando he visto tu receta me ha encantado ya que se asemeja bastante.
    un besito.

    ResponderEliminar
  20. Que bueno Begoña, mi marido es un adicto al cus cus, le encanta, una buena receta para el hemec, felicidades, besos, pepa.

    ResponderEliminar
  21. Que rico el cus-cus! Me encanta, además hay muchísimas recetas, esta es diferente a la que hago, y he encontrado otra por ahí también muy interesante. Que de variaciones hay para los platos tradicionales ¿verdad?

    ResponderEliminar
  22. Probé por primera vez el cus.cus en Marruecos, de la mano de una señora que nos lo preparó en su casa, con un hornillo, agachadita en la sala (si se le podía llamar sala a aquel cuartito que hacia las funciones de "todo" )y lo encontré delicioso, me encantó como lo preparaba, separando los grumos dando palmadas y removiendo....
    Que dias tan buenos ...Gracias por recordarmelos.
    Lo cierto es que nunca más lo he vuelto a probar.
    Tomo buena nota de como lo hiciste encontraré una mañana y me pondré a ello, me apetece mucho.
    Un beso

    ResponderEliminar