miércoles, 18 de octubre de 2017

Pasta con Harissa y Bacon

Ingredientes :

400 grs de Pasta (Tallarines)
150 grs de Bacon sin ahumar
2 Cebolletas holandesas
2 dientes de Ajo
2 cucharadas de pasta de Harissa
Piñones
Sal
Aceite de Oliva Virgen Extra

Queso crema 
Preparación :

Cortamos el bacon en tiritas estrechas. Pelamos las cebolletas y las cortamos en juliana o en rodajas finas. Pelamos los dientes de ajo y los cortamos en trozos pequeñitos o los prensamos para hacerlos puré. Tostamos los piñones en una sartén a fuego medio, para que no se quemen.

Ponemos a calentar una cazuela con abundante agua, para cocer la pasta. Cuando hierva, añadimos sal y hervimos la pasta, el tiempo que nos indique el fabricante. La escurrimos y la reservamos.
Cubrimos el fondo de una cazuela baja con aceite y pochamos la cebolleta y los dientes de ajo. Cuando estén tiernos, subimos un poco el fuego y freímos el bacon, hasta que esté crujiente.
Añadimos las cucharadas de Harissa, removemos bien y dejamos que se cocine unos 2 minutos. Volcamos la pasta sobre este sofrito y lo removemos bien, hasta que se cubra toda la pasta de la mezcla de cebolleta y bacon con harissa.

Servimos la pasta espolvoreando piñones por encima y acompañada de una cucharada de queso fresco, tipo ricota
Hoy os presento una receta de pasta muy sencilla, pero a la vez, diferente y muy sabrosa. La receta es del blog de Bintu, “Recipes from a pantry”, a la que Ana María de “Cocinando entre olivos” y yo, conocimos en el viaje que hicimos a Tours en 2015. Me encanta su blog, porque siempre presenta recetas sencillas, pero con un toque que para nosotros resulta muy exótico. Sus recetas siempre están influenciadas por su origen africano. Bintu es de Sierra Leona, aunque vive en Londres.
La Harissa es una pasta picante, típica del Magreb, sobre todo de Marruecos y Tunez, que se elabora mezclando pimientos picantes con ajo, cilantro, alcaravea, sal, aceite,…. A mí me dio un poco de miedo que los tallarines me quedaran muy picantes y rebajé la cantidad de harissa… pero creo que hubiera aguantado sin problemas la receta original.

El queso fresco es perfecto para contrarrestar el efecto de la harissa. Y la textura y el sabor de los piñones, me encantan!! Vaya, que me gusta todo de esta receta.

1 comentario: