viernes, 29 de septiembre de 2017

Lasaña de Atún

Ingredientes :

10 placas de Lasaña
1 Cebolla
1 Pimiento rojo
1 Calabacín
2 Tomates maduros
200 ml de Salsa de Tomate
4 Huevos
150 grs de Atún en aceite
80 grs de Mantequilla
2 cucharadas de Harina
1 litro de Leche
2 bolas de Mozzarella
Queso Parmesano rallado
Sal
Aceite de Oliva Virgen Extra             
Preparación :

Para preparar esta lasaña de atún, empezaremos preparando todos los ingredientes. Necesitamos tener asado el pimiento rojo. Lo pelamos, le quitamos las pepitas y lo troceamos. Lavamos el calabacín y lo cortamos en cuadraditos pequeños. La cebolla la pelamos y la cortamos en brunoise, muy pequeña. Los tomates los pelamos, les quitamos las pepitas y los troceamos.

Tendremos preparada con antelación la salsa de tomate y pondremos a cocer los huevos. El atún lo escurriremos y lo desmigamos.
Cubrimos el fondo de una cazuela con aceite y la ponemos a fuego medio. Pochamos la cebolla y cuando empiece a estar tierna, añadimos el pimiento rojo y el calabacín. Echamos una pizca de sal en las verduras y dejamos que sigan pochándose durante 10/15 minutos. Entonces incorporamos el tomate, removemos bien y esperamos unos 20 minutos, hasta que el tomate esté bien sofrito.
Cuando tengamos todas las verduras bien pochadas, añadimos el atún desmigado y la salsa de tomate. Removemos bien y dejamos que se sofría 2 o 3 minutos. Retiramos la cazuela del fuego y le incorporamos el huevo duro picado. Mezclamos todos los ingredientes y reservamos.
A la vez que estamos preparando el relleno de la lasaña, podemos ir preparando la pasta y la bechamel. La pasta la coceremos en abundante agua con sal, los minutos que nos indique el fabricante de la misma. En esta ocasión yo he usado una pasta que no necesita cocción, porque la tenía en casa por error, pero prefiero la pasta que hay que cocerla antes de usarla.

Y la bechamel la prepararemos como de costumbre (receta aquí), teniendo en cuenta que nos debe quedar ligera, no muy espesa.
En cuanto tengamos las tres preparaciones listas, podemos montar la lasaña. Precalentamos el horno a 180ºC con gratinador. Cubrimos el fondo de una fuente refractaria con una capa muy fina de bechamel y colocamos por encima tres láminas de pasta. Esparcimos por encima de la pasta una capa con la mitad del relleno de atún y un cucharón de bechamel. Repetimos este proceso una vez más y terminamos con una capa de pasta. 
Vertemos por encima la bechamel que nos sobre, hasta cubrir totalmente la lasaña.  Esparcimos por toda la superficie queso Parmesano rallado y cortamos las bolas de mozzarella en rodajas y las colocamos por encima. Calentamos y gratinamos la lasaña, hasta que la superficie esté dorada, con el queso fundido.

Servimos la lasaña de atún bien caliente.
Una de las especialidades de mi madre, Marichu, era la “Lasaña de Carne”. Siempre le quedaba deliciosa. Pero nunca comimos en mi casa una lasaña de atún. Creo que ni siquiera la conocía. Hasta que Carlos Dube la publicó en su blog “Mercado Calabajío” y por supuesto, la probamos. La lasaña de atún llegó a mi casa para quedarse. 
He variado un poco su receta, añadiéndole más verdura y yo siempre hago la lasaña con una bechamel ligera y sobre todo muy abundante. No soporto la lasaña seca, me gusta que esté muy jugosa y por eso el corte no se ve bien, siempre se desparrama la bechamel. Carlos usa en su receta un bonito en escabeche y yo he usado un atún en aceite. Esto depende del gusto de cada uno, a mí me gustan las dos opciones.
El plato que resulta de esta receta es realmente delicioso, un plato super completo (verduras, atún, leche, poca grasa,..), ligerísimo y sabrosísimo. ¿Se le puede pedir más a una receta? Un plato único perfecto, acompañado de un gazpacho o un poco de ensalada y que se puede tener preparado con antelación.

Creo que no hace falta añadir nada más.

2 comentarios:

  1. Nunca he hecho lasaña de atún pero vamos, sé que me encantaría. En mi casa , con atún en aceite de oliva,en escabeche solo me gusta a mí.
    Ya me imagino lo que es subir de la playa y tener preparada esa lasaña....
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Estamos de acuerdo en todo. Yo también soy de lasaña con bechameles líquidas y abundantes, que quede jugosa y que ésta esté sabrosa, sin escatimar en los ingredientes de ésta. Antaño la hacíamos más espesa, eso se acabó. Y a nosotros en verdad también nos da igual atún en aceite que en escabeche, quizás el escabeche, en esta preparación, haga buen contraste con el bocado graso que es el conjunto, porque no nos engañemos, si la lasaña no lleva abundante carga láctea, mantequilla, leche fresca y quesos, no queda sublime.
    Un beso!

    ResponderEliminar