martes, 5 de septiembre de 2017

Tartar de Tomate

Ingredientes :

3 Tomates maduros
1 cucharada de Mermelada de Tomate
1 cucharadita de Mostaza de Dijon
1 cucharadita de Salsa Lea Perrins
½ cucharadita de Salsa HP
¼ cucharadita de Sal
¼ cucharadita de Orégano seco
1 cucharadita de Albahaca fresca picada
1 pizca de Cayena molida

Anchoas en aceite
Alcaparras
Aceite de Oliva Virgen Extra
Preparación :

Para esta preparación necesitaremos unos tomates maduros, pero firmes y muy carnosos. Yo he utilizado unos tomates Huevo de Toro del Guadalhorce, que tienen mucha pulpa y casi no tienen semillas, perfectos para esta receta.

Los pelamos con el pelador de tomates, los cortamos por la mitad y les quitamos las pepitas y el agua que puedan contener. Cortamos cada mitad en rodajas y hacemos cubitos pequeños con cada rodaja, con mucho cuidado, para que nos queden trozos enteros, sin aplastar y sin hacer puré con la pulpa de tomate.
Cuando hayamos acabado con todos los tomates, los ponemos a escurrir en un colador, durante al menos media hora, removiéndolos de vez en cuando, hasta que pierdan toda el agua y no goteen.

Mientras tanto preparamos el aliño, mezclando todos los ingredientes del mismo: mermelada de tomate, mostaza, salsa Perrins, Salsa HP, sal, orégano, albahaca y cayena. Batimos bien la mezcla para integrar todos los ingredientes.
Ponemos el aliño en un bol y añadimos los tomates cortados y escurridos. Removemos con cuidado, para mezclar todo bien sin romper los tomates. Ponemos la mezcla a escurrir y la dejamos en el frigorífico bien tapada, durante al menos, una hora.

A la hora de servirlo, presentamos el tartar de tomate en un bloque, que haremos con la ayuda de un aro de emplatar, decorado con anchoas, alcaparras, alguna hoja de albahaca u otras hierbas y un hilo de un buen aceite por encima.
Con la cantidad de tomates que yo uso en la cocina, nunca había preparado un tartar de tomate. No sé porqué, pero así ha sido. Hace poco, en una comida en casa de Mari Losada, lo comí otra vez. Y se me antojó prepararlo. Ella acompañó el tartar con boquerones en vinagre (es el de la foto). Delicioso.
Coincidió con que mi amiga Juana me había traído unos tomates de Álora, así que se dieron todas las circunstancias para qué por fin, preparara un tartar de tomate. Y aunque Mari me dio la receta que hace ella, busqué por internet por curiosidad y encontré esta receta, que es de Albert Adrià, del restaurante Tickets, en la web de “Gastronomía & Cia” y me decidí por ella.

Me gustaron los ingredientes y el hecho de no llevar cebolleta, que en mi casa es importante… Tengo que decir que nos ha entusiasmado y que estoy segura de que lo voy a preparar muchas veces. Pero sobre todo es el aliño lo que ha triunfado… qué rico!!

La receta original se hace con “néctar de tomate”, pero como no me quedó muy claro si eso es una especie de zumo o de concentrado de tomate o un sofrito de tomate, hierbas y miel (esto lo he encontrado en una página de productos de hostelería), yo he decidido utilizar la mermelada de tomate, tan rica y tan fácil de hacer. 
Tengo claro qué, a partir de ahora, la mermelada de tomate (y la de pimiento por simpatía), va a pasar a ser uno de los ingredientes básicos de los aliños de mis ensaladas. Ya sabéis lo que me gusta una conserva y tener unas cuantas mermeladas preparadas en la despensa y unos cuantos chutneys (mango, tomate verde, higos…), no cuesta nada y van a marcar la diferencia de nuestros platos.

Por cierto, os habréis dado cuenta qué, en este caso, el tartar de tomate lo hice para acompañar unas Migas de Nerja, de harina de sémola, con pescado… he aprovechado para actualizar un poco esa entrada en el blog… y de paso, he aprovechado para hacer en casa, por primera vez, unas sardinas asadas, ya os contaré!!

3 comentarios:

  1. Me encanta. Cuando consigo buenos tomates, carnosos y sin semillas, me encanta el carpaccio. Los otros son una gaita, entre pelar y despepitar, y que luego sepan a algo, pero con un buen tomate... es otro cantar.

    ResponderEliminar
  2. Oye, qué casualidad, este mismo sábado hicimos un tartar de tomate que también nos encantó, y va este viernes al blog. Nos leemos el pensamiento!!

    Me ha gustado mucho el acompañamiento de las migas, nosotros en cambio lo tomamos de primer plato antes de unas costillas al horno. Somos así :-)

    Un saludo.

    ResponderEliminar