miércoles, 13 de julio de 2016

Polos de Sandía

Ingredientes :

1 ½ kg de Sandía
200 grs de Azúcar
1 cucharada de Zumo de Limón
125 ml de Leche de Coco
3 Kiwis
1 cucharada de Pepitas de Chocolate
Preparación :

Trituramos la sandía con 100 grs de azúcar y la cucharada de zumo de limón. Rellenamos los moldes de polo con esta mezcla, hasta 2/3 partes de su capacidad. Tendremos cuidado al rellenarlos para no manchar las paredes. Esparcimos las pepitas de chocolate por todos los moldes, encima del puré de sandía.
Cubrimos los moldes con la tapa y insertamos los palitos de madera. Los llevamos al congelador durante al menos 3 horas.

Mientras tanto, preparamos las otras dos mezclas. Calentamos la leche de coco y le añadimos 50 grs, de azúcar. Esperamos a que se disuelva, removiendo la mezcla de vez en cuando y a que espese un poco, no demasiado. Metemos la leche en el frigorífico ya que necesitamos que esté completamente fría cuando la vayamos a utilizar. 
Pelamos los kiwis y los trituramos con el resto del azúcar. Si preferimos, podemos colar la mezcla para quitarle las pepitas (yo no lo he hecho) y la guardamos en el frigorífico bien tapada, para que se enfríe.

A cualquiera de las mezclas, si hiciera falta, les podemos añadir unas gotas de colorante, para que el color sea más intenso.
Cuando la mezcla de sandía esté bien congelada, destapamos los polos y añadimos una cucharada de la leche de coco, de manera que se cree una capa fina de color blanco. Los volvemos a guardar en el congelador durante 45 minutos.

Sacamos otra vez los polos y añadimos la última capa de color verde, hasta llenar los moldes. Los congelamos al menos durante tres horas, para que estén totalmente firmes.

Cuando los queramos consumir, los desmoldamos poniéndolos debajo del grifo de agua caliente. 
¡!Cuántos años queriendo hacer estos polos!!!! Hay veces que veo una receta en un libro, revista o en la red y sé que tarde o temprano caerá. Hay veces que no es la época ideal para hacerla, o me falta un ingrediente que no encuentro o, como en este caso, no tengo las herramientas adecuadas.

Si, ya se, tengo unos cuantos moldes para hacer polos, pero yo quería estos moldes, no otros. Me parecen preciosos y me recuerdan a los polos de Avidesa, que nos daban de postre en el colegio (internado, en primavera, un día a la semana como premio!!). Eran malísimos, pero nos parecía el no va más!!
Hace ya muchos años vi estos polos en Internet. Eran sencillos y preciosos, me encantaron. Por fin, este año me he comprado los moldes y aunque en mi casa no nos gusta la sandía, busqué la excusa para comprarla y preparé los polos. Los he hecho con la receta de “Cooking Classy”, pero podéis encontrar muchas versiones por la red.

Cuando nos los comimos, me di cuenta de que podía haberlos hecho de fresa y no se hubiera notado y en casa, nos hubieran gustado mucho más. Pero una se obceca y si ve polos de sandía, hace polos de sandía…. qué poca cabeza!!! En cualquier caso, me he quitado la espinita de hacerlos, ahora tengo moldes para hacer otros polos preciosos y buenísimos y los polos de sandía, a pesar de no ser los preferidos, son preciosísimos, no?

4 comentarios:

  1. Madre mía, tenía ganas que lo publicaras, qué ricos, con lo que SI que gusta la sandía en casa... Déjame compartir!

    ResponderEliminar
  2. ¡Sí que son geniales! Y en mi casa, aunque yo durante un tiempo la tuve aborrecida, nos encanta la sandía. Seguro que algún día los preparo. :)

    ResponderEliminar
  3. ph por favor que bien te han quedado. Tengo una receta pendiente parecida pero creo que me quedo con los tuyos¡¡¡ Fantásticos y riqu´simos

    ResponderEliminar