lunes, 21 de septiembre de 2015

Habichuelas guisadas

Ingredientes :

1 Kg de Habichuelas  (Judias Verdes)
4 dientes de Ajo
1 cucharadita de Harina
1 cucharadita de Cominos molidos
1 cucharadita de Pimentón Agridulce de la Vera
3 Huevos
Vinagre de Vino de Jerez
Sal
Aceite de Oliva Virgen Extra
Preparación :

Lavamos las judías verdes, les quitamos las puntas y los hilos laterales y las cortamos en trozos pequeños o en tiras. Ponemos una cazuela con agua a hervir. Cuando rompa el hervor añadimos la sal e introducimos las judías. Dejamos que hiervan unos 20 minutos, hasta que estén tiernas. Las escurrimos y reservamos. No tiramos el agua de la cocción, que la vamos a usar más tarde.

Pelamos los dientes de ajo y los laminamos. Ponemos un poco de aceite en una sartén y freímos los dientes de ajo. En cuanto tomen calor, añadimos las judías y las rehogamos un poco. Incorporamos la harina, el comino y el pimentón y removemos bien para que se integren todos los ingredientes.
Cubrimos las judías con parte del agua de la cocción que habíamos reservado y dejamos que hierva unos 5 minutos, suficiente para que espese un poco el líquido y se integren los sabores.

Batimos los huevos en un bol aparte y les añadimos un chorrito de vinagre. Los vertemos sobre las judías que tenemos al fuego, removemos bien y esperamos hasta que cuajen. Tiene que quedar un guiso jugoso.
El otro día iba a preparar unas judías verdes con patatas, las que se han preparado toda la vida en mi casa, con tomate y de repente me dio el punto y me puse a buscar otra receta para comerlas.

Buscando por Internet, me encontré esta receta en el blog de Ana María, “Cocinando entre olivos”. Ya lo tenía clarísimo, tenía que probarla!!! Ya sabéis que Ana María es amiga mía y de mi familia, le adoramos a ella y a su familia (tiene un marido encantador, Juan Carlos y dos niños que son un puntazo, geniales!!). Pero además Ana María tiene uno de los blogs más reconocidos de la blogosfera, por algo será!!! Es una cocinera de 10.

Me hizo gracia la palabra que ella usa para definir a las judías verdes: habicholillas. Nunca había oído esa palabra, es típica de Jaén. En Málaga, se llaman habichuelas y en Bilbao son vainas.

Independientemente del nombre, la receta, tan sencilla y tan tradicional, es estupenda. Una manera diferente de comer judías verdes y que en nuestra casa nos ha encantado. Es suave, fácil y resultona.

Ya estáis tardando en probarla. En su blog tenéis un paso a paso de la receta super detallado, no os lo perdáis!!

8 comentarios:

  1. ummm que plato más rico y ya me va apeteciendo este tipo de guisos. un besote.

    ResponderEliminar
  2. Merhabalar, çok leziz ve iştah açıcı bir görüntüsü var. Ellerinize sağlık.

    Saygılar

    ResponderEliminar
  3. Qué ricas, la verdad es que viene muy bien cambiar el repertorio de recetas cotidianas por otras que nos hagan cambiar el registro. Pues mira, un día la probaremos, hemos hecho unas cuantas recetas de Ana y todas nos han encantado, no te descubrimos nada nuevo..
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  4. Empiezan a apetecer esos guisos tan ricos...pero yo me quedo con un cachín de tatín de abajo....que locura !!!!!
    Besos.

    ResponderEliminar
  5. Esta receta me transporta a mi niñez, cuanto tiempo.
    Bueno gracias por traerme recuerdos de mi abuela y mi madre.
    Besos.

    ResponderEliminar
  6. Las habicholillas de mi madre...las de Jaén :)

    Gracias Begoña, muchas gracias por hacer que el trabajo del blog tenga un sentido. Gracias por tus palabras, me han emocionado...gracias por tanto.

    ResponderEliminar
  7. ¡Qué buena pinta! y con el toque del comino, tienen que estar impresionantes.
    Saludos.

    ResponderEliminar