lunes, 28 de septiembre de 2015

Solomillo de Cerdo en Salsa de Champiñones

Ingredientes :

2 Solomillos de Cerdo
2 Chalotas
½ kg de Champiñones
Romero
Brandy
¼ litro de Caldo de Pollo
1 cucharada de Mostaza Antigua
200 ml de Nata
Sal
Pimienta Negra
Aceite de Oliva Virgen Extra

Pasta, Arroz o Patatas para acompañar
Preparación :

Limpiamos bien los solomillos de cerdo y los cortamos en rodajas de unos 2 centímetros de grosor. Cubrimos el fondo de una sartén con aceite y freímos los trozos de solomillo, a fuego fuerte, para sellarlos bien y que se doren por fuera. No hace falta que se hagan bien por dentro, porque más tarde hervirán con la salsa. Los salamos y reservamos fuera de la sartén.
Cortamos las chalotas en brunoise y las pochamos en la misma sartén, con un poquito más de aceite, si hiciera falta y una pizca de sal. Mientras la cebolla se va cocinando, pelamos los champiñones y los cortamos en láminas.
Añadimos los champiñones a la sartén, junto con dos ramitas de romero. Dejamos que se cocinen 5 minutos y esperamos a que se evapore el agua que sueltan los champiñones.
Echamos entonces un chorrito de brandy y removemos todo el contenido de la sartén, para recoger todo lo que se haya quedado adherido a las paredes. Incorporamos el caldo, la mostaza y la nata y removemos bien, para que se integren todos los ingredientes.
Volvemos a poner los trozos de solomillo dentro de la sartén, rectificamos de sal y pimienta y dejamos que hierva suavemente todo, hasta que la carne esté bien hecha, unos 5/7 minutos.
Servimos la carne y su salsa acompañadas de pasta o arroz cocido o unas patatas fritas. En este caso yo he optado por unas margaritas cocidas, que quedan estupendas con la salsa de champiñones.
El solomillo de cerdo siempre me ha parecido una carne perfecta para cualquier ocasión, que admite todo tipo de acompañamiento, combina bien con muchos ingredientes y permite presentaciones muy atractivas. En mi casa lo comemos de las todas formas posibles.

En esta ocasión, la receta es del blog “Vikalinka” y siendo una receta sencillísima, resulta un plato muy completo y buenísimo. A mí me gustan mucho los champiñones y la combinación cerdo-champiñones-nata, me parece ideal!!
Normalmente, no sé por qué, cuando pongo pasta para acompañar un plato de carne con salsa, utilizo espirales. Es una manía, me gusta usar los diferentes tipos de pasta, siempre para las mismas preparaciones…. En esta ocasión, he usado margaritas de colores, porque este verano, cometí un error de cálculo (un despiste…) y me he encontrado con una barbaridad de margaritas de colores en la despensa, que les tengo que dar salida…. poquito a poco.

3 comentarios:

  1. El cerdo me encanta, y esta receta se ve super deliciosa. Besos

    ResponderEliminar
  2. Merhabalar, ellerinize sağlık. Çok lezzetli görünüyor.

    Saygılar..

    ResponderEliminar
  3. Begoña me dejas con un hambre! Se ven riquusimos con esa salsita de champiñones! Me apunto tu receta

    Un abrazo

    ResponderEliminar