sábado, 16 de marzo de 2013

Tarta de Uvas y Manzana

Ingredientes :

250 grs de Harina
50 grs de Azúcar
1 cucharadita de Sal
200 grs de Mantequilla muy fría
75 ml de Agua helada

1 Huevo
Azúcar

6 Manzanas
250 ml de Jalea de Uvas

Preparación :

Preparamos con antelación la jalea de uvas según esta receta. Y preparamos también la compota de manzanas. Pelamos las manzanas, las troceamos, quitándoles el corazón y las cocemos a fuego medio, hasta que se ablanden y podamos pocharlas, haciendo como una papilla. También podéis ver la receta básica de una compota aquí, pero en este caso no le vamos a añadir azúcar, porque la jalea ya es suficientemente dulce.

Ahora preparamos la masa quebrada. En este caso utilizaremos otra receta, aunque también podemos utilizar la receta básica. La forma de prepararla es igual. Mezclamos la harina, el azúcar y la sal. Troceamos la mantequilla y la mantenemos bien fría.
Ponemos la mezcla de harina en el recipiente de la amasadora. Con la pala mezcladora y a muy baja velocidad, empezamos a remover la harina y a añadir poco a poco la mantequilla. Cuando consigamos que se forme una especie de “arena” gruesa, añadimos el agua muy fría y removemos un poco más. Paramos la amasadora y sacamos la masa a la superficie de trabajo. Sin necesidad de amasar, formamos una bola lisa con la masa.

Dividimos la masa en dos trozos, uno más grande que otro y los estiramos en forma de círculo. Los envolvemos en film transparente y los guardamos en el frigorífico por lo menos 1 hora, aunque podemos tenerla hasta un día.

Engrasamos un molde de fondo desmoldable, de 22 cm de diámetro y cubrimos el fondo con un papel de horno cortado a la medida, que engrasamos también.

Cuando la masa esté bien fría, la sacamos del frigorífico y estiramos el trozo más grande entre dos papeles de horno, dejándola fina y de un tamaño que cubra todo el molde.

Traspasamos la masa al molde, la ajustamos bien al fondo y a los bordes y recortamos lo que sobresalga del molde. Lo metemos al frigorífico y dejamos que endurezca 30 minutos. 


Mientras tanto, estiramos el otro trozo de masa hasta ajustarlo al tamaño del molde y cortamos con la ayuda de unos cortadores o con la base de boquillas de diferentes tamaños, diferentes agujeros, formando un racimo de uvas en el centro del círculo. Con un cuchillo, recortamos también el rabito del racimo. Guardamos la tapa en el frigorífico para que se enfríe.

Una vez que la base esté fría, la sacamos del frigorífico y la rellenamos con la compota de manzana. Por encima de la compota, vertemos la jalea de uvas, de manera que llenemos toda la capacidad del molde, casi hasta el borde.

Sacamos la tapa con el racimo de uvas y la colocamos encima, ajustamos bien los bordes y recortamos lo que sobre. Batimos un huevo y pincelamos toda la superficie de la tarta. Esparcimos azúcar por encima y la metemos frigorífico 30 minutos.

Precalentamos el horno a 180ºC. 
Horneamos la tarta durante 15 minutos y miramos a ver si la tapa se ha hinchado, al entrarle aire. Si es así, la bajamos con cuidado, aplastándola hacia abajo. Y seguimos horneando la tarta otros 20/25 minutos, hasta que esté bien dorada.

Entonces sacamos la tarta del horno, la dejamos enfriando encima de una rejilla, 5/10 minutos y después la desmoldamos y dejamos que se enfríe totalmente. La servimos acompañada de nata montada o clotted cream.
Esta es la tarta que os decía el otro día, en la que había utilizado la jalea de uvas. La receta es original de Martha Stewart, de su libro “Pies & Tarts”. Ella la hace solo con jalea de uva garnacha, pero para mi gusto, es excesivamente dulce. Al añadirle compota de manzana, rebajamos el dulzor y la mezcla de sabores es deliciosa.

He hecho esta tarta muchas veces, y no me harto de ella. Creo que las tartas de manzana son las que menos cansan y ésta además, con ese punto del sabor de la uva moscatel, es única.

Si no tenemos jalea de frutas, podríamos hacerla con otros sabores, rebajando un poco cualquier mermelada que nos apetezca: frambuesas, frutas del bosque, ciruela,…. uff… todas me apetecen….

17 comentarios:

  1. A mi tambien me encantan las tartas de manzana y esta me parece fantastica! tomo nota, bicos

    ResponderEliminar
  2. Está espectacular! A ver si cuando vuelva de Barcelona la pruebo
    besos!

    ResponderEliminar
  3. Estupenda, Begoña!! No paras!

    Un beso,

    IDania

    ResponderEliminar
  4. Por favor qué presentación tan original, al igual que el sabor de la moscatel que tiene que brindarle una nota también muy original. y encima con frutas, como nunca me canso de comer en las tartas...

    Y encima dices que las hecho ya varias veces.... pues un éxito aseguradiissssiimo

    ResponderEliminar
  5. Fantástica tarta, me encanta la decoración, con algo tan sencillo, has conseguido un efecto precioso. Besos

    ResponderEliminar
  6. ¡Con lo que me gustan las tartas de manzana!
    Esta me parece espectacular, y me encanta la presentación.
    Besitos.

    ResponderEliminar
  7. qué buenaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa tiene que saber a gloria, envidia ahora me la comeriaa :)

    ResponderEliminar
  8. Begoña me parece una autentica pasada. Que bonita te ha quedado. Nunca he hecho Pie de estos cerrados, me da miedo, jaaaa. Habra que ir rompiendo barreras, Ya no tengo problemas para hacer cualquier cosa, vengo a la enciclopedia de cabecera, que eres tu y tomo nota. Menudo te os tomasteis, no se como tienes tiempo de alternar y cocinar tanto...que vitalidad y encima subes las escaleras , jjaaaa.
    Bss Begoña, desde Almeria

    ResponderEliminar
  9. Oye se me ha olvidado ese coqueto rodilo rosa, que chulada ¡¡¡¡¡

    ResponderEliminar
  10. Tiene una pinta fantástica. Presentación de 10. Me encanta esta tarta.

    ResponderEliminar
  11. Bueno, bueno....genial...la tarta , la presentación ,el plato de la tarta....si esque me encanta todo !!!!!!!
    Besitos

    ResponderEliminar
  12. Pero que rica y que bonita, has tenido un gusto exquisito con la decoración, me ha encantado. Besos

    ResponderEliminar
  13. Es que las tartas de manzana tienen un no sé qué, ¿verdad? A mí me encantan. Y ésta, se ve preciosa y tiene que estar buenísima.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  14. Ya sabes que es debilidad. Igual que a Pedro se le fue la olla con tu tarta de queso y chocolate con cerveza negra (que por cierto ya he dado el primer paso, he comprado la cerveza jejej), a mi se me fue la pinza en tu casa con esta tarta, no podía parar de comer, el contraste de la manzana con la jalea de moscatel es de lo mejor que he comido nunca. Y te aseguro que cuando tenga ese bote de jalea de uvas en mi poder la hago más pronto que tarde :-)))

    Un besazo cocinera!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues entonces ya te queda poco!!!! Espero que cuando vayamos al chorro no se me olvide!!!
      Un abrazo

      Eliminar