lunes, 31 de mayo de 2010

Patatas al Vapor, salteadas


Ingredientes :

1 kg de Patatas pequeñas
2 cucharadas de Aceite de Oliva
Sal
Pimienta Negra
2 cucharadas de Pan rallado
2 cucharadas de Perejil picado


Preparación :

Para esta receta utilizamos patatas pequeñas, por ser más estéticas, pero podríamos usar patatas más grandes y trocearlas. Pelamos las patatas y las torneamos, para que queden lo más igualadas posible. Las ponemos a cocer al vapor con sal, durante aproximadamente 15 minutos.

El tiempo va a depender del tipo de patata y del tamaño, pero no debemos esperar a que estén muy cocidas, porque se romperían. Tienen que quedar enteras ya que van a seguir cocinándose.

Una vez cocidas, las ponemos a escurrir sobre papel de cocina y reservamos.

Ponemos el aceite en una sartén y lo calentamos, añadimos las patatas y las salteamos. Echamos sal y pimienta y las removemos, sin utilizar ningún cubierto, con el movimiento de la sartén, para no romper las patatas. A mi esto no se me da muy bien y siempre acabo metiendo una cuchara de palo….

Añadimos el pan rallado y seguimos salteando, hasta que las patatas se doren un poco. Espolvoreamos con perejil, removemos y servimos inmediatamente.


Esta receta, es una guarnición de casa de mi abuela materna, de esas de toda la vida. Una manera diferente de hacer unas patatas, fácil y buenísimas. En este caso nosotros las utilizamos para acompañar unos filetes de cerdo empanados.

Y lo curioso es que no es una receta muy conocida, yo no la he visto en otros blogs ni la he encontrado en los libros. Bueno, la he encontrado en un blog. En el blog “Tasca da Elvira”, un blog genial de Elvira, francesa afincada en Portugal. Pensé que el origen podía ser portugués, porque mis abuelos vivieron un corto periodo de tiempo en Lisboa, pero resulta que Elvira la copió de un alemán que tiene un restaurante en el Algarve….. Curioso, un simple plato de patatas, tan internacional….. pero sigo sin saber de donde ha salido la receta….

22 comentarios:

  1. Nosotros hemos salteado las patatas en un guiso que pronto verás, es un pollo asado (sin asar). Están buenísimas, soy fé, y con los aderezos extra que le añades, mejor. Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Para mi estas son las patatas COCI-FRITAS, que utilizo siempre en guarnición de carnes al horno, y siempre tienen mucho éxito.

    la novedad es ese espolvoreado que les haces, muy interesante...

    ResponderEliminar
  3. Pues es lo que tienen las recetas sencillas, que gustan y siempre salen bien. Las patatas si son buenas, tienen que estar buenas simplemente hervidas, si encima las aderezas y las salteas, ya es un plato de lujo. Yo creo que en este caso, los filetes acompañaron a las patatas y no al revés.
    un biquiño

    ResponderEliminar
  4. Que ricas Begoña,me encantan estas patatas,las preparo muy parecidas pero en vez de fritas van al horno,el toque del pan es una delicia.
    Besets.

    ResponderEliminar
  5. ¿CON pan rallado? eso lo tengo que probar yo!! que sencilla y que rica receta!

    ResponderEliminar
  6. Verdaderamente un plato muy internacional, exquisitas se ven esas papitas, yo les pondría algo de merken y estarían totales para mi.
    un besito.

    ResponderEliminar
  7. Yo ese tipo de acompañamietos, me gustan sin la carne o el pescado... me encantan.

    Besos

    ResponderEliminar
  8. Yo tambien las suelo hacer asi, sobre todo cuando hago rabo de toro, que a mis hijos les encantan con estas patatas, besos

    ResponderEliminar
  9. Qué ricas como acompañamiento!Muxus

    ResponderEliminar
  10. La patatas son algo que me encanta, de todas las formas cocinables!estas tienen una pinta divina, si es que lo sencillo, es lo mejorr-!un besote

    ResponderEliminar
  11. Qué tendrán las patatas que las hagas como las hagas siempre están buenas?
    El pan rallado les debe dar un puntito crujiente delicioso.
    Un besico.

    ResponderEliminar
  12. Que receta mas apaña! te la copio ;) con tu permiso claro jeje, se ve mmm!

    Besitos

    ResponderEliminar
  13. que ricas esas patatas ¡¡¡
    me encantan para acompañar tanto la carne como el pescado
    un beso

    ResponderEliminar
  14. Buenísimas!! siempre quedan bien para acompañar cualquier plato.
    un abrazo,

    ResponderEliminar
  15. Pues no fíjate.... yo nunca las he probado así.

    Anotado queda que tienen muy buena pinta.

    Lauri.

    ResponderEliminar
  16. La verdad es que no las he probado así como las has hecho tu, las encuentro perfectas para acompañar un pescado o pollo o....
    besos

    ResponderEliminar
  17. De simple plato de patatas, nada de nada... una guarnición riquísima. Te la copio enseguida

    Besos. Ama

    ResponderEliminar
  18. Una guarnición perfecta, me gusta mucho la idea de ponerle pan rallado, tiene que quedar estupendo...

    Un saludo!!!

    ResponderEliminar
  19. Un acompañamiento ideal. Las patatas siempre triunfan.

    A mi también me ha sorprendido lo del pan rallado. 'Nunca te acostarás sin saber una cosa más' Lo quiero poner en práctica :o)

    Besos.

    ResponderEliminar
  20. Magnífica receta [y un blog estupendo, enhorabuena], me recuerdan en cierto modo a las patatas a la lionesa, cocidas al vapor [preferentemente] y luego salteadas con cebolla/cebolleta [lo ideal, chalotas], espolvoreadas con perejil picado y ligeramente gratinadas con mantequilla...

    Salu2

    ResponderEliminar
  21. Begoña, te sigo desde hace poco pero todos los días y estoy revisando las recetas antiguas.Esta era un clásico en casa de mi abuela en Galicia y se hacía para aprovechar las patatas pequeñitas de la cosecha anual. Se servía como guarnición del pollo al horno y usaban manteca y fuego de leña, quedando crujientes por fuera blandas por dentro. Yo lo intento,pero ni el fuego, ni las patatas son lo mismo.....
    Gracias por compartir vuestra cocina.

    ResponderEliminar