sábado, 22 de noviembre de 2008

Norte y Sur (Parte II)

Como os había comentado, voy a contaros los restaurantes que he visitado en el mini-viaje mudanza-gourmet que he hecho.

El primero fué el de unos amigos, una familia que se han portado maravillosamente con nosotros y a los que tenemos mucho que agradecer. Son lo propietarios del Hostal Santa Elena, en Sabiñánigo y del restaurante, que se llamaba anteriormente "El Picadero". Se encuentra en la carretera de Sabiñánigo a Biescas.
.
Comimos estupendamente : pencas de acelga rellenas de gambas, ternasco de la zona, revuelto de ajetes, solomillo de cerdo con trufas, postres caseros,...y lo mejor de todo, nos invitaron a comer. Por educación no saqué fotos de los platos, pero me quedé con todas las ganas.....
.

En Sabiñánigo cenamos en el restaurante Pradas, en la calle Serrablo. Un comedor muy acogedor y una comida muy buena.

Pedimos de entrada habitas con foie de pato y sopa de ajo al estilo de Aragón, con huevo batido, y de segundo, costillas de ternasco y tronco de merluza. Todo muy bien acompañado. De postre cuajada con miel y nueces. Me gusta mucho este tipo de comida, sin grandes pretensiones pero de buena calidad. No son platos muy elaborados, pero están muy bien presentados y la calidad de los productos de primera.

En Jaca comimos en el Mesón Serrablo, en el centro histórico de Jaca. Hicimos la correspondiente visita a la catedral y un paseo por el centro, además de las compras que ya os he contado. Estuve en Jaca 4 horas, que dieron de si para todo.

Aparte del sitio, una casa antigua de piedra maravillosa, y el pan, pedimos cardos con jamón y piñones, migas de pan con chorizo, longaniza y huevo, y besugo al horno de segundo. De postre tarta de queso y Pastel Ruso con salsa de chocolate.





Y la última tarde en Huesca cenamos en el Asador Casa Esperanza, en la calle Tarbes. Muy bien. Unas raciones demasiado grandes, de verdad, creo que deberían avisar, por que sobró muchísima comida.
.
Pedimos unos trigueros con pimientos y jamón a la plancha y un surtido de verduras a la plancha. Exagerado pero muy bueno. Las verduras buenísimas. De segundo entrecot a la brasa y dorada al estilo de Orio. La carne sensacional, un sabor, tierna, en su punto,...... El pescado muy bueno también. Este día no hubo postre. Imposible !!!!!!




Ha sido un viaje muy bueno, que me hacía mucha falta y aunque no lo parezca también hemos vaciado un apartamento, y embalado todo, limpiado y recogido y se ha cargado el camión de la mudanza, que además de muebles, libros y otros enseres llevaba verdura, frutos secos, pan, legumbres, chocolate, dulces,.......

Me gusta, de vez en cuando regresar al norte y recorrer la geografía española, es tan diversa y tan maravillosa !!!!!!

4 comentarios:

  1. Pues desde el punto de vista culinario, os habéis metido buenos homenajes. Yo todoa esta zona cno la conozco, pero vamos, parece que esto del comer, una de dos, o es que habéis salbido elegir muy bien, o es que en esta zona esto del comer bien y contundente es una premisa.

    Me quedo con elos cardos y besugo del Serrablo y ese entrecot del Esperanza, pero claro, no estaba allí.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Estamos en un pais privilegiado, la gastronomía, allí donde vayas, es sensacional.
    Fijate que yo la tengo al lado y casi no la conozco, tendré que aplicarme y a ver si me la pateo de norte a sur.

    ResponderEliminar
  3. Hola Begoña!!
    He venido a tu blog por casualidad y me he encontrado con una grata sorpresa. Me has llevado de viaje por una zona que conozco perfectamente y a la que voy muy a menudo.
    Has descrito perfectamente la gastronomía de la zona. Huesca, Jaca, Sabiñánigo... solo te ha faltado la longaniza de Graus para terminar!!.
    Me ha gustado mucho tu reportaje.
    Un besico muy gordo

    ResponderEliminar