jueves, 8 de febrero de 2018

Tacos de Cerdo y Piña con Salsa de Tamarindo

Ingredientes :

500 grs de Jamón fresco de Cerdo
1 Pimiento Rojo
1 Pimiento Verde
1 Pimiento Amarillo
2 Cebolletas Rojas
½ Piña
75 grs de Azúcar moreno
Lechuga
Aguacates
Sal
Pimienta Negra
Chile molido
Especias para fajitas
Aceite de Oliva Virgen Extra

2 dientes de Ajo
3 piezas de Tamarindo
1 cucharadita de Jengibre molido
1 cucharada de Maizena
2 cucharadas de Azúcar
500 ml de Caldo Limpio

Tortillas de Maíz para Tacos
Preparación :

Vamos a empezar preparando todos los ingredientes. El trozo de carne de cerdo que empleamos es el jamón fresco. Podemos usar un trozo de lomo, pero a mi me resulta más jugoso el jamón. Lo limpiamos bien de grasa, telillas y nervios y lo cortamos en tiras de unos 6 centímetros de largo.

Lavamos bien los pimientos y les quitamos los rabitos y las pepitas. Los cortamos en tiras, al igual que la carne. Pelamos las cebollas y las cortamos en juliana muy fina. Reservamos.

Cortamos los extremos de la piña, la cortamos por la mitad, la pelamos, le quitamos el centro más duro y la cortamos en trocitos.

Pelamos los tamarindos y sacamos la carne, quitándoles los hilos. Ponemos la carne a remojo, en agua. 
Una vez que tenemos listos todos los ingredientes, podemos empezar a cocinarlos. Cubrimos el fondo de una sartén con aceite y freímos los trozos de carne, en varias tandas. Las freímos a fuego medio alto, para que se doren bien. No las amontonamos para que no se cuezan, tienen que freírse. Las vamos sacando a una fuente, las salpimentamos y reservamos. 
En la misma sartén, con un poco más de aceite, freímos los pimientos, a fuego suave. Una vez que tengamos los pimientos en la sartén, los salpimentamos y añadimos una cucharadita de especias para fajitas. Y podemos añadir el chile picante al gusto. Una vez que los pimientos estén tiernos, bien hechos, los sacamos a un bol y reservamos.

Cuando terminemos con los pimientos, pochamos la cebolla roja, a fuego suave, hasta que esté tierna. Reservamos.
En la misma sartén caramelizamos la piña. Ponemos todos los trozos de piña en la sartén y vertemos el azúcar moreno por encima. Removemos bien y dejamos que hierva suavemente, hasta que la piña esté tierna y bien caramelizada por fuera. Reservamos. 
Y finalmente, en esa misma sartén, preparamos la salsa de tamarindo. Para ello picamos el ajo muy pequeño y lo doramos en la sartén con un poquito de aceite. Añadimos la pulpa de tamarindo que teníamos a remojo, el jengibre y la maizena. Vertemos el caldo en la sartén y removemos bien con las varillas, para diluir la maizena y mezclar bien todos los ingredientes.

Si no encontramos tamarindo fresco, podemos usar la pasta de tamarindo que venden envasada, que da muy buen resultado. Dejamos que la salsa hierva, hasta que espese. Rectificamos de sal si hiciera falta y reservamos. 
Cuando vayamos a comer los tacos, preparamos la lechuga y los aguacates y los servimos en una bandeja. Calentaremos todos los ingredientes y los presentamos también en diferentes platos. Calentamos las tortillas para tacos, según nos indique el fabricante y colocamos todos los ingredientes en la mesa.
Cada uno se preparará su taco a su gusto, mezclando todos los ingredientes y regándolos con la salsa de tamarindo. ¡!Buen provecho!!
Me encanta la mezcla de sabores de estos tacos, son mi perdición. La carne de cerdo, con los pimientos especiados, la cebolla, la piña caramelizada, en contraste con la lechuga y el aguacate y todo mezclado con la acidez de la salsa de tamarindo….uhmmmm… es que es una delicia!!
Este tipo de platos, aunque no sean los habituales de nuestra cocina, son de esos platos que gustan a todo el mundo. Pueden parecer mezclas un poco extrañas, pero yo creo que hoy en día, estamos ya todos acostumbrados a ellas y como puedes elegir los ingredientes que mezclas, pues cada uno adapta el taco a sus gustos.

Si quieres alegrar tu mesa y preparar una comida divertida, este es tu plato. ¡!Triunfarás por todo lo alto!!

1 comentario: