sábado, 27 de enero de 2018

Tarta de Toffee y Avellanas

 Ingredientes :

1 lámina de Masa Quebrada
250 grs de Azúcar
375 m. de Nata
50 grs de Mantequilla
200 grs de Avellanas
1 Huevo
1 Yema
Sal
Pan rallado
Azúcar Glas
Preparación :

Empezaremos preparando la masa quebrada. Para ello, utilizaremos la receta básica que podéis encontrar en este enlace. Como es para preparar una receta dulce, le añadiremos dos cucharadas de azúcar glas. Podéis comprar la masa hecha, pero nunca va a ser lo mismo…. La preparamos, hacemos una bola y la cubrimos con film transparente para guardarla en el frigorífico por lo menos 30 minutos.
Las avellanas las usaremos tostadas y trituradas de forma tosca, sin hacerlas polvo. Si tenemos las avellanas crudas las tostamos al horno y las pelamos, antes de triturarlas.

Precalentamos el horno a 180ºC. Cubrimos el fondo de un molde de base desmoldable, con papel de horno y engrasamos el fondo y las paredes de este. 
Sacamos la masa del frigorífico y la estiramos entre dos papeles de horno, con ayuda de un rodillo. Cubrimos el molde con la masa, la ajustamos bien y recortamos, lo que sobresalga del borde. Tapamos la base con uno de los papeles de horno y rellenamos el molde con pesos de hornear (yo uso garbanzos). Horneamos la base en blanco durante 15 minutos. Retiramos los pesos y el papel y horneamos otros 10 minutos.
Mientras se hornea la base, preparamos el relleno. Preparamos un caramelo, poniendo el azúcar en un cazo, al que le añadiremos 3 cucharadas de agua. Lo calentaremos a fuego suave, hasta que se disuelva el azúcar. Entonces subiremos el fuego y el azúcar empezará a hervir y a cambiar de color. Removeremos con cuidado el cazo, para que se caramelice bien por todos lados. Tendremos que tener cuidado de que el azúcar no se queme, hay que estar muy pendiente. 
Retiramos el cazo del fuego y con mucho cuidado para que no nos salpique, vertemos la nata y la mantequilla dentro. Removemos bien y lo volvemos a poner al fuego medio, para que espese. Lo herviremos suavemente unos 10 minutos, hasta que el toffee esté bien hecho.

Retiramos el cazo del fuego y le añadimos las avellanas trituradas groseramente. Removemos bien y lo dejamos enfriar 5 minutos. 
Batimos el huevo con la yema en un bol y los añadimos a la mezcla anterior, batiendo todo junto con unas varillas. Añadimos también a la mezcla un poco de sal.

Cuando la base que tenemos en el horno esté lista, vertemos con cuidado esta mezcla en el interior. Espolvoreamos por encima un poco de pan rallado. Horneamos la tarta 20/25 minutos, hasta que el relleno esté dorado. Puede ser que, al hornear, el toffee suelte un poco de grasa, pero el pan rallado la absorberá.
Sacamos el molde del horno y lo dejamos enfriar sobre una rejilla. Podemos decorarla con azúcar glas, ayudándonos de una plantilla. No es imprescindible, pero queda muy bonito, no? Servimos la tarta a temperatura ambiente y la podemos acompañar con frutos rojos, helado o crema.
Esta tarta la preparé estas navidades y encontré la receta en la revista “Olive”. No es la mejor tarta del mundo, pero a los que como a mí, nos vuelven locos el toffee y las avellanas, ¡!esta es nuestra tarta!!
Es muy sencilla de preparar y queda muy bonita. Me gustan estas tartas sencillas porque nos permiten ir variando de ingredientes y sabores, de forma fácil. No siempre nos podemos complicar la vida en la cocina….

No hay comentarios:

Publicar un comentario