domingo, 22 de mayo de 2016

Ensalada César con Pasta y Kale

Ingredientes :

1 Huevo
1 cucharada de Zumo de Limón
6 Anchoas en Aceite de Oliva
2 cucharaditas de Salsa Perrins
1 cucharadita de Mostaza de Dijon
1 diente de Ajo
Sal
Pimienta Negra
Vinagre
Aceite de Oliva Virgen Extra
2 cucharadas de Agua
Queso Parmesano rallado

400 grs de Pasta (margaritas)
250 grs de Tomates Cherry
1 manojo de Kale
Sal
Pimienta Negra
Aceite de Oliva Virgen Extra
Queso Parmesano Rallado
Nueces
Preparación :

Lo primero que hacemos es preparar la salsa cesar. Ponemos en el vaso de la batidora 5 cucharadas de aceite, el huevo, un diente de ajo, las anchoas, unas gotas de vinagre, la salsa Perrins, la mostaza, el zumo de limón y un poco de pimienta negra.

Batimos todo bien y esperamos a que la salsa espese. Añadimos dos cucharadas de queso parmesano rallado, seguimos batiendo y probamos la salsa para comprobar cómo está de salada. Rectificaremos de sal, si hiciera falta y del resto de los ingredientes, según los gustos de cada uno.

Si queda demasiado espesa, la aligeramos añadiendo una o dos cucharadas de agua. No debe quedar muy espesa, así que comprobaremos la textura y rectificaremos si hace falta.
Para preparar la ensalada, hervimos la pasta en agua abundante con sal, el tiempo que nos indiquen en el paquete. La escurrimos bien, cortamos el hervor con agua fría, volvemos a escurrir y reservamos.

Precalentamos el horno a 200ºC. Ponemos los tomates cherry en una bandeja de horno cubierta de papel de aluminio. Los regamos con un poco de aceite, los salpimentamos y los horneamos durante 8 o 10 minutos, hasta que estén tiernos y empiecen a tostarse.

Lavamos bien las hojas de kale, las secamos y las troceamos, quitando las partes más duras del tallo. Ponemos en un bol la pasta escurrida, los tomates asados y el kale troceado. Vertemos sobre la ensalada la salsa cesar y mezclamos todo bien. Espolvoreamos por encima con queso rallado, un puñado de nueces troceadas y pimienta negra.

Podemos enfriar la ensalada en el frigorífico antes de servirla.
Hoy os presento una ensalada muy sencilla, de pocos ingredientes, pero que tiene dos grandes secretos: la calidad de los ingredientes y su tratamiento y la salsa cesar, casera e impresionante.

En cuanto a los ingredientes, de la pasta poco os puedo decir. Cada uno utilizaréis la que más os guste, por supuesto. A mi me gustan las margaritas de colores para las ensaladas, también los lazos. El hecho de asar los tomates, aporta un sabor y una textura inconfundibles. Es indispensable hacerlos así. Son una delicia.
Y el kale, que antes me costaba tanto encontrar, se ha convertido en habitual. Esta semana he descubierto que el kale es un tipo de col (yo creía que era familia de las acelgas) y que es muy parecido a un tipo de col rizada que es habitual en Portugal y creo que en Galicia. Desde hace algún tiempo, en los mercados ecológicos de Málaga es fácil encontrarlo y ahora también me lo consigue mi frutera de aquí, de Nerja, así que creo que se está comercializando habitualmente, por lo que es fácil encontrarlo.

Yo siempre lo había comido cocinado, pero he descubierto que en crudo, también es delicioso. Muy pronto os propondré otra variación de ensalada con este mismo ingrediente.

Y lo más importante de esta ensalada, la salsa cesar!!! Cuando vi la receta en el blog “Foodie Crush”, en seguida me apeteció probarla, pero me echó para atrás el hecho de que usaba una salsa cesar industrial. Así que me fui a Google y busqué la receta. Como otras muchas veces que hago esto, me encontré que “Mercado Calbajío” tenía la receta publicada y claro, no tuve que buscar más!!!

Carlos publicó la "Salsa cesar", con una receta del chef José Andrés. Y si esta receta entró en su casa para quedarse, en la mía también!! Está buenísima y alegra cualquier ensalada que queramos preparar. Y ya sabéis que para mi todo lo que sea casero, tiene un valor especial, valor doble.

Unas aclaraciones más. Podéis utilizar cualquier tipo de lechuga para sustituir al kale, imprescindible asar los tomates y casi imprescindible que el queso sea parmesano o similar. Yo rallé una mozzarella que tenía en el frigorífico (que a veces soy muy miradita) y no fue buena idea… poco sabor y peor textura. 

Y prometo que la próxima vez que la prepare, añdiré fotos del proceso.... esta vez se me olvidó hacerlas!!!

1 comentario:

  1. Perfecta para el verano; fresquita y ligera.. Deliciosa !!
    Besos!!

    ResponderEliminar