domingo, 22 de noviembre de 2015

Jesuitas

Ingredientes :

2 láminas de Hojaldre
Cabello de Angel
150 grs de Claras de Huevo
Sal
360 grs de Azúcar
60 ml de Agua
150 grs de Azúcar glas
Almendra en granillo
Preparación :

Preparamos con antelación el cabello de ángel según esta receta o lo compramos ya hecho.

Para preparar los jesuitas, lo primero que tenemos que hacer es el merengue italiano. Para ello, ponemos las claras de huevo en un bol con una pizca de sal y con las varillas, empezamos a montarlas
Mientras tanto, ponemos el azúcar y el agua en un cazo y los llevamos a ebullición. Tardará unos 10 minutos en hervir y disolverse totalmente el azúcar.

Cuando el almíbar esté burbujeando, lo vertemos poco a poco, en hilo, sobre las claras montadas, sin dejar de batirlas. Seguimos montándolas otros 10 minutos, hasta que las paredes del recipiente pierdan el calor.

En ese punto, dejamos de batir y a mano, con ayuda de una espátula mezclamos el azúcar glas, con movimientos envolventes.
Para montar los jesuitas, estiramos una lámina de hojaldre, la cubrimos con el cabello de ángel, sin llegar a los bordes y ponemos la otra lámina por encima, sin apretar. Los jesuitas son pasteles con forma triangular. Cómo les demos forma, va a depender del hojaldre que utilicemos. Yo he usado una plancha de hojaldre circular, la he cortado por la mitad, y de cada semicircunferencia he sacado 4 jesuitas.

Después de varias pruebas, la forma de trabajar que me ha dado mejor resultado, ha sido cortar los triángulos y montar los pasteles, uno a uno, sobre la bandeja de horno definitiva, cubierta con papel de hornear.
Cortamos los triángulos, los rellenamos de cabello de ángel, los tapamos con otro triángulo y por encima, los cubrimos de una capa de merengue. Por encima, espolvoreamos el granillo de almendra.

Precalentamos el horno a 200ºC y horneamos los pasteles unos 25/30 minutos, hasta que estén bien dorados, teniendo cuidado de que no se quemen. Los dejamos enfriar sobre rejilla.
El jesuita es un pastel típico, típico de Bilbao, que yo creo que le llamaron así por la sobriedad de su preparación y que en mi casa no nos gustaba mucho, porque no teníamos costumbre de comer cabello de ángel. Pero claro, desde que yo preparo el cabello de ángel, ya comemos todo lo que lleve este ingrediente….

La verdad es que es un pastel muy sencillo de preparar y que merece la pena probar, de verdad. Se puede preparar una variedad relleno de crema, aunque no es el verdadero Jesuita, pero en mi casa gusta mucho más…..

1 comentario:

  1. Alaaa, y yo sin conocer este dulce! Qué rica es la gastronomía española, y de qué manera con ingredientes tan sencillos podemos preparar unos postres tan deliciosos. Me voy a tener que poner manos a la obra para probar estos ricos triangulitos porque Bilbao me pilla un poco lejos :) Gracias de nuevo por endulzarnos el dia con esta alegría para el cuerpo. 1 besazo enorme!!

    ResponderEliminar