miércoles, 11 de noviembre de 2015

Steak Tartare

Ingredientes :

250 grs de Solomillo de Ternera
1 cucharada de Alcaparras
1 cucharada de Pepinillos
1 cucharada de Cebolla picada
1 cucharadita de Mayonesa
1 cucharadita de Mostaza Antigua
1 cucharadita de Salsa Lee Perrins
Tabasco
Sal
Pimienta Negra
1 Yema de Huevo

Pan tostado
Mantequilla
Preparación :

Lo primero que preparamos es la carne. Utilizaremos una carne de primera calidad, ya que de ello va a depender el éxito de la receta. Ternera o añojo de primera y yo, prefiero siempre el solomillo, la parte más tierna y más limpia del animal. 
En este caso he utilizado una punta de solomillo de ternera. La limpiamos bien, la secamos muy bien (no debe sangrar) y la cortamos a cuchillo en trozos muy pequeños. Los haremos lo más pequeño posible, pero sin triturarlos, no queremos una masa, si no trocitos de carne. La salpimentamos y reservamos.
Cortamos los pepinillos y la cebolla en trozos muy pequeños. He usado cebolla roja porque a mí me encanta, pero podemos usar otra. Os recomiendo usar cebolla dulce o chalotas, porque la cebolla blanca, creo que es demasiado fuerte y restaría sabor a la carne.
Yo utilizo alcaparras muy pequeñas, si fueran un poco más grandes, también las troceamos. Mezclamos estos tres ingredientes con la mayonesa, la mostaza y la salsa Perrins. Incorporamos la carne y mezclamos todo bien. Para añadir un poco de picante, echamos unas gotas de Tabasco y rectificamos de sal y pimienta.
Para emplatarlo, utilizamos un aro o un molde de la forma que nos apetezca y colocamos toda la carne. Alisamos bien la superficie y ponemos encima la yema de huevo. Espolvoreamos un poco de pimienta, podemos rociar con un poco de aceite y acompañamos la carne de una ensalada fresquita y de pan tostado con mantequilla.

Lo meteremos 15 minutos en el frigorífico antes de comerlo, pero se debe comer recién hecho, no dejarlo más tiempo.
Si, ya sé que este plato no es del agrado de todo el mundo, incluso a mí, que soy una apasionada de la carne roja, me costó comerlo. Pero tengo que reconocer que está buenísimo!!!! Por supuesto te tiene que gustar mucho la carne, porque se trata de no matar el sabor de la carne y por lo tanto, todo el acompañamiento tiene que estar en su justa medida, sin sobresalir. Hay variaciones sobre esta receta, hay quien mezcla la yema con el resto o no añade mayonesa ni mostaza, o le añaden un poco de aceite o perejil,…. En fin, diferentes formas, para un mismo plato, que cada uno puede adaptar a sus gustos.

Y para mí, como plato principal me resulta demasiado, así que prefiero comerlo sobre una tostada con mantequilla y compartir el plato entre varios. Cada uno puede adaptar las recetas a sus gustos, no?

4 comentarios:

  1. No soy muy aficionada al steak tartar pero tengo que reconocer que te ha quedado de revista ;) Aunque a esa tostadita sí que le daría un buen bocado. 1 besote!!!!!

    ResponderEliminar
  2. Muy buena vista, a mi marido seguro le gusta mucho.Ya te contaré.Bssss

    ResponderEliminar
  3. Bueno cielo, nada mas que ver esta receta de steak tartar me quedo en tu cocina, ta ha quedado delicioso...
    Besos guapa!!!

    ResponderEliminar
  4. Efectivamente tampoco soy mucho de steak tartare, a no ser que lo pruebe en algún sitio de prestigio y con ciertas garantias. Uno de estos sitios sería tu casa. :)

    ResponderEliminar