martes, 14 de febrero de 2017

Arroz caldoso con Bogavante

Ingredientes :

2 Bogavantes
200 grs de Langostinos
1 Cebolla
2 dientes de Ajo
½ Pimiento Rojo
2 Pimientos Verdes
2 Zanahorias
100 ml de Brandy

400 grs de Arroz Bomba
1 Cebolla
2 dientes de Ajo
½ Pimiento Rojo
2 Pimientos Verdes
2 Tomates maduros
100 ml de Vino Fino
3 Pimientos Choriceros
Hebras de Azafrán
Colorante alimentario
Pimienta Negra
Sal
Aceite de Oliva Virgen Extra
Preparación :

Lo primero que tenemos que hacer es preparar los bogavantes. Yo compro siempre los bogavantes en Eroski, qué en mi zona, es donde me resulta más fácil comprarlos. Siempre están a buen precio y aunque quizás no sean los de mejor calidad, son suficientes para preparar este tipo de arroz. Te los venden vivos, con las pinzas atadas.

Y entonces llega el momento de matar al bicho…. yo soy incapaz! En Eroski me dieron la solución: cuando llego a casa, los meto al congelador y mueren sin enterarse… Qué mal suena todo esto!!! Pero es la realidad. Cuando vayamos a cocinarlos, los sacamos unas horas antes del congelador y listo. Me diréis ¿por qué no los compras ya congelados? Pues porque por aquí no los encuentro. Sin más.
Cortamos la cebolla, los dientes de ajo, las zanahorias y los pimientos en trozos pequeños. Quitamos las cabezas y la cáscara a los langostinos y reservamos por un lado los cuerpos y por otro las cabezas y cáscaras. Cortamos las pinzas y las patas a los bogavantes, seccionamos el cuerpo y cortamos la cabeza en dos, a lo largo. 
Cubrimos el fondo de una cazuela con aceite y pochamos la cebolla. Cuando la cebolla empiece a estar transparente, incorporamos los dientes de ajo, los pimientos y las zanahorias. Rehogamos todo bien y dejamos que se poche todo junto unos 10 minutos. 
Añadimos entonces las cabezas u cáscaras de los langostinos y la cabeza y patas del bogavante. Estrujamos todo bien, para que el marisco suelte sus jugos. Vertemos por encima el brandy y dejamos que hierva para evaporar el alcohol. 
Cubrimos todo con agua (yo pongo unos 2 litros), salamos y dejamos que hierva 30 minutos. Colamos el caldo y reservamos en caliente. 
Pelamos la cebolla y los dientes de ajo y los cortamos en brunoise. Lavamos los pimientos y los despepitamos. Cortamos la carne en cuadraditos. Pelamos los tomates, los despepitamos y los troceamos lo más pequeño posible. Quitamos el rabo y las pepitas a los pimientos choriceros y los ponemos a remojo, en un bol con agua.
Cubrimos el fondo de una cazuela con aceite y ponemos a pochar a fuego medio la cebolla y el ajo. Añadimos los dos tipos de pimiento y dejamos que se cocinen hasta que estén tiernos. Cuando la verdura esté bien pochada, incorporamos el tomate y dejamos que siga hirviendo suavemente, para que se evapore el líquido. 
Sacamos los pimientos choriceros del agua y les sacamos la carne con una cucharita. La añadimos a la cazuela junto a unas hebras de azafrán y si se quiere, un poco de colorante alimentario. Dejamos que hierva todo junto 8/10 minutos. Si no tenemos pimientos choriceros, podemos añadir una cucharadita de pimentón.
Cuando el sofrito esté listo, incorporamos el arroz y lo removemos bien, para que se impregnen todos los granos con la grasa del sofrito. Vertemos el vino fino por encima y esperamos a que evapore el alcohol. Añadimos el fumet caliente que teníamos reservado. Como queremos que nos quede el arroz caldoso, utilizamos, al menos, el triple de fumet que de arroz. Removemos todo bien y dejamos que hierva suavemente.

Si queremos que el arroz quede más seco, añadimos menos cantidad de caldo. Y si vemos que se nos queda seco mientras se hace el arroz, podemos incorporar un poco más de caldo a lo largo del proceso.
A los 10 minutos, colocamos en la cazuela, la cola del bogavante (troceada o no) y las pinzas. Troceamos los langostinos que teníamos reservamos y los añadimos también. Dejamos que siga hirviendo otros 5/10 minutos, hasta que los granos de arroz estén tiernos. Separamos la cazuela del fuego y dejamos que repose 3/4 minutos. Servimos el arroz inmediatamente.
Para mi, éste, es el arroz de los arroces. En concreto, éste de las fotos, ha sido el mejor arroz que he comido yo en mi vida. El mejor arroz de todos los que he comido en mi casa y fuera de ella. Impresionante.
Hace tiempo que estoy diciendo que los arroces cada vez me gustan más. Son tan versátiles, tan sabrosos, tan cómodos de preparar. Y cada vez que pruebo un arroz diferente, me gusta más que el anterior. Tengo que deciros, que hace unos meses, me compré una paellera (en estas fotos no aparece, porque no la tenía todavía) que ha cambiado totalmente el sabor de los arroces. Se ha convertido en imprescindible. Es la “Paellera Carbone Plus” de De Buyer, de 40 cm. Qué diferencia!! El arroz se cocina de forma constante y el resultado es increíble, de verdad, otro mundo. En la receta de migas que publiqué antes que esta, podéis ver la paellera, sirve para todo!!

En mi casa no se preparaban este tipo de arroces, no nos matamos por el marisco, así que busqué por la red y he encontrado muchas versiones. He usado básicamente la receta de Eneko Sukaldari, con alguna modificación y adaptándola a mi forma de cocinar y a mis gustos. El resultado ha sido genial, vaya, que ya hemos repetido varias veces….

2 comentarios:

  1. Un lujazo de arroz caldoso, te ha quedado de cine. Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Qué rico Begoña, un arroz que no hace falta que lo jures triunfó por todo lo alto. Yo también me declaro muy fan de los arroces caldosos, muchas veces los hacemos porque nos lo pide el cuerpo, y claro, no dudamos en ponerlo en práctica. A todo esto, alguna vez creo que os he comentado que en mi blog faltan dulces, croquetas, patés y arroces caldosos.
    Un saludo.

    ResponderEliminar