Pechugas de Pollo con Hinojo, Limón y Estragón

Supongo que todos tenemos ingredientes que no entran mucho en nuestras cocinas y no porque no nos gusten, si no porque no tenemos costumbre de usarlos. Eso me pasa a mí con el hinojo. Cuando yo vivía en Bilbao, no había visto un hinojo en mi vida, pero cuando me vine a vivir aquí, a Nerja, los hinojos se vendían en todas las fruterías. De hecho, uno de los platos más típicos de aquí, es el “Potaje de Hinojos”.
Por eso, cuando encuentro una receta con este ingrediente me gusta probarla. Y si además es una receta de pollo y es de Donna Hay, no lo dudo un instante. Esta receta, además de hinojo llevaba eneldo, que es una de mis hierbas favoritas, de la cual no se puede abusar porque es potente. En esta ocasión tuve que usar eneldo seco, porque no lo tenía fresco, pero os recomiendo que, si podéis, lo uséis en fresco, merece la pena.

El resultado: una receta diferente, muy sabrosa y una variación más de la infinita lista de recetas de pollo. Si os gusta el sabor anisado del hinojo no dudéis en probarla.

Ingredientes :

4 Pechugas de Pollo
Estragón fresco
1 Limón
3 dientes de Ajo
1 bulbo de Hinojo
125 ml de Vino Blanco
125 ml de Caldo de Pollo
Sal
Pimienta Negra
Aceite de Oliva Virgen Extra

Preparación :


Precalentamos el horno a 180ºC. Limpiamos bien las pechugas de pollo y las salpimentamos al gusto. Cubrimos el fondo de una cazuela con aceite y la ponemos al fuego. Metemos dentro las pechugas y dejamos que se doren bien por todos lados. Las sacamos de la cazuela y reservamos.

Bajamos el fuego y echamos en la cazuela unas hojas de estragón, la ralladura de la piel de medio limón, los dientes de ajo pelados y laminados y el hinojo bien lavado y troceado. Dejamos que se cocine todo unos 2 o 3 minutos, hasta que empiece a coger color. Entonces volvemos a poner las pechugas de pollo dentro de la cazuela y vertemos por encima el vino blanco y el caldo. Rectificamos de sal y pimienta y dejamos que hierva.

Traspasamos todo el contenido de la cazuela a una fuente de horno (si no hemos utilizado una cazuela que sirva para los dos tipos de cocción) y la metemos al horno a asar durante 25 minutos, hasta que el pollo esté bien hecho. Servimos el pollo acompañado de rodajas de limón.



2 comentarios

  1. Yo tampoco había visto un hinojo en mi vida, hasta ahora que veo esta receta.
    Espero poder encontrar alguno para intentar esta receta.
    Gracias por compartir. :D

    ResponderEliminar
  2. Pues había probado la ternera con estos ingredientes, pero no el pollo, con algunas diferencias claro. Los hinojos los conocemos de bajar al sur, por aquí por Madrid nada de nada. Por favor sigue con esta interminable lista de recetas de pollo!! :)

    ResponderEliminar