viernes, 6 de enero de 2017

Bostocks.... y Chocolate

Ingredientes :

20 grs de Levadura fresca 
100 ml de Leche tibia
500 grs de Harina de Fuerza
50 grs de Azúcar Glas
1 cucharilla de sal
5 Huevos 
250 grs de Mantequilla 
1 Huevo

250 ml de Agua
375 grs de Azúcar
5 cucharadas de Ron
30 grs de Almendra molida
25 grs de Agua de Azahar

100 grs de Mantequilla
100 grs de Azúcar Glas
100 grs de Almendra molida
10 grs de Maizena
2 Huevos
1 cucharada de Ron

Almendras laminadas
Azúcar glas

250 grs de Chocolate
30 grs de Pasta de Avellanas
Leche caliente
Preparación :

Lo primero que tenemos que preparar es el brioche. Es una receta básica de brioche, pero lo hornearemos en un molde redondo y alto. Lo mejor, una lata de conservas. Yo he usado una lata de leche en polvo. Si no tuviéramos una lata, no hay problema, lo hacemos en un molde rectangular y en vez de hacer rodajas redondas, nos saldrán trozos rectangulares, sin problema.

Disolvemos la levadura en la leche tibia. Ponemos la harina en el recipiente de la amasadora junto con el azúcar y la sal. Las removemos con el gancho para amasar y vertemos la leche en el recipiente, sin dejar de remover. 

Empezamos a echar los huevos uno a uno, hasta un total de cinco. No añadimos el siguiente hasta que el anterior no se haya incorporado totalmente. Amasamos hasta que obtengamos una mezcla homogénea, durante 10 minutos aproximadamente. 

Cortamos la mantequilla fría en trocitos y la añadimos a la mezcla poco a poco y sin parar de amasar. La mantequilla se irá integrando despacio, pero hay que tener paciencia. Esta masa necesita estar muy bien amasada. Necesitaremos otros 15 minutos, más o menos, hasta que se despegue totalmente de las paredes del recipiente.
Sacamos la masa del recipiente y en la encimera engrasada, formamos una bola. Nos tiene que quedar una bola lisa y homogénea. Engrasamos un bol grande y colocamos la bola en el fondo. Lo cubrimos con un film transparente engrasado y dejamos que duplique su tamaño.

Pasado ese tiempo, engrasamos el molde donde vayamos a hornear el brioche y lo rellenamos hasta la mitad de masa. Con esta cantidad de masa, nos daría para hacer 3 brioches. Yo he hecho uno en la lata redonda y otro en un molde rectangular, formado por tres bolas. Dejamos levar las masas, cubiertas con un paño, hasta que lleguen casi hasta el borde del molde.

Precalentamos el horno a 225ºC. Batimos un huevo, lo colamos y pincelamos la superficie de los brioches con cuidado. Los horneamos 10 minutos a esta temperatura y otros 5/10 a 200ºC, hasta que estén bien dorados.

Los sacamos del horno, los dejamos enfriar 5 minutos sobre una rejilla y desmoldamos. Dejamos que se enfríen totalmente sobre una rejilla.

Mientras se enfrían los brioches, hacemos el resto de las preparaciones.
Preparamos el sirope de azahar, calentando el agua con el azúcar y el ron. Cuando empiece a hervir, añadimos la almendra molida y el agua de azahar y lo retiramos del fuego.

Para preparar la crema de almendras, necesitamos la mantequilla blanda, a punto de pomada. La ponemos en un bol y vamos añadiendo el resto de los ingredientes, mezclando bien cada uno, antes de empezar con el siguiente. Obtendremos una crema homogénea y la pondremos en una manga pastelera con boquilla lisa.

Con todos estos ingredientes, podemos preparar ya los Bostocks. Precalentamos el horno a 180ºC. Cortamos el brioche en rodajas de unos 2 cm. de espesor. Las empapamos en el sirope. Yo lo he hecho con un biberón, pero podríamos meter las rodajas directamente en el almíbar y ponerlas a escurrir en una rejilla, sobre una bandeja de horno. Una vez escurridas, las vamos colocando en una bandeja de horno cubierta con papel sulfurizado.
Cubrimos las rodajas de brioche con la crema de almendras y la alisamos con ayuda de una espátula. La capa de crema tendrá un espesor de unos 2mm. Esparcimos por encima las almendras fileteadas y metemos la bandeja al horno. Horneamos los bostocks durante 12/15 minutos, hasta que se doren. Los dejamos enfriar sobre una rejilla y los espolvoreamos con azúcar glas. Se deben consumir en el día.
Para preparar las piruletas de chocolate, fundimos el chocolate al baño maría, junto con la pasta de avellanas. Rellenamos los moldes, los cubrimos con un film transparente e insertamos los palitos en cada hueco. Dejamos que se enfríen en la nevera durante, al menos, una hora.

Los servimos junto con los vasos de leche caliente, para disolverlos en ella. El chocolate lo podemos mezclar con otros ingredientes: esencia de naranja, ron, coco rallado,… según el gusto de cada uno!!!
Hoy es el Día de Reyes y supongo que casi todos vosotros habréis empezado el día con un buen roscón, no? En mi casa si, un roscón enorme, delicioso!! Pero hay otros dulces que también se pueden preparar estos día y que son también exquisitos.

En mi casa todos los años preparamos varios roscones, para ir abriendo boca y practicar un poco más cada año… excusas. Pero también preparamos alguna Galette de Rois, pastel típico francés, para este día tan señalado. Tengo publicados algunos con rellenos diferentes: almendras, peras y chocolate, de toffee y manzanas, de castañas
Hoy os presento esta otra receta de bollería: el Bostock. Una variación del brioche tradicional, con almendras, ron y agua de azahar…¿a qué os suena? A roscón de Reyes, claro! Es una verdadera exquisitez!!! Hay quién considera esta pieza de bollería como una derivación de los croissants con almendras, en cualquier caso, no debemos perdérnoslos!!
Yo lo he preparado para una merienda en casa y ha triunfado. Es delicado, sabroso, entra por los ojos y ha llegado para quedarse. Es una receta que no está muy extendida por la blogosfera, pero todas las recetas que he encontrado, hacen referencia a los Bostocks de Ladurée, en París. Y yo los he hecho con la receta de su libro de pastelería. Ya sabéis que Ladurée es garantía total y supone, acercarse a lo más alto de la bollería francesa. Es un verdadero lujo.
Y para acompañar estos bostocks, preparé un roscón y una Tarta de pera, todo regado con un buen chocolate a la taza… o unas piruletas de chocolate!! Estas piruletas son del libro “Â la mère de famille” y siempre he tenido ganas de prepararlas.. Lo que se obtiene, evidentemente, no es un chocolate a la taza, pero si, una leche chocolateada, deliciosa y que puede divertir a los más pequeños. Hoy es un día especial para ellos.
 ¡!Feliz día de Reyes a todos!!!

2 comentarios:

  1. No conocía esta receta y desde luego está fantástica ehh Me ha gustado un montón

    besos

    ResponderEliminar
  2. Madre mía! menudo curro que te has pegado, eso si, tiene una pinta espectacular!
    bss

    ResponderEliminar