viernes, 12 de febrero de 2016

Helado de Jengibre con Salsa de Bourbon

Ingredientes :

500 ml de Nata para montar
300 grs de Mermelada de Jengibre
4 cucharadas de Azúcar
250 ml de Leche

115 grs de Mantequilla
130 grs de Azúcar glas
125 ml de Bourbon
1 pizca de Sal
75 ml de Nata

Sésamo caramelizado
Preparación :

Ponemos en un cazo la leche con la mermelada de jengibre y dos cucharadas de azúcar. Lo ponemos a calentar, removiendo para que se disuelvan los ingredientes. Retiramos el cazo del fuego, vertemos la mezcla en un bol y la dejamos enfriar. En cuanto esté templada, la guardamos en el frigorífico.

Montamos la nata bien fría con las varillas, le añadimos las otras dos cucharadas de azúcar y cuando esté bien firme, la añadimos poco a poco, con ayuda de una espátula, a la mezcla anterior.

Ponemos la mezcla en el recipiente de la heladera y esperamos a que se haga el helado. Tardará unos 20/25 minutos. Una vez listo, lo metemos en un recipiente hermético y lo guardamos en el congelador.
Cuando lo vayamos a consumir, preparamos la salsa de Bourbon. Para ello, mezclamos la mantequilla, el azúcar, el bourbon y la sal en un cacito y lo ponemos al fuego.

Esperamos a que la mantequilla se derrita, el azúcar se disuelva y el alcohol evapore. Añadimos la nata, la mezclamos con ayuda de unas varillas, dejamos que se cocine unos minutos y la retiramos del fuego.

Servimos el helado acompañado de esta salsa y espolvoreado de semillas de sésamo caramelizado.
Hace poco, Carlos Dube de “Mercado Calabajío” publicó la receta del helado de jengibre. La propuso como receta de un postre perfecto para las navidades y la verdad es que a mi me pareció todo un acierto. La receta se prepara con una mermelada de jengibre, que normalmente se encuentra de marcas británicas, pero que ya sabéis que aquí, en Nerja, no hay ningún problema para encontrarlas.

En cuanto vi la receta, me acordé de un postre que preparé en una cena para mi cumpleaños y que fue todo un desastre…. La receta la encontré en el blog “Spicy Ice Cream” en el año 2009… no ha llovido nada desde entonces!!!!

Es un blog australiano, que a mi, por aquel entonces, todavía me sorprendía eso de visitar blogs de países tan lejanos y compartir información con personas tan diversas. Cuando planifiqué el menú de mi cumpleaños, decidí que ese iba a ser el postre, sin duda: “Steamed Gingerbread Pudding with Bourbon Sauce”. Era un pudding de jengibre acompañado de helado de vainilla y regado con una salsa deliciosa de bourbon.

No me digáis que no era perfecto!!!! Yo había cocinado muy poco con jengibre y menos con jengibre fresco. Qué desastre!!!La receta lleva 5/6 cucharadas de jengibre fresco y rallado. Y eso fue lo que yo puse….. imposible comer ese pudding!!! Cómo picaba, que sabor tan fuerte, qué desagradable!!!

Pero la mezcla de jengibre, con helado de vainilla y la salsa, se quedó para siempre en mi cabeza…. Hasta que Carlos, esta navidad, la hizo volver a escena. Esta vez no era un pudding y un helado, sino que era el helado el que era de jengibre, qué acierto!!!! Y por supuesto, la salsa le va perfectamente, tan rica, con ese sabor del bourbon…..
Lo del sésamo caramelizado es porque me encanta y va bien con todo…. Ah, por cierto, en mi casa no consumimos casi nada de alcohol y para cocinar, si que tengo siempre los vinos o licores más usuales, pero cuando preparo recetas como esta, que necesita una bebida más inusual, siempre compro las botellitas pequeñas, esas que son como de colección, porque así, aunque son caras, no desperdicio una botella entera, que se que en cuanto la abra, no se va a consumir más… tengo una mini colección…

3 comentarios:

  1. ummm, helado de gengibre, suena a fresco y digestivo. No le he probado, me la guardo. Besos y Feliz finde

    ResponderEliminar
  2. Aqui no creo que encuentre mermelada de jengibre,pero con lo que me gusta la buscaré para hacer este helado que tiene que estar muy rico.besinos

    ResponderEliminar
  3. Me perdí tu versión del helado y tu mención. Si es que al día le faltan horas!! me quedo con lo del sésamo caramelizado ¿qué bueno no?. Fantástico Begoña, como siempre!

    ResponderEliminar