viernes, 2 de octubre de 2015

Bizcocho especiado, con Higos y Avellanas

Ingredientes :

6 Higos secos
75 ml de Café
100 grs de Avellanas
200 grs de Mantequilla
225 grs de Azúcar moreno
200 grs de Harina
2 cucharaditas de Levadura en polvo
2 cucharaditas de Extracto de Vainilla
2 cucharaditas de mezcla de Especias Navidad
50 grs de Yogurt natural
4 Huevos

250 grs de Mantequilla
2 cucharaditas de Extracto de Vainilla
400 grs de Azúcar glas
250 grs de Queso Philadelphia

4 Higos frescos
Preparación :

Troceamos los higos y los ponemos en un bol, con el café caliente, para que se hidraten. Los dejamos macerar 30 minutos. Por otro lado, precalentamos el horno a 180ºC y tostamos las avellanas en una bandeja de horno, unos 10/15 minutos. Las sacamos del horno, las dejamos enfriar un poco y las frotamos con las manos, para quitarles la piel.
Ponemos en el recipiente de la batidora los higos con el café y las avellanas peladas. Trituramos todo, hasta el punto que nos guste (a mí me gusta que las avellanas no estén hechas polvo, que se noten) y reservamos.
Ponemos en el recipiente de la amasadora la mantequilla a temperatura ambiente y el azúcar moreno. Lo mezclamos con la pala, hasta obtener una pasta lisa y homogénea. Incorporamos el yogurt natural y los huevos, de uno en uno, hasta que se integren. Echamos también la vainilla.

Pesamos la harina en un bol y le añadimos la levadura y la mezcla de especias (esta mezcla suele incluir canela, nuez moscada, clavo, anís, pimienta,…). Vamos echando a cucharadas, esta mezcla sobre la que tenemos en la amasadora, sin parar, hasta que todo esté bien integrado. Con ayuda de una espátula, bajamos bien lo que quede pegado a las paredes del recipiente. No hay que batir la masa, solo mezclar, no debemos pasarnos ni en velocidad, ni en tiempo.
Forramos el fondo y las paredes de un molde redondo con papel de horno y lo engrasamos. Echamos la mezcla dentro del molde y lo horneamos unos 45/50 minutos, dependiendo del horno. Comprobamos que está bien hecho por el interior con una brocheta y cuando esté listo, lo sacamos a enfriar sobre una rejilla. Pasados 10 minutos, desmoldamos el bizcocho y lo dejamos enfriar totalmente.
Mientras tanto preparamos la cobertura, con todos los ingredientes a temperatura ambiente. Para ello, en el recipiente de la amasadora, ponemos la mantequilla y el azúcar. Con la pala, mezclamos hasta que se integren totalmente y la mezcla sea totalmente lisa.

Añadimos la vainilla y el queso y seguimos mezclando. En este caso, podemos batir mucho tiempo, hasta que la mezcla esté totalmente lisa y fina, pero no a mucha velocidad, porque subiría la temperatura de la masa y derretiría la mantequilla.

Ponemos la mezcla en un bol, lo cubrimos con film transparente y lo metemos en el frigorífico, para que se enfríe lo suficiente como para poder trabajar con la crema.
Siempre va a ser más fácil trabajar un bizcocho del día anterior. Por eso, si hemos hecho el bizcocho con tiempo, una vez que está frío, lo envolvemos en film transparente y lo guardamos en el frigorífico hasta que lo vayamos a utilizar. Si no tenemos tiempo, lo usamos en cuanto esté frío.
Cortamos el bizcocho en tres capas, con ayuda de un cortador de bizcochos o con un cuchillo de sierra. Extendemos mermelada de higos por encima de cada capa y con ayuda de una espátula, cubrimos las dos capas inferiores con la crema de queso. Tenemos que conseguir una capa como de un centímetro de grosor. Las metemos en el frigorífico, para que endurezcan.
Cuando estén bien frías las dos capas inferiores, montamos el pastel, poniendo las tres capas, una encima de otra. Cubrimos el pastel con la crema de queso con ayuda de una espátula, hasta que esté totalmente tapada. Podemos hacer diferentes acabados, cubriendo todo el exterior con una capa gruesa y totalmente lisa, o hacer una capa más fina y dejarlo como sin acabar, como si le faltara crema (está muy de moda, los “naked cakes”) o cubrirla casi por completo y con una rasqueta o con la misma espátula, hacerle un dibujo todo alrededor y por la parte de arriba. Cada uno que elija.
Decoramos el pastel con higos frescos, un poco de mermelada de higos y con unas avellanas troceadas, esparcidas por toda la superficie. Podemos añadir también un poco de caramelo salado. Un punto de contraste.
Ya os he dicho muchas veces que en mi casa no somos mucho de bizcochos, pero a mi siempre me apetece prepararlos. Cuando veo los ingredientes de las recetas y las fotos de los bizcochos, siempre me llaman la atención. Y los preparo. Luego, lo normal es que los probemos, nos encanten y el resto se lo damos a un amigo, un vecino, o a los sufridos alumnos de mis hermanas….
En este caso, la receta es de la revista BBC GoodFood de septiembre/15 y en cuanto la vi, quise prepararla. La receta original, la preparan en un molde rectangular, que después cortan en tres trozos y lo decoran de forma parecida. La primera vez, lo preparé así, pero al cortar el bizcocho y los bordes no ser el exterior del mismo, a mí, se me desmigaba todo y me resultó muy difícil, por no decir imposible, cubrirlo de crema.

Pensé que era por hacerlo directamente, sin dejar enfriar el bizcocho en el frigorífico toda la noche. Nos lo comimos como pudimos y unos días después lo volví a intentar. En esta ocasión lo hice con tiempo, pero volví a tener el mismo problema, se desmiga mucho. Nos lo volvimos a comer.
Después de dos fracasos, decidí hacer el pastel en redondo y esta vez acerté. Lo he podido decorar y aunque no es perfecto, os lo he podido enseñar. También nos lo hemos comido!!!

Es la primera vez que en mi casa terminamos un bizcocho y no una vez, si no tres seguidas!!! Así que imaginaros como está el pastel, delicioso!!

8 comentarios:

  1. Que pinta más maravillosa, por favor. Feliz finde. Besos

    ResponderEliminar
  2. Presencia espectacular! Currado total de bizcocho, me ha encantado

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Preciosa y super original!!Que pasada de tarta!! =)

    ResponderEliminar
  4. ¡¡¡ Sin palabras....así me has dejado !!!! No sé ni qué decirte....sólo que quiero prepararlo. Sencillamente espectacular.
    Buen fin de semana.

    ResponderEliminar
  5. Auqnue no te lo creas tengo esta receta señalada desde que recibí la revista.A mí también me cautivó pero no he tenido ocasión de hacerla. Tomo nota de todo lo que cuentas.Ahora más que nunca ¡ la quiero hacer.....!
    Buen fin de semana,
    María José

    ResponderEliminar
  6. ¿Qué no es perfecto, Begoña? Besos para todas.

    ResponderEliminar
  7. Expectacular bizcocho nos traes hoy y sobre todo tiene que estar buenisismoooo... me ha encantado,bssss

    ResponderEliminar
  8. Bego, que pintaba !!!! Impresionante. Lo vas a repetir?????? Por favor porfa ...... ya sabes cuando jeeeee
    Un besazo desde Almería

    ResponderEliminar