domingo, 21 de diciembre de 2014

Tarta de Queso y Dulce de Leche

Ingredientes :

125 grs de Galletas Digestive
2 cucharadas de Azúcar
50 grs de Mantequilla

600 grs de Queso Philadelphia
150 grs de Azúcar
4 Huevos
225 grs de Nata líquida
1 cucharadita de Extracto de Vainilla
250 grs de Dulce de Leche
12 nueces pecanas
Preparación :

Precalentamos el horno a 150ºC sin aire, con un recipiente con agua en la base del horno y la rejilla justo encima, para hornear la tarta al baño maría.

Trituramos las galletas y las mezclamos con el azúcar y con la mantequilla derretida. Forramos con papel de horno el fondo y las paredes de un molde redondo desmoldable, lo engrasamos y cubrimos el fondo con esta pasta de galletas, alisando bien la superficie y apretando la masa, de manera que quede firme y consistente. Guardamos el molde en el frigorífico hasta que lo vayamos a usar.

Batimos con la pala de la amasadora el queso con el azúcar. Lo hacemos de forma suave, ya que no debemos incorporar aire a la mezcla. Después añadimos los huevos, uno a uno, esperando a que se incorpore bien el anterior, antes de echar el siguiente. Y seguido Incorporamos la nata y seguimos batiendo.
Por último añadimos el extracto de vainilla y 100 grs de dulce de leche. Seguimos mezclando con suavidad hasta que todo el conjunto sea homogéneo.

Vertemos la mezcla sobre el molde que tenemos enfriando, limpiando bien los bordes y engrasándolos antes. Ponemos el molde en la rejilla del horno, justo encima del recipiente con agua.

Horneamos la tarta una hora/hora y cuarto, aproximadamente, hasta que esté bien cuajada. La superficie se tostará ligeramente, si vemos que se tuesta más de la cuenta, la tapamos con un trozo de papel de aluminio. Cuando esté lista la sacamos del horno y la dejamos enfriar sobre una rejilla. Después la metemos al frigorífico y la dejamos hasta el día siguiente.

Desmoldamos la tarta y en el momento de servirla, la cubrimos con dulce de leche y la adornamos con nueces pecanas. Si el dulce de leche que utilizamos es muy espeso, lo derretimos en un cacito al fuego con unas cucharadas de nata. 
Esta es la tarta que preparé el año pasado para nochevieja. Un amigo argentino, Rodolfo, vino esa noche a cenar a nuestra casa con su familia y como pequeño homenaje, les preparamos esta tarta. Fue un éxito total!!!

Me gustan mucho las tartas de queso para estas fiestas, porque son fresquitas, puedes comer un trocito, lo justo para quitar el mono de dulce y aguantan muy bien varios días en el frigorífico. Ya sabemos que se llega al postre con dificultades.... y si solo hicieramos una tarta....

Tengo muchas recetas de “Chessecakes” publicadas. Este año he hecho como novedades, una de mandarina y otra de coco, espectacular!!! La publicaré dentro de unos días.

5 comentarios:

  1. Despues de leer con detenimiento el post, deduzco que la tarta no se mete dentro del baño maria como yo pensaba.. ayyy cuanto me queda por aprender!! el aspecto no puede ser más bonito y apetecible. Eres una máquina de las cheesecakes. un biquiño

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pilar, después de sufrir muchas veces, poniendo los moldes bien forrados al baño maría, descubrí que si los pones así, "al vapor" se hacen igual de bien.... y mucho más práctico!!!!

      Eliminar
  2. Madre mía, nos traes otra super tarta de queso y ya no sé cuál me gusta más, qué pinta tiene! Te ha quedado preciosa, el corte estupendo, me reservaba para llegar al postre sin lugar a dudas ;)

    1 besazo y felices fiestas!!

    ResponderEliminar
  3. Con la boca abierta nos has dejado, menudo corte tiene esa tarta!!! Y la presentación una preciosidad. Nos llevamos la receta.

    Un abrazo de las chicas de Cocinando con las chachas y Felices Fiestas!!

    ResponderEliminar
  4. Con lo que me gustan las tartas de queso, y lo golosa que soy, ésta tiene que estar para chuparse los dedos!!!
    Como no sé si podré pasar mucho estos días te deseo que pases unas felices fiestas y que el 2015 te traiga todos tus mejores deseos.
    UN BESITO Y FELIZ SEMANA,

    ResponderEliminar