lunes, 3 de noviembre de 2014

Tarta de Piña asada y Coco

Ingredientes :

1 Piña
1 Vaina de Vainilla
4 cucharadas de Agua
200 ml de Agua
125 grs de Azúcar moreno
1 Naranja
1 cucharada de Ron

120 grs de Mantequilla
200 grs de Harina
70 grs de Azúcar Glas
25 grs de Almendra molida
1 pizca de Flor de Sal
½ cucharadita de Extracto de Vainilla
1 Huevo

80 grs de Mantequilla
100 grs de Azúcar moreno
100 grs de Coco rallado
10 grs de Maizena
1 Huevo
1 cucharada de Ron
250 ml de Nata para montar
Preparación :

Preparamos con antelación la piña asada. Para ello, cortamos los dos extremos de la piña y la pelamos. Dividimos la piña en 6 trozos a lo largo de la fruta y le quitamos el centro a cada uno de ellos, la parte más dura de la piña.

Cortamos cada trozo en láminas de ½ cm de espesor. Yo lo he hecho a lo largo, pero creo que es más práctico hacerlo en el otro sentido. Ponemos todos los trozos en una fuente de horno.
Abrimos la vaina de vainilla, a lo largo, con ayuda de un cuchillo y sacamos las semillas. Ponemos las 4 cucharadas de agua en un cacito con las semillas de vainilla, las llevamos a ebullición, las retiramos del fuego y las dejamos en infusión 15 minutos.

Precalentamos el horno a 160ºC. 
En un cazo, preparamos un caramelo con el agua y el azúcar moreno. Los ponemos a hervir, removemos un poco con ayuda de una espátula y en cuanto empiece a hacer burbujas, esperamos a que tome color y se haga caramelo toda la mezcla. Hay que estar pendiente para que no se queme.

Lo retiramos del fuego y con mucho cuidado, para que no nos salpique, le añadimos la infusión de vainilla (la habremos colado), el zumo de la naranja y el ron caliente. 
Vertemos todo el líquido sobre la piña y lo horneamos durante 1 hora 45 minutos. De ver en cuando regamos los trozos de piña con el líquido de la cocción, para que coja un buen color de caramelo. Cuando esté lista la piña, la sacamos del horno y la dejamos enfriar.
Después preparamos la masa quebrada de almendras. Para ello, cortamos la mantequilla fría en trocitos y los guardamos en la nevera. Ponemos en el recipiente de la amasadora la harina, el azúcar, la almendra molida y la sal.

Mezclamos todo bien con la pala y empezamos a añadir la mantequilla muy fría, poco a poco. Se irá mezclando todo y se formarán grumos, como si fuera una arena gorda. Añadimos la vainilla y el huevo. Mezclamos un poquito más y paramos. No hay que trabajarla demasiado.

Ahora, con las manos, sacamos la masa del recipiente y hacemos una bola. La cubrimos con film transparente y la dejamos reposar un mínimo de 2 horas en el frigorífico o mejor toda la noche.

Podemos preparar la piña asada y la masa de almendras el día anterior a hacer la tarta y así, solo nos queda  preparar la crema, el montaje y el horneado de la misma.
Sacamos la bola de masa del frigorífico. Si está muy fría, dejamos que se atempere un rato, para poder estirarla bien. Forramos la base de un molde desmoldable con papel de horno y engrasamos bien todo el molde.

Ponemos la masa entre dos papeles de horno y con ayuda de un rodillo la estiramos, hasta que tenga un espesor de unos 2 milímetros. Quitamos el papel que está por encima y con ayuda del de debajo, ponemos la masa sobre el molde. La ajustamos bien y cortamos el sobrante, pasando el rodillo por el borde. Metemos el molde en el frigorífico durante 1 hora. 
Para preparar la crema necesitamos que la mantequilla esté muy blanda, a punto de pomada. La ponemos en el recipiente de la amasadora y la batimos con la pala. Añadimos poco a poco y en orden el resto de los ingredientes: el azúcar moreno, el coco rallado, la maicena, el huevo y el ron.

En otro recipiente, montamos la nata bien fría. Con mucho cuidado y con ayuda de una espátula, la incorporamos a la mezcla anterior, hasta conseguir una crema homogénea.
Precalentamos el horno a 160ºC. Mezclamos la crema de coco con la mitad de la piña caramelizada troceada. Rellenamos con esta crema la masa que tenemos enfriando en el molde. Horneamos la tarta durante 45 minutos, hasta que adquiera un color dorado uniforme. La sacamos del horno y la dejamos enfriar sobre una rejilla, antes de desmoldarla. Entonces la cubrimos con el resto de la piña asada, de forma ordenada. La guardamos en frío hasta el momento de servirla.
Este verano y ya es la segunda vez, he tenido la inmensa suerte y el inmenso honor, de recibir a Lola y Carlos Dube de Mercado Calabajío, en mi casa. Y no solo porque les adore a ellos, que ya sabéis que es así, si no porque este hecho actúa como un resorte para todas las Tamango Bloguers, y se presentan en mi casa una inmensidad de blogueros, deseando cenar con Carlos y familia y vienen cargados de comida, como si se fuera a acabar el mundo!!!!!!!
Cuando vienen Pilar la Lechuza y familia pasa lo mismo…. A mi me encantan estas reuniones. Por un lado nos juntamos gente afín, que nos caemos bien, que ya, después de tanto tiempo nos queremos y por otro lado, disfrutamos de todos los platos que preparamos para esa ocasión y hablamos sin parar de cocina, gastronomía y de cualquier tema que se proponga.
El otro día publiqué la tarta que había hecho para la comida con Pilar, la tarta helada de manzanas y moras. Bueno, pues la receta de hoy es una de las dos tartas que hice para la cena con Carlos Dube. La otra fue la Tarta de Ricotta y Frambuesas que ya tenía publicada.

Para mi gusto esta tarta es deliciosa!!!! La mezcla de piña y coco es perfecta y con la masa de almendra, es realmente la combinación definitiva. La receta es del libro “Sucré” de la pastelería Ladurée de París. Sobran las palabras, todo lo que venga de esa pastelería es delicado, fino, sabroso, una obra de arte!!!

Os animo a prepararla, se que os va a encantar. En mi casa ya se ha convertido en una de nuestras tartas favoritas…. otra para la colección!!

5 comentarios:

  1. Qué rica, te ha quedado preciosa, me encanta este tipo de tartas con masa quebrada y la fruta, siempre congenian fenomenal, y ese mordisco crujiente con lo jugoso de la fruta...mmmm!

    ResponderEliminar
  2. Magistral! Deliciosa! Qué te voy a decir, tarta que te veo, tarta que se me antoja! Y más habiéndola probado....

    ResponderEliminar
  3. Una tarta para quedar divinamente hasta con el más exigente....menuda receta !!!!!
    Besitos.

    ResponderEliminar
  4. Qué exótica esta tarta, la combinación del coco y la piña a mi me encanta

    ResponderEliminar