lunes, 31 de octubre de 2011

Salmón con Alcaparras, Eneldo y Flor de Sal del Cabo de Gata


Ingredientes :

2 lomos de Salmón fresco
4 cucharadas de Alcaparras
2 cucharadas de zumo de Limón
6-8 cucharadas de Agua
4 cucharaditas de Eneldo
Aceite de Oliva
Pimienta Negra
Flor de Sal del Cabo de Gata


Preparación :

Ponemos una  sartén al fuego con temperatura media-fuerte. Cubrimos el fondo con aceite de oliva y cuando esté muy caliente, ponemos los trozos de salmón con la parte que no tiene piel bocabajo. Lo freímos durante ¾ minutos y cuando esté dorado le damos la vuelta. Añadimos pimienta recién molida y un poquito de sal y freímos por el otro lado durante unos minutos, hasta que esté bien hecho. El tiempo dependerá del tamaño del trozo de salmón y del gusto de cada uno, teniendo cuidado de no secarlo demasiado.

Entonces añadimos un poco más de aceite, las alcaparras y el zumo de limón mezclado con el agua. Hervimos todo junto durante 1 minuto y lo retiramos del calor. Espolvoreamos con el eneldo picado y cubrimos con un pellizco de Flor de Sal. Ya está listo para servir.


Una receta sencillísima y sanísima y una forma diferente de comer el salmón. La receta es de la revista BBC GoodFood de Noviembre y yo la he aprovechado para presentaros la Flor de Sal del Cabo de Gata, ya que le va perfectamente.

He tenido la oportunidad de recibir un lote de sal de la empresa Salins (Unión salinera – Disal), donde se incluye esta Flor de Sal del Cabo de Gata. He utilizado durante mucho tiempo la Flor de sal “Le saunier de Camargue”, sal francesa que distribuye en España esta misma empresa, pero ahora nos dan la oportunidad de disfrutar de esta otra sal, procedente de las salinas del Cabo de Gata, Parque Natural, y que por su método de recolección y su proceso de secado, hacen que sea una sal totalmente natural y artesanal.


Os voy a transcribir un extracto de la descripción que hace esta empresa en su página web y que creo que describe perfectamente lo que es este tipo de sal y las ventajas que tiene :


En las noches de verano, cuando la oscuridad pone a enfriar los termómetros, los pequeños granos de sal que duermen en el fondo marino emergen hasta la superficie y se juntan atraídos como por un imán, formando pequeñas láminas de cristal de una rara belleza. Con la primera luz del día, las Salinas de Cabo de Gata amanecen cubiertas por miles de flores de sal, más hermosas de lo que nunca hayan estado antes. Y antes de que el viento las sople, las manos de los hombres las recogen cuidadosamente, dejándolas secar al sol durante más de un año para que permanezcan puras, blancas y conserven todo el sabor del mar.

De las salinas del Parque Natural de Cabo de Gata, Disal -la marca de la sal desde 1923- obtiene una sal gourmet naturalmente blanca en su forma más exquisita: la flor de salsal es la reina de las sales por su textura fina y crujiente. Su blancura y formas irregulares son totalmente naturales.

Su exquisitez debe mucho a la dificultad de su cultivo, ya que el proceso de cristalización de la flor de sal se produce en la superficie del agua al amanecer, durante el rocío. La recolección se lleva a cabo sólo los días que no sopla el viento para evitar que el grano se vaya directamente al fondo y se hace manualmente con una pala.

Tras su recogida manual, la flor de sal tampoco sufre ningún proceso industrial durante su secado; para que esto ocurra, se introduce en grandes sacas, donde la intemperie, el sol y el viento la secarán durante un año. Se trata, por tanto, de una sal artesanal, exclusiva, sin aditivos, de producción muy limitada.”


Si visitáis la página web de la empresa podréis descubrir todos los productos que comercializa y la gama completa de las sales obtenidas en el Cabo de Gata. Estoy encantada, porque ya que era consumidora habitual de este tipo de sales, me apetece mucho más que sea de un origen español y nada menos que del Cabo de Gata, que me queda tan cerquita!!!! Podréis encontrar estas sales en todas las grandes superficies (yo la he visto en el C.I.)

Os recomiendo que probéis la receta, con su sal  y ya veréis el resultado. Un toque delicioso!! Y también os recomiendo que no dejéis de visitar el Cabo de Gata, en Almería, Parque Natural de una belleza espectacular.

Gracias Jaime.

21 comentarios:

  1. Hola, Begoña.
    Yo también he colgado ya mi receta con flor de sal: Tabulé con caviar de tomate y flor de sal.
    http://vegetalytal.blogspot.com/2011/10/tabule-con-caviar-de-tomate-y-flor-de.html
    Gracias, de nuevo.
    Bs.
    Carlos,, de Vegetal... y tal.
    http://vegetalytal.blogspot.com

    ResponderEliminar
  2. Hola Begoña
    Aqui te dejo el enlace a mi post.
    No me subido receta, pero si he puesto referencia a las recetas que he preparado con ella.
    Espero que os guste.
    Muchas gracias.
    http://www.alcalordelhorno.com/2011/10/flor-de-sal-cabo-de-gata.html

    Besos y buena semana.

    ResponderEliminar
  3. qué delicia!! ese primer plano transmite todo el sabor del salmón y es que además utilizar una buena sal es fundamental ;)

    Salu2, Paula
    http://conlaszarpasenlamasa.cultura-libre.net
    http://galletilandia.cultura-libre.net

    ResponderEliminar
  4. La verdad es que esta sal solo con pan y aceite está muy rica, yo hace unos meses que la conozco y la tengo como sal de mesa.
    He publicado Blog de cuina de la dolorss: Patatas aplastadas dos texturas (Olla Rápida), esa sal le va de maravilla, lo mismo que ese salmón, un aspecto sensacional.

    Petons

    ResponderEliminar
  5. Mmmm con lo que nos gusta el salmón, este nos va a encantar. Tiene una pinta deliciosa.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  6. Que rico!!! me encanta la pizarra donde lo sirves...beeesos

    ResponderEliminar
  7. Buenísimo, con lo que nos gusta el salmón. Fíjate, cuando lo he visto, pensaba que llevaba mantequilla al llevar limón y alcaparras, supongo que por lo de meunière.

    Bravo!!

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  8. Se me van los ojos Begoña!!! con lo que me gusta a mí el salmón. Te ha quedado sensacional.

    Ummm me tienta lo de la flor de sal de Cabo de Gata..anda que no he visitado yo veces las salinas de Cabo de Gata cuando era pequeña..vivía en un pueblo no muy lejos de allí.

    Un besote!

    ResponderEliminar
  9. creo que en mi vida no habia visto nunca un pescado con una pinta tan increiblemente buena!me encanta!un besitoo

    ResponderEliminar
  10. a mi me encanta esta sal, es una maravilla¡

    ResponderEliminar
  11. Qué cosa más rica, yo que no salgo del salmón a la plancha!!

    ResponderEliminar
  12. Nunca se me hubiera ocurrido echarle alcaparras al salmón y ¡me encanta! Una receta muy apetitosa!!
    Saludos,
    Aurélie

    ResponderEliminar
  13. Buenisima propuesta, con solo verlo se me hace agua en la boca. Muy bien explicado. Hoy día cuesta mucho encontrar recetas bien explicadas, detalladas y en video.
    Y que pinta deliciosa tiene el salmón.

    Saludos

    ResponderEliminar
  14. cocinar sin sal no es lo mismo... salmón para preparar

    petonets

    ResponderEliminar
  15. Que buena pinta tiene este salmón¡¡
    La verdad es que la sal hace tanto en los platos.
    Me gusta mucho lo que me has contado sobre la Sal

    besitos

    Patricia

    ResponderEliminar
  16. hola que me tenga que enterar por aqui lo de la sal siendo de cabo de gata .... tiene una pinta deliciosa voy a enterarme donde comprarla y probar gracias por las recetas tienes un blog muy chulo y creo que contraproducente con mi dieta jjeje

    ResponderEliminar
  17. Luce como un plato tipico horiental le faltaria un poco mas de salsita para que sea mas jugosa

    ResponderEliminar
  18. Que buena receta! y súper sencilla.. Sin duda la probaré..
    una consultita.. Qué le pondría en lugar de las alcaparras??
    Gracias!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mª Louisa, gracias por visitarme!!!!
      No se, pero si no te gustan las alcaparras podrías poner unas aceitunas picadas o quizás unos trocitos de pimiento rojo....
      Y sobre las mousses, tengo ublicada la mousse de chocolate y una tarta mousse de violetas y alguna otra receta.... son tantas!!
      Un saludo, Begoña

      Eliminar