domingo, 10 de mayo de 2015

Bollitos de Cardamomo

Ingredientes :

390 grs de Harina Panadera
210 grs de Leche
75 grs de Azúcar
75 grs de Mantequilla
9/12 grs de Levadura fresca
4 grs de Sal
1 cucharadita de Cardamomo molido

70 grs de Mantequilla
70 grs de Azúcar moreno
1 cucharadita de Cardamomo molido

1 Huevo
Azúcar perlado
Preparación :

Calentamos un poco la leche y echamos dentro la mantequilla. La removemos hasta que se derrita. Podemos hacerlo en el microondas. Una vez derretida y si no está muy caliente, añadimos la levadura y seguimos removiendo para que se integre totalmente. Si la leche estuviera caliente, deberemos esperar a que esté tibia o fría, para incorporar la levadura.

Ponemos en un bol tres cuartas partes de la harina y la mezcla de leche. Removemos hasta que se empiece a formar una pasta y se separe de las paredes del bol, unos 5 minutos.
Mezclamos el resto de la harina con el azúcar, la sal y las semillas de cardamomo molido. Lo incorporamos a la masa anterior y amasamos, durante 10 minutos, hasta que la masa esté completamente lisa y brillante. Formamos una bola y la dejamos fermentar durante 1 hora.
Pasado ese tiempo, sacamos la bola a una superficie de trabajo enharinada, y la estiramos con un rodillo, hasta conseguir un rectángulo de masa de 30 x 40 cms. aproximadamente y de un grosor de unos 3 mm.
Hacemos la mezcla del relleno con la mantequilla a temperatura ambiente, el azúcar moreno y el cardamomo. Tenemos que obtener una mezcla homogénea a la que echaremos un poquito de harina, para que luego no desborde la mantequilla en el horno.
Extendemos la mezcla, con la ayuda de una espátula, por dos terceras partes de la masa y la doblamos en tres partes, como si fuera un tríptico. La dejamos reposar, tapada con un paño, 10 minutos, para que se relaje la masa. Cortamos la masa en tiras de 1 cm. por el lado más corto del rectángulo. Nos saldrán unas 15 tiras.
Cogemos cada tira por los dos extremos, la estiramos un poco y la retorcemos, formando espiral. Enrollamos la masa sobre sí misma, haciendo un moñito. Vamos poniendo los bollitos sobre una bandeja de horno, cubierta con papel. Los ponemos espaciados, porque tienen que crecer.
Precalentamos el horno a 250ºC. Dejamos fermentar los bollitos 60 minutos, sin que se hinchen mucho. Los pincelamos con huevo batido y espolvoreamos por encima azúcar perlado. Los horneamos durante 7/8 minutos, hasta que estén bien dorados, pero tienen que estar blandos por la base, como si les faltara un poco para hacerse. De esta manera los bollos estarán jugosos por dentro. Si se hacen demasiado, acabarían estando secos.

Los dejamos enfriar sobre una rejilla y ya están listos para comer!!
Estos bollitos los podemos hacer también rellenos de canela, sustituyendo la cucharada de cardamomo del relleno por una de canela. O los podemos rellenar de hinojo, anís, clavo…. O con pasas y nueces… Lo podemos enrollar en el otro sentido, como un brazo de gitano y cortarlo en rodajas de 1 cm.
Hace una semana tuve la suerte, por tercera vez, de asistir a un curso de pan con Ibán Yarza. La verdad es que es un verdadero lujo poder asistir a sus cursos, se aprende tanto!!! En esta ocasión, el curso era de “Panes suecos”.

Ibán es un enamorado de Suecia y te transmite todas sus sensaciones, de manera que tu mismo acabas adorando ese país. Yo, hace tiempo que empecé a conocer la gastronomía y repostería de los países nórdicos, está de moda. Pero no había hecho mucho caso a los panes… lo que me estaba perdiendo!!!
Tienen una gran variedad de panes, panes de centeno intenso, panes crujientes, una bollería muy variada, muchas recetas para probar, que podemos encontrar entre los panes que nos ofrece Ibán en su libro “Pan casero”.

Yo os recomiendo que no os perdáis este libro, que no os perdáis los cursos de Ibán si tenéis posibilidad de ello y que no os perdáis estos bollitos que son una delicia… suaves, tiernos, aromáticos y muy, muy sabrosos!!!!
Por cierto, el cardamomo molido lo podéis encontrar así en las tiendas especializadas, pero tened cuidado con las caducidades o el tipo de envase. El cardamomo molido, con el tiempo pierde el aroma y el sabor. O lo compráis entero, sacáis las semillas y las moléis o hay que comprarlo lo más fresco posible o bien envasado.
Yo tengo la suerte de vivir en un pueblo que tiene un supermercado de lujo: Iranzo. Se adaptan a las necesidades de todos los clientes que llegan, sean de la nacionalidad que sean. 

El turismo nórdico ha crecido muchísimo en los últimos años y en Iranzo puedes encontrar todo tipo de productos de esos países: harinas, azúcar, siropes, todo tipo de panes, salsas, aderezos,…. Y el cardamomo molido en sobrecitos, con la cantidad justa para hacer una receta de bollería. Todo un acierto!!!

6 comentarios:

  1. Desde luego son una dellicia, los he hecho un par de veces y vuelan. Qué suerte contar con ese supermercado cerca!! yo voy a uno inglés que me pilla a unos 40 km pero no tienen el azúcar perlado ni el cardamomo... el cardamomo molido lo compré en Islandia este verano jejeje

    besazos guapa

    ResponderEliminar
  2. ¡ Qué recuerdos mi paso por Iranzo....!
    Los bollitos tienen un aspecto maravilloso. Tú eres una alumna aplicada.Yo he estado dos veces con Ibán pero luego no pongo en práctica lo que aprendo.
    Los bollitos tienen un aspecto maravilloso. Tendré que moler el cardamomo....( o volver a Iranzo, ja.ja ).
    Un abrazo,
    María José.

    ResponderEliminar
  3. Estos bollitos son todo un lujo, me apunto la receta, además tengo cardamomo que lo he utilizado en varias recetas de repostería. ¡Hay que probarlos!.

    Saludos

    ResponderEliminar
  4. Te ha salido igual o mejores que a Ibán, qué pintaza Begoña! Otra receta que pongo en la lista de pendientes. Creo que me llama más para este fin de semana hacer los bollos de canela. ya te contaré...
    Se me caen la baba con los bollitos y con las fotos!

    Un beso!

    ResponderEliminar
  5. son unos bollitos que me encantan, tengo unas ganas locas de hacerlos!!

    ResponderEliminar
  6. Pues ya lo he intentado dos veces y nunca he tenido plaza, me quede con muchas ganas de hacer el curso de panes suecos, porque adoro este tipo de bollería, menos mal que te tenemos a ti para compartir los conocimientos aprendidos. No creo que tarde en hacer estos bollitos, se ven deliciosos.

    ResponderEliminar